te ahorrarás muchos disgustos...

Qué te dicen y qué piensan de verdad: 10 tácticas para leer el lenguaje corporal

Lo importante no es lo que se dice, sino lo que se hace. Por eso debes aprender a leer el lenguaje no verbal de las personas que te rodean. Y todo ello con aprender estas claves

Foto: Mira dentro de las personas, que no te engañen. (iStock)
Mira dentro de las personas, que no te engañen. (iStock)

Lo importante no es lo que se dice, sino lo que se hace. Por eso debes aprender a leer el lenguaje no verbal de las personas que te rodean. Saber hacerlo, te evitará muchos problemas y numerosos engaños. Conseguirás detectar quién te está mintiendo, a quién le caes bien y cómo es la personalidad de quien tienes delante. Detectar todo esto te hará ir un paso por delante. 

Es tremendamente útil. Puedes descubrir qué te oculta tu jefe, si le gustas a ese posible ligue o si estás aburriendo sobremanera a tu interlocutor. Y todo ello con solo leer estas 10 claves, recogidas por 'Business Insider'. A ti te van a engañar... ¡muahahaha! (risa maligna).

1. Arquea las cejas

Estás hablando con alguien que no para de arquear las cejas. Mmmm... desconfía. Lo más probable es que esté sintiendo preocupación o miedo, y su movimiento facial es consecuencia de lo molesto que se encuentra frente a ti. Si lo hace porque de pronto le has dado una noticia muy fuerte o le has confesado que en realidad te llamas Manuela y no Manolo, solo estará sorprendido. 

Si alguien lo hace a modo de saludo es buena señal, ya que implica que a esa persona le agradas mucho.

2. Sube y baja el volumen de su voz

Esto es muy importante, y la mayoría no nos fijamos. El rango vocal que alcance tu acompañante en la conversación determinará si le atraes de algún modo o si, por el contrario, no le gustas ni un pelo. En el caso de las mujeres, si su voz es melodiosa es que le gustas o le caes bien. En el caso de ellos, y si la respuesta es positiva, tendrá un tono considerablemente grave. Todo ello comparado con su tono habitual.

3. Te mira a los ojos

Si tu acompañante te está mirando a los ojos fijamente, y mantiene el contacto visual contigo, es que se siente atraído y excitado (no en el sentido sexual de la palabra). Si es un potencial ligue, es que le gustas mucho. En el caso de las mujeres, si mantienen la mirada durante 2 o 3 segundos y luego miran hacia abajo es un claro indicador de interés sexual. 

4. Te mira demasiado a los ojos

Si estás pensando "¿por qué este tío me mira tanto a los ojos?" y te está mosqueando tanto que te incomoda, lo más probable es que te esté mintiendo. Los profesionales del engaño saben que si apartan la mirada serán pillados en su mentira.  

5. Tiene las piernas cruzadas

Estamos programados para acercarnos a lo que queremos y alejarnos de lo que no deseamos. Y las piernas reflejan esto a la perfección. Su posición te dará una de las pistas más valiosas sobre comunicación no verbal. 

La psicología lo tiene claro: si alguien está con las piernas cruzadas es que está emocionalmente cerrado al resto. Si es un ligue, mal asunto. Y si es alguien de tu entorno laboral, también: ese no es el mejor momento para negociaciones.

Si además de las piernas, también tiene cruzados los brazos, significa que esa persona se ha retirado por completo de la conversación. Su recepción hacia ti es nula. Al respecto, un estudio llevado a cabo por los investigadores Allan y Barbara Pease demostró que las personas que escuchaban una conferencia con todas las extremidades cruzadas, luego recordaban menos detalles de la misma.

6. Imita tu posición

Dejas tu mano en la mesa, te rascas la cabeza o te apoyas sobre el respado del asiento, y tu acompañante te imita. Buena señal: significa que tenéis conexión. El efecto espejo significa que os lleváis bien. 

7. Sonríe pero no le salen 'patas de gallo'

Cuidado con esto: que sonría no quiere decir que le agrades. Ni mucho menos. ¿Cómo detectarlo? Muy fácil: fíjate en sus ojos, si no le salen patas de gallo (las arruguitas que se forman al lado de los rabillos del ojo) es que es una sonrisa impostada. Cuando alguien ríe de verdad, estas se arrugan. 

La mejor forma para estar 100% seguros de que se trata de una sonrisa real, bastante más sencilla de llevar a cabo sobre fotografía que en persona, es cubrir la boca de la persona. Si su mirada sonríe –esto es, con las mencionadas arrugas y ojos semicerrados–, podemos creernos que no hay ninguna doble intención en su gesto.

8. Se ríe contigo

Si alguien está receptivo a tus bromas, lo más probable es que esté interesado en ti. La risa, las carcajadas, son una magnífica manera de saber si existe cualquier tipo de atracción entre dos personas

9. Está sentado muy recto

Tu acompañante tiene una postura erguida, camina muy recto y tiene las palmas hacia arriba la mayor parte del tiempo. ¡Bien! Esto significa que es una persona abierta y expresiva, sin dobles caras.

10. Mueve su pierna

Si tu interlocutor no para de mover su pierna, como si fuese un tic, es sin duda que está ansioso o irritable. Lo mismo ocurre si se revuelve en el asiento o no para de mirar a todos lados. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios