profilaxis pre-exposición (Prep)

"Soy homosexual y tomo una pastilla cada día para no contraer el VIH"

La organización BCN Checkpoint, de Barcelona, abrirá en septiembre un centro pionero para ayudar a las personas que consumen Truvada, un fármaco que te protege del VIH

Foto: Joseph Candeloro, una de las personas que viven en España y toman la Prep.
Joseph Candeloro, una de las personas que viven en España y toman la Prep.

"Siempre tenía esa duda en la cabeza: ¿me dice la verdad?, ¿seguro que no está infectado?". Durante la mayor parte de su vida, Joseph Candeloro se hacía esta pregunta cada vez que mantenía relaciones sexuales, dejando en manos del otro la posibilidad de contraer el VIH. Cansado de mirar a los hombres con los que se acostaba "con miedo", hace cuatro años habló con su médico sobre ello y, desde aquella consulta, Joseph toma una pastilla a diario para protegerse del sida. "Ahora tengo la situación bajo control. Los hombres con los que mantengo relaciones sexuales han dejado de ser una amenaza para mí", explica a este diario.

Joseph sigue un tratamiento de prevención del VIH denominado profilaxis pre-exposición (Prep) que a día de hoy solo se comercializa bajo el nombre de Truvada, por lo que también es habitual referirse al mismo con esta palabra. Según explican varios especialistas, se trata de un método eficaz a la hora de evitar el contagio entre los colectivos con más riesgo de infectarse, como por ejemplo los homosexuales, bisexuales y transexuales. En nuestro país, sin embargo, no está permitida su venta, y es que si el médico de Joseph pudo recetárselo en 2013, cuando él tenía 36 años, fue porque entonces vivía en San Francisco, Estados Unidos.

El condón sigue siendo necesario, pero lo que se pretende es añadir nuevas estrategias que nos permitan reducir la elevada incidencia de VIH

Más allá de Norteamérica, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó este fármaco el pasado agosto y países como Francia o Noruega también han dado luz verde al mismo en el último año, pero en España sigue sin moverse ficha al respecto. Por esta razón, cuando Joseph decidió trasladarse a Barcelona hace tres años, se encontró con que las farmacias no tenían el medicamento que le había permitido poner punto y final al "terror que acompaña a las relaciones sexuales". Lejos de olvidarse del mismo y buscar otra opción, el recién llegado dio con la forma de seguir el tratamiento, aunque para ello tuvo que incurrir en una práctica ilegal: "Lo conseguía en Estados Unidos, gracias a gente a quienes también se lo recetaban, y entonces me lo mandaban aquí. Nuestra comunidad se ayuda y tengo la suerte de contar con buenos amigos", explica.

Desde entonces, Joseph ha podido tomar el fármaco gracias a la gente que conoce en San Francisco, hasta que hace mes y medio escuchó hablar de una asociación en Barcelona que iba a llevar a cabo un estudio clínico con estas pastillas. BCN Checkpoint, organización que diagnostica el 40% de los casos de sida en Cataluña, es la que está detrás de este proyecto que ya cuenta con alrededor de 230 participantes. "Ellos buscaban voluntarios y yo entraba dentro del criterio, así que ahora soy parte del estudio", explica Joseph. La asociación ofrece además controles médicos gratuitos a alrededor de 40 personas que "obtienen el medicamento por su cuenta", y es que cada vez son más los españoles que lo compran a través de internet o de amigos en el extranjero, siendo Reino Unido el país desde el que más envíos se producen.

​¿Y qué pasa con el condón?

La pregunta también podría plantearse con otros productos que se venden en España, como las pastillas anticonceptivas, pero resulta interesante la respuesta que da al respecto el director de BCN Checkpoint, Ferran Pujol: "Si la Truvada se toma correctamente, con control médico, tiene una eficacia cercana al 99% a la hora de prevenir el contagio de VIH, lo que la sitúa por encima del preservativo", explica. A esto cabe añadir que, pese a las campañas de concienciación que se llevan a cabo para subrayar la importancia de usar condón, son muchas las personas que siguen sin atender a las mismas, lo que convierte a la Prep en una oportunidad para la lucha contra el sida.

De todos modos, el director de BCN Checkpoint insiste en que ambas opciones no son excluyentes, ya que "lo mejor sería utilizar tanto una como la otra, consiguiendo así que el preservativo siga protegiendo a las personas de otras infecciones rectales o vaginales y de la gonorrea". En este sentido, Pujol aclara que "el uso del condón sigue siendo necesario, pero lo que se pretende es añadir nuevas estrategias que nos permitan reducir la elevada incidencia de VIH que hay en España".

Envase del medicamento Truvada, el primer fármaco para reducir el riesgo de infección por el virus VIH. (EFE)
Envase del medicamento Truvada, el primer fármaco para reducir el riesgo de infección por el virus VIH. (EFE)

La Truvada se puede tomar a diario, la opción más recomendada, pero también de forma esporádica, para lo que haría falta "ingerir una entre dos y 24 horas antes de la posible exposición y otra 24 horas después". Sea cual sea el modo de empleo, Pujol señala que siempre se debe hacer "bajo control médico", y es que el tratamiento exige además un chequeo cada seis meses para asegurarse de que el paciente no ha contraído ninguna enfermedad de transmisión sexual. Cuando se le pregunta a Joseph por este requisito, su respuesta es tajante: "Nunca me he sentido tan saludable".

Cabe señalar, sin embargo, que al igual que ocurre con otros fármacos, la Prep también puede tener efectos secundarios. "Muy pocas personas los experimentan y son de carácter leve, como molestias gastrointestinales, algún tipo de jaqueca... Pero el tratamiento sí está desaconsejado para aquellos que no tengan una buena función renal", explica Pujol, subrayando una vez más la importancia de acudir a un especialista para que haga un seguimiento.

¿Por qué no se vende en España?

"Uno de los objetivos es seguir presionando a la Administración para que apruebe cuanto antes el uso de este tratamiento en España", señala el director de BCN Checkpoint, y es que la organización considera que "los argumentos que plantean son en muchos casos una excusa dilatoria". Según explica, "hay un factor que no se puede obviar" a la hora de abordar las reticencias por parte de las autoridades, y ese es el económico: "La Truvada todavía goza de patente y tiene un coste muy elevado, por lo que es evidente que el precio es uno de los principales escollos a la hora de proceder a su implementación", asegura.

Pujol apunta en este sentido a que hace falta que "la industria farmacéutica actúe con responsabilidad y sea capaz de negociar con el Ministerio de Sanidad un precio razonable", ya que en caso contrario "se estaría extorsionando a los estados". Su organización insiste en que aprobar la venta de estas pastillas supone además una inversión, puesto que cada año se diagnostican en España alrededor de 3.500 casos de VIH y "el tratamiento tiene un coste muy elevado, a lo que habría que añadir que la esperanza de vida de los enfermos no deja de aumentar". Dadas las críticas de este experto contra la Administración, El Confidencial se ha puesto en contacto con el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para preguntarles al respecto, pero por el momento no ha obtenido respuesta alguna por su parte.

Por otra parte, quienes más sufren la falta de regulación son las personas que ya están bajo este tratamiento y pagan unos 50 euros mensuales por el mismo, aunque desde BCN Checkpoint matizan que resulta "muy difícil radiografiar esta situación y el coste que conlleva". En este sentido, Pujol apunta a la existencia de "un mercado negro con precios al alza", lo que impide dar cifras exactas al respecto. Cabe señalar, además, que personas como Joseph prefieren no hablar sobre el dinero que tenían que pagar antes de sumarse al estudio clínico, ya que, según dice, "todo en la vida tiene un precio, a veces justo y otras exagerado".

Respecto a los objetivos que se marca la organización BCN Checkpoint para el futuro, su director anunció hace tan solo unos días que en los próximos meses abrirán un centro especializado en la atención de aquellas personas que toman la profilaxis pre-exposición, una inciativa pionera en Europa. Cuando se le pregunta por una fecha exacta, apunta a septiembre, aunque reconoce que no sabe si para entonces el fármaco se habrá aprobado en España. En el caso de que su venta no se autorice, Pujol afirma que su organización seguirá ofrecienco estudios clínicos y controles médicos gratuitos en este nuevo centro, tal y como hacen ahora: "Ante la ausencia de un acceso regulado a un fármaco que les va a proteger del VIH, nosotros no podemos desanirmalos a que lo adquieran por su cuenta. Hace falta que las autoridades den un paso al frente".

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios