los automóviles que circulan

Por qué compramos los españoles los coches que compramos

Los vehículos ya no son tanto un símbolo de estatus: un estudio revela que el Seat Ibiza y el Renault Mégane son los automóviles que más circulan por las carreteras españolas

Foto: Seat y su modelo Ibiza dominan con claridad el mercado español.
Seat y su modelo Ibiza dominan con claridad el mercado español.

Los años de la crisis casi han acabado con uno de los grandes símbolos de estatus: los coches. Si el estereotipo señalaba al automóvil como el objeto de consumo que mejor representaba una determinada posición económica y social, en la última década “ha perdido cierta relevancia y brillo en ese sentido”, como señala el sociólogo Carlos Fernández, de la Universidad Autónoma de Madrid.

Una observación que se compadece perfectamente con el más que exhaustivo estudio (seis millones de coches de los 23 que circulan en España) elaborado por Estamos Seguros y difundido por Unespa, la patronal del sector. Las marcas y modelos más frecuentes lo son por cuestiones de tipo práctico y económico, fundamentalmente. La edad media de un coche que ruede por las carreteras españolas es de 13 años.

Mientras los hombres van adquiriendo modelos cada vez más grandes, las mujeres se mantienen fieles a los utilitarios

La primera conclusión del trabajo es que los coches más frecuentes entre los hombres son el Renault Mégane y el Seat Ibiza. Estos modelos también son los más habituales entre las mujeres, si bien en el orden inverso. Se han comparado 437 marcas y más de 3.000 modelos. En la elaboración del informe se han analizado todos los coches que, hoy por hoy, recorren calles, carreteras, plazas y plazuelas, ya se trate de versiones veteranas o de última generación. Las aseguradoras conocen la composición del parque móvil porque es obligatorio contratar una póliza a terceros para circular con un vehículo a motor.

Un portavoz de la patronal de los seguros califica el informe de “foto fija” de los automóviles que circulan a día de hoy por España. “Pero también de quien va dentro de ellos”. Y hay datos curiosos. Por ejemplo, que las mujeres son el 30% de los conductores, pero en la franja de menos de 40 años ya hay casi paridad. Y que mientras los hombres van adquiriendo modelos cada vez más grandes, las mujeres se mantienen fieles a los utilitarios.

Lavado de cara ecológico

Sin embargo, el también sociólogo Luis Enrique Alonso (catedrático en la Universidad Autónoma de Madrid) no cree que las cosas hayan variado tanto, si acaso "por un lavado de cara en los temas ecológicos". En opinión de este académico y escritor, el automóvil "sigue siendo el bien capitalista por excelencia y eso no va a cambiar con facilidad". Desde su punto de vista, aunque los coches se dirijan a un segmento medio cada vez "son más grandes y ampulosos".

En algunos de sus trabajos de campo, Alonso se ha topado con gente que tenía previsto invertir sus pequeñas indemnizaciones por despido "en mejorar y arreglar sus coches, cosa que me resultó muy sorprendente". Las dualizaciones sociales, en la que hay gente con rentas muy altas y otra muy desfavorecida, se siguen observando "en el tipo de vehículo que cada uno elige", según el sociólogo, que entiende que "el consumismo intrínseco es el mismo que antes de la crisis".

En nuestras investigaciones sobre consumo si salía la palabra 'coche' era para decirnos que no lo podían cambiar

Los coches más vendidos varían según el sexo y la edad del conductor. Así, los varones más jóvenes suelen estrenarse con un Seat Ibiza. Al llegar a la treintena cambian de vehículo y se suben a un Volkswagen Golf. Luego, rebasados los cuarenta y hasta que dejan de conducir, se mueven en un Renault Mégane. Otros modelos de gran aceptación entre los hombres de distintas edades son el Seat León, el Volkswagen Golf y el Citroën Xsara. A los hombres de cierta edad, en definitiva, les gustan las berlinas.

Ellas, en cambio, apuestan siempre por el mismo coche. Sean de la edad que sean, el Seat Ibiza es el modelo que conduce una mayor cantidad de mujeres en España. Otros turismos muy populares entre las conductoras son el Renault Clio y Renault Mégane y, de nuevo, el Volkswagen Golf. De esta forma y en base a las ventas acumuladas durante varios lustros, las marcas con más vehículos en circulación actualmente en el segmento de turismos en España son, en este orden, Renault, Citroën, Seat y Peugeot.

BMW, capricho joven

Para Fernández, en estos últimos años los argumentos para adquirir un vehículo han sido más pragmáticos. “En nuestras investigaciones sobre consumo si salía la palabra 'coche' era para decirnos que no lo podía cambiar”, revela el sociólogo, que insiste en que los valores asociados a las marcas ahora tienen que ver con la seguridad o la durabilidad. “En la parte simbólica, poco a poco se irá desplazando hacía los modelos más ecológicos o eléctricos para mostrar que uno está concienciado y diferenciarse así de los que son indiferentes a ese tipo de asuntos”.

Entre las marcas más populares abundan los nombres europeos, pero hay un puñado de excepciones. Es el caso de Ford, que cuenta con muchos adeptos, al igual que Toyota y Nissan. Las enseñas japonesas destacan por su especial aceptación entre las mujeres. Un análisis de las preferencias de marcas y modelos por comunidades autónomas refleja que la existencia de alguna factoría de montaje en la región influye en la popularidad en ese territorio. España es el segundo fabricante europeo de automóviles, tras Alemania. Es significativo que Renault, con centros de producción en Valladolid y Palencia, sea el fabricante con más vehículos en circulación en Castilla y León. Seat, que tiene presencia fabril en Martorell (Barcelona), ostenta ese puesto en Cataluña. Citroën se sitúa a la cabeza en Galicia, donde cuenta con una planta en Vigo (Pontevedra). Ford es el nombre de referencia en la Comunidad Valenciana. Coincide que la firma estadounidense tiene un centro de producción de Almussafes (Valencia).

Entre conductores más veteranos destaca el Volkswagen Passat. Es el vehículo por antonomasia de los hombres a partir de los cuarenta

Pero al igual que se miran los vehículos más comunes, también merece la pena echar un vistazo a aquellos modelos que, sin ser necesariamente los más vistos, sí destacan por llevar a bordo al mismo tipo de conductor una y otra vez. Bajo esta óptica, el BMW Serie 3 es un coche que, casi siempre, es conducido por varones de entre 18 y 39 años. Entre conductores más veteranos destaca el Volkswagen Passat. Es el vehículo por antonomasia de los hombres a partir de los cuarenta años. Otros turismos con gran aceptación entre los conductores de distintas edades son el Audi A4, el Ford Mondeo y el Renault Laguna.

El perfil de coche típicamente femenino es distinto. Ellas se decantan por vehículos urbanos y utilitarios. El Nissan Micra es un modelo en el que más a menudo irá una mujer al volante. Eso sí, puede ser de cualquier edad, puesto que este vehículo goza de gran aceptación tanto entre las veinteañeras como entre las conductoras de mediana edad y las de más de 60 años. Otros modelos de gran éxito entre las mujeres son el Toyota Yaris, el Volkswagen Polo y el Citroën C3.

El estudio solo tiene en cuenta aquellos modelos que han vendido más de 10.000 ejemplares. Por eso no figuran las marcas del segmento del lujo ni los coches eléctricos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios