CÓMO EMPEZAR DE NUEVO

La vida tras el divorcio: muchos ligues, trucos de seducción y un final lógico

Ropa nueva y entallada, una gran verborrea y un dominio magistral de las redes sociales. Estos elementos garantizan tener citas, pero más difícil es tener una relación seria

Foto: Cuidarse es importante, pero lo es aún más saber qué estás buscando. (iStock)
Cuidarse es importante, pero lo es aún más saber qué estás buscando. (iStock)

Es viernes por la tarde y Simon Mills, un británico de cincuenta y tantos, tiene una cita. Ha pasado por muchas desde que se divorció de su mujer, pero como cuenta en 'The Daily Mail', esta es diferente. Se ha afeitado, viste su camisa azul hecha a medida (y de corte ajustado) y lleva con ella a su perra Wilma, que suele ablandar el corazón de las mujeres –según un estudio, los hombres con perro ligan un 28% más–.

Mills tiene la sensación de que, después de intentarlo con varias novias, esta podría ser la definitiva. Por primera vez ha contado con ayuda: el reputado 'coach' Manj Weerasekera, especialista en asesorar a hombres divorciados a encontrar su media naranja le ha ayudado a escoger, y le ha explicado qué debe hacer para tener éxito.

El 'coach' cobra a sus clientes 2.500 libras al mes por sus servicios (unos 3,200 euros), que incluyen 90 minutos de sesión cara a cara a la semana

Al igual que Mills, Weerasekera tiene 50 años y está divorciado, algo que, asegura, no considera un fracaso, una idea muy extendida entre los hombres separados, que limita enormemente sus posibilidades de encontrar pareja.

Como explica el 'coach' en 'The Financial Times', la mayoría de hombres que abandonan su matrimonio pasados los 40 se sienten agobiados por la situación, y empiezan a buscar pareja recién divorciados –un cliente suyo, explica, se abrió un perfil en un sitio de citas sólo 48 horas después de decidir que lo iba a dejar con su mujer–, sin pararse a pensar siquiera qué es lo que están buscando.

“Yo soy el tipo que, básicamente, te pregunta ¿qué es lo que quieres en tu vida?”, explica Weeasekera, que cobra a sus clientes 2.500 libras al mes por sus servicios (unos 3,200 euros), que incluyen 90 minutos de sesión cara a cara a la semana y apoyo ilimitado vía teléfono o correo electrónico.

El 'coach' Manj Weerasekera. (freshstartguy.com)
El 'coach' Manj Weerasekera. (freshstartguy.com)

Lo que no debes hacer al divorciarte

El caso de Mills es paradigmático. Después de más de 20 años de matrimonio y dos hijas (que ya tienen 21 y 16 años) él y su mujer comenzaron a distanciarse. “No ganaba lo suficiente”, reconoce en 'The Daily Mail'. “Interiorizaba mis sentimientos o se los gritaba a la cara. Salía hasta muy tarde. Discutíamos y nos gritábamos el uno al otro. Había infidelidades, dolor, angustia y niveles industriales de falta de respeto mutuo. Era una gran madre. Yo no era el mejor marido. Es un cliché, pero no teníamos nada en común”.

Como tantos otros hombres divorciados Mills se quedó sin casa y sin hijos. Además, perdió a gran parte de sus amigos, que se pusieron de lado de su exmujer. “Después del consuelo inicial mis amigos desaparecieron”, asegura. “Un hombre con 30 años recién divorciado es un caramelo social, un soltero de 50 es una vergüenza y una carga”.

Tenía entre cinco y seis citas a la semana. En mi momento de mayor locura llegue a tener seis en un fin de semana

Pese a esto Mills empezó a ligar pronto: tiró de agenda, visitó muchos bares, fue a muchas fiestas e, incluso, tuvo una aventura con una amiga de su exmujer. Como casi todo el mundo hoy por hoy, el británico probó suerte en el mundo de las citas por internet. Y no le fue mal. El problema, que según Weeasekera afecta a muchos divorciados de estas edades, es que, si bien lograba ligar, no encontraba ninguna mujer que le convenciera para empezar de nuevo.

“Me convencí a mi mismo con la idea de que los hombres que van a buscar compañía en la web tienden a ser, como yo, arribistas con poco tiempo, realistas pragmáticos que no tienen el tiempo ni la inclinación de vagar sin rumbo por los pasillos del supermercado del amor, en busca de la persona perfecta”, explica Mills.

“Después de un par de meses, la intensidad de las citas empezó a consumirme”, asegura. “Tenía entre cinco y seis citas a la semana. En mi momento de mayor locura llegué a tener seis en un fin de semana. Dos comidas, dos quedadas de tarde y dos cenas. No le dije a nadie, ni siquiera a mis mejores amigos, en qué estaba metido. Era muy estimulante, pero también era caro y adictivo. Pero de repente me vine abajo. Me di cuenta de forma contundente y preocupante de que toda esta actitud de mujeriego no iba a ninguna parte. De que iba a estar sólo posiblemente durante el resto de mi vida”.

Fue entonces cuando Mills contrató los servicios de Weeasekera y todo cambio.

La vida tras el divorcio: muchos ligues, trucos de seducción y un final lógico

Consejos para un nuevo comienzo

En opinión del 'coach', el problema al que se enfrentan muchos hombres que se separan tras mucho tiempo de matrimonio es que acaban buscando mujeres que son iguales que sus antiguas parejas. Y esto, asegura, nunca funciona. Es por ello que el ratio de divorcio en las segundas nupcias es un 33% mayor que el de los matrimonios en general.

Si un hombre piensa de forma más positiva sobre su exmujer es más probable que entre en una relación sana

Según explica Weerasekera en su página web, antes de intentar tener una relación seria, todos los divorciados deberían plantearse qué están buscando, y actuar conforme a sus expectativa, buscando mujeres con el aspecto, los intereses e, incluso, el temperamento que encaja con lo que quiere. No se trata de buscar la perfección, apunta, sino de saber qué es lo que quieres para descartar seguro lo que no quieres, y así acortar las búsqueda en el infinito mundo de las citas 'online'.

Para tener éxito es también decisivo pasar página y romper con la frustración que genera cualquier ruptura. “Si un hombre piensa de forma más positiva sobre su exmujer, tendrá un mejor punto de vista sobre el matrimonio y es más probable que entre en una relación sana”, explica Mills, que explica como el 'coach' le pidió que recordara los mejores momentos de la vida con sus anteriores parejas.

Gracias a estos ejercicios, todo hombre divorciado puede recuperar la confianza y el sentido de lo que está buscando, lo demás, dice, es pan comido. Sólo tienes que preguntarte: ¿para atraer al tipo de mujer que buscas, qué tipo de hombre tienes que ser? Quizás debes mejorar tu aspecto y aprender a desenvolverte en situaciones de cortejo que tenías prácticamente olvidadas, pero lo importante, asegura el 'coach', es aprender a lidiar con los sentimientos que te impedían comenzar de nuevo.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios