¿una manicura, caballero?

Las fiestas de navidad más salvajes organizadas por banqueros

Con un poco de suerte, tus jefes te regalarán unos turrones, o un jamón, y te invitarán a cenar. Lo de estas grandes empresas de servicios financieros es otro nivel

Foto: Por todo lo alto. (Claire Artman/Corbis)
Por todo lo alto. (Claire Artman/Corbis)

¿Qué hacen los altos cargos de los bancos más poderosos del mundo para celebrar las pascuas? Quizá esta época de generosidad cristiana les haga reflexionar sobre sus responsabilidades y sus elecciones vitales. ¿Se humedecen sus ojos junto al árbol rememorando su infancia y la primera hucha que les trajo Papá Noel? ¿Abandonan sus presiones cotidianas y se disfrazan de vagabundos para repartir fajos de billetes a los más necesitados los días de fiesta?

Es posible, pero no tenemos pruebas. De lo que no hay duda es de que se pegan unas farras fenomenales.

Sobre ello ha escrito Sarah Butcher en 'Financial Careers'. Aunque parte del encanto de esta información es que es incompleta -los periodistas no suelen ser bienvenidos en este tipo de eventos- propone un ranking muy jugoso con los titulares de cada una de estas veladas de alcohol, mujeres y comodidades solo al alcance de los que manejan los destinos financieros de la mayoría.

Pasen y vean. Y luego váyanse, que la moqueta dorada no es para pisarla con zapatos de saldo.

1. Bloomberg, Londres, 2000

En 2000, recuerda Butcher, había mucho que celebrar en el mundo financiero. La tecnología había revolucionado la bolsa y Bloomberg reconoció haber gastado un millón de libras en el evento (1.200.000 euros).

El motivo de la fiesta fueron los siete pecados capitales, suponemos que porque la avaricia por sí sola es menos divertida. La gula estaba representada en las diez barras de comida y bebida: una de sushi, otra en la que solo se sirvieron trufas y dulces...

Los empleados recibían masajes en el cuello y manicuras, tenían a su disposición un cabaret y un casino y disfrutaron con la actuación de drag queens y grupos musicales en directo.

También había, según los asistentes, una 'habitación de la lujuria' con una cama de siete metros de ancho vestida de satén púrpura. Desde luego, no creemos que se usara solo para dormir.

2. Deutsche Bank, Equinox, 2001

El año siguiente, Robbie Williams, en lo más alto de su fama y sin ningún deseo aún de reunirse con los Take That, actuó en la fiesta anual de accionistas del Deutsche Bank en Londres. Acudió con 200 fans y con la Spice Girl Geri Halliwell.

Geraint Anderson dice que en la fiesta de 2004 hubo una pelea entre un empleado de Goldman vestido de 'cani' y otro disfrazado de dálmata

Por si fuera poca "inversión" en juerga, se dice que el año anterior, a la fiesta de Navidad del Deutsche acudieron escorts a cargo de los empleados masculinos, hecho que salió a relucir en un juicio posterior contra el banco en un caso de discriminación por razón de sexo.

3. Grupo financiero de RBS, 2001

Para recordar un buen año para RBS su división financiera organizó una fiesta de Navidad con tema brasileño en la Oxo Tower.

Según los testimonios, John Hourican, que luego sería director ejecutivo del banco de inversión de la compañía, asombró al personal con su dominio de la samba junto a dos bailarinas oriundas del país homenajeado, Solange y Danda.

4. Merrill Lynch, 2001

La fiesta se aguó de la peor manera posible en la celebración navideña de Merrill Lynch en 2001, en Nueva Zelanda.

El tema era Hawái y Matthew Schofield, un banquero de inversiones de 26 años, se coló por debajo de una de las cabinas en los servicios y le prendió fuego a la falda hawaiana sintética de su colega Gareth MacFadyen.

MacFadyen, de solo 24 años, sufrió quemaduras en el 95% de su cuerpo y murió días más tarde.

5. Disfraces en Goldman Sachs, 2004

No podemos asegurar que sea real, porque se ha repetido con pequeñas variaciones como sucede con las leyendas urbanas, pero Geraint Anderson, analista de capitales, dice que en la fiesta de Navidad de 2004 hubo una pelea entre un empleado de Goldman vestido de 'cani' ('chav') y otro disfrazado de dálmata.

Butcher afirma que desde la publicación intentaron confirmar o desmentir la historia y que el banco prefirió no hacer comentarios. No sabemos cómo lo verá el lector, pero probablemente quien calla otorga dálmatas.

El disfraz normal de banquero. (Andrew Lichtenstein/Corbis)
El disfraz normal de banquero. (Andrew Lichtenstein/Corbis)

Como en Deutsche, hay historias sobre prostitutas. Un exempleado dijo que en la fiesta de 2007 aparecieron con "faldas negras cortas, tops sin tirantes y gorros de Santa Claus". Nos suena creíble.

6. Deutsche Bank, 2009

Volvemos al banco alemán, pero estamos en Nueva York, en la barra libre que se puso a disposición de todos los empleados norteamericanos de la empresa en un local de élite en el 230 de la Quinta Avenida.

Parece ser que después siguió una fiesta en un bar cercano en la que hubo una competición a base de cócteles 'coche bomba' irlandeses, combinados con whisky y cerveza tan explosivos que también se los conoce directamente como 'IRA', por el grupo terrorista. No murió nadie que se sepa, pero hubo vómitos en el suelo.

James Bond fue el tema elegido para la fiesta navideña de 2010 de Winterlood Securities. En 1998 se consumieron 5000 botellas de cerveza

Una segunda fiesta de Navidad ese mismo año y del mismo banco se celebró en Londres y hubo baile en el enorme Cuckoo Club. Quizá se contuvieron algo más de lo normal después de que, en 2006, el Deutsche anunciara públicamente que dejaba de celebrar fiestas navideñas.

7. Winterflood Securities y el Doctor No, 2010

James Bond fue el tema elegido para la fiesta navideña de 2010 de Winterlood Securities, que, créalo o no el lector, se celebra en abril. En 1998, se consumieron 5000 botellas de cerveza. Solo en esa fiesta, queremos decir, no durante el año.

Pero el fiestorro que destaca sobre el resto es seguramente el celebrado en honor del agente secreto británico más famoso de la ficción. Se celebró en el edificio de la Bolsa Real de Londres y el mismo Brian Winterflood acudió disfrazado de villano de Bond, concretamente de Ernst Blofeld.

8. Steve Schwarzman, 2006-2010

El fundador de Schwarzman es famoso por tirar la casa por la ventana en estas señaladas fechas. En la fiesta de 2010 el periodista Kevin Roose fue testigo del evento en el Metropolitan Museum nada menos y encontró cucuruchos de helado entre reliquias egipcias de valor incalculable.

Con todo, cuentan desde 'Financial Careers', parecía soso en relación a años anteriores. Parece ser que en otra edición Schwarzman convirtió su casa en una playa en Saint-Tropez y que en otra reprodujo un casino de Las Vegas.

James Bond es una obsesión para los banqueros, o esa es la sensación al verlo aparecer de nuevo en estas crónicas. El bueno de Steve se disfrazó del espía y contrató a actrices para hacer de chicas Bond, que circulaban mezclándose son los invitados.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios