cinco consejos

Trucos para ahorrar en la calefacción: calienta tu casa de forma eficiente

La llegada de los meses más fríos del año anima a los hogares a conectar sus radiadores. Estos son algunos trucos para no llevarse sorpresas a fin de mes

Foto: Radiador de gas natural. (Corbis)
Radiador de gas natural. (Corbis)

Parece que han pasado siglos desde que terminó el verano y sus cálidas jornadas, y ya pocos son los que se resisten a sacar del armario el abrigo para pasar la jornada fuera de casa. De vuelta al hogar, algunos edificios han optado por arrancar las calderas y comenzar la época de invierno calentando las tuberías a golpe de gas, electricidad o gasoil. Sea cual sea el tipo de bomba de calor que utilices, desde El Confidencial recopilamos una serie de consejos que pueden hacerte ahorrar una importante cantidad de dinero a final de mes. Estos son los mejores trucos para mantener la casa caldeada sin necesidad de calefacción.

[Este es el sistema de calefacción más eficaz según el tamaño de tu casa]

Cierra la puerta

Un gesto tan sencillo como cerrar las puertas de las habitaciones que no se usan con frecuencia puede suponer un gran ahorro a final de mes. Si los radiadores no tienen que 'esforzarse' por calentar las estancias por las que no pasamos, el resto de la casa entrará en calor de una manera más rápida y eficaz.

No te pases con la ventilación, o poner la calefacción no servirá de nada. (iStock)
No te pases con la ventilación, o poner la calefacción no servirá de nada. (iStock)

No te pases con la ventilación

Ventilar la casa es un hábito de lo más higiénico y saludable, pero en los meses de frío puede suponer un enemigo muy potente para la calefacción. Procura ventilar cuando el sol ya ha hecho su aparición en el cielo y no dejes abierta la ventana demasiado tiempo. Sobre todo, es importante que no abras las ventanas cuando los radiadores están a pleno rendimiento, pues todo el calor que hayan conseguido generar se irá al traste y tendrán que volver a empezar con su labor.

Pon alfombras

Si bien las alfombras no son la última moda en la decoración de las casas —ahora se apuesta por una estética minimalista alejada de todo lo que suponga poner más elementos delante de la vista—, puedes seguir la tendencia 'vintage' y colocar sobre tu suelo alguna de tipo antiguo para aportar un toque chic a tu hogar. Además, las alfombras cumplen una labor de retención del calor muy importante, pues el suelo en invierno suele estar a una temperatura de entre 10 y 12 grados. Para evitar que la calefacción se pierda calentando el pavimento, colocar alfombras puede ser una buena opción.

Ten en cuenta al sol

Ten en cuenta la luz del sol.
Ten en cuenta la luz del sol.

El sol es una fuente de calor natural inagotable, por lo que no conviene darle la espalda en los meses en los que el mercurio se empeña en no subir demasiado. Por eso, resulta fundamental abrir las persianas y cortinas en los momentos en que el astro rey incida sobre las habitaciones de la casa, y mantenerlas cerradas en las estancias donde no den sus rayos. Cuando el sol deje de entrar, baja las persianas para evitar que el calor generado se disperse.

Ventanas aislantes

Es verdad que la instalación de ventanas aislantes o dobles no es demasiado barata. Sin embargo, este truco resulta de lo más eficaz a la hora de que el frío no entre en nuestra casa: la cámara de aire que queda entre los dos vidrios —en el caso de las ventanas dobles—– actúa de aislante contra las bajas temperaturas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios