Un doctor explica por qué ellas se vuelven locas por los médicos
  1. Alma, Corazón, Vida
LOS HOMBRES TRAJEADOS TAMBIÉN TRIUNFAN

Un doctor explica por qué ellas se vuelven locas por los médicos

Antes incluso de que George Clooney se pasease por los pasillos de un hospital provocando taquicardias, estos profesionales eran los hombres ideales de solteras y sus madres. ¿Por qué?

Foto: Este es el doctor más sexy del mundo y trabaja en Nueva York. (Instagram)
Este es el doctor más sexy del mundo y trabaja en Nueva York. (Instagram)

Quién no recuerda al sexy doctor Doug Ross (George Cloney) de la serie 'Urgencias', paseándose por los pasillos con su uniforme verde hospital y su estetoscopio al cuello… Cuántas mujeres no desearon alguna vez ser ausculatadas por él –diagnóstico: taquicardias y altas fiebres, lo que en realidad significa 'me pones a cien'–. Porque el cine imita la vida y esta, a su vez, nos depara algunas sorpresitas agradables, nosotras también tenemos nuestro Doug Ross de carne y hueso. Con más de un millón de seguidoras en Instagram, el médico más sexy del mundo, según la revista 'People', trabaja en Nueva York y se llama Mike. Y, por supuesto, tiene su propia teoría de por qué a las mujeres nos vuelven locas las batas blancas, aunque lo que esconda su interior sea un 'milagro de la naturaleza', al menos en el caso de Mike.

“El campo de la Medicina exige mucha dedicación para entrar, lo que demuestra que eres una persona comprometida (con su trabajo), y eso es algo que las mujeres buscan en una relación de pareja”, explicó este residente de segundo año a 'Daily Mail Australia'. Aunque lo que no cuenta el doctor es que esta dedicación tiene su lado negativo, como las larguísimas jornadas de trabajo o las guardias; una entrega total a los pacientes que requiere de una pareja que comprenda sus ausencias, o bien que tenga una profesión parecida.

A las mujeres solteras les preocupa la profesión de sus futuros cónyuges porque acaudalado y sexy son para ellas sinónimos, por eso prefieren a los médicos

Pero sigamos imaginando a nuestro hombre ideal con otras virtudes destacadas por el médico, como la compasión; aunque esto es bastante relativo y quien alguna vez ha sido atendido por algún que otro sanitario más frío que el hielo sabe de lo que hablamos.

La pareja perfecta

Altos, morenos o rubios, elegantes, con una sonrisa bonita… y, sobre todo, que tengan un buen sueldo. La app de citas australiana Coffee Meets Bagel ha revelado que a las mujeres solteras les preocupa, y mucho, la profesión de sus futuros cónyuges, y que acaudalado y sexy son para ellas sinónimos, por eso prefieren a los médicos. No obstante, deben haber otras muchas razones, como la idea romántica de que salven vidas, sobre todo en España, donde el sueldo de un profesional de la Salud no es demasiado alto en relación a nuestros vecinos europeos.

Abogados, profesionales de las Finanzas y el márketing y emprendedores también están entre los favoritos. Vaya, que lo que nos gusta son los trajes, la ambición y la pasión –o la idea que tenemos sobre estas–. ¿Y en cuanto a las mujeres? Una perogrullada: ellos valoran sobre todo la apariencia, por eso las féminas que trabajan en el mundo de la moda son las más atractivas para los hombres. Lo que sí sorprende es que entre los profesionales menos sexis estén, para ambos sexos, los ingenieros y los profesores; debe ser porque no llevan uniforme

Ellos valoran sobre todo la apariencia, por eso las féminas que trabajan en el mundo de la moda son las más atractivas para los hombres

Aviso a las solteras: si al contemplar la foto del doctor Mike, Cupido ha asestado su flecha y queréis que él os cure la herida, os damos algunos consejos por si se tercia la cita: le encantan los subidones de adrenalina, las mujeres que toman la iniciativa y odia las mentiras. “La mejor cita que he tenido me llevó de excursión a una de las montañas más altas de Nueva York. Fue una sorpresa, porque estoy acostumbrado a hacer el tour yo, pero ella era una escaladora experta y me guió hasta la cima de la montaña”. ¿Y la peor? “Pasé mucho tiempo conversando con una chica por Internet. Nos habíamos enviado fotos y compartido intimidades, pero cuando finalmente nos vimos era una persona diferente –en sentido literal–”, confiesa. Fue víctima de una broma pesada.

Será que mostrarse vulnerable es una de las tácticas que emplean muchos hombres para parecerles atractivos a las féminas; al menos eso señala un estudio realizado por la Universidad de Tennessee-Knoxville, que concluyó que las mujeres no deseaban a un protector, sino todo lo contrario. La razón está en nuestros ancestros: “Los hombres que eran incapaces de competir físicamente con sus iguales se centraron en suministrar alimentos a sus cónyuges con el fin de comprar su afecto”. Como técnica no está mal...

Quizás al leer este artículo te ha sobrevenido un ligero 'dejavù', una imagen adolescente en la que tu madre te recomendaba casarte con un hombre de bien, que para ella era sinónimo de médico o banquero, o bien te regalaron de niña una caja de costura y la odias. Qué podemos decir... Tal vez no haya cambiado nada desde los tiempos de nuestras abuelas y lo que necesitemos sea nadar a contracorriente, silbar a los celadores e ignorar a los cirujanos. De todas formas, y por si no te va lo de romper normas, el doctor Mike sigue soltero –"alguna tara tendrá", me parece oír a mi abuela–. Tal vez se deba a que los guapos no siempre tienen suerte, o, por el contrario, a que tienen demasiada. Sea como fuere, voluntarias para un chequeo no deben faltarle.

Relaciones de pareja Amor Médicos Despachos Abogados
El redactor recomienda