Frenando la eyaculación masculina

¿Y tú, cuánto aguantas? Siete sencillas maneras de durar más en la cama

Un clásico: durante el sexo, la mayor parte de los hombres son incapaces de esperar y alcanzan el orgasmo antes que las mujeres. Pero hay técnicas bien sencillas y efectivas para evitarlo

Foto: '¡Ueeeee! ¡Hemos aguantado 20 minutos!'. Si sigues estos pasos, esto para ti será uno rapidito. (iStock)
'¡Ueeeee! ¡Hemos aguantado 20 minutos!'. Si sigues estos pasos, esto para ti será uno rapidito. (iStock)

Cuando el experto en salud Keith Ablow encuestó a los espectadores de 'Fox News' en el año 2007, el 80% de los hombres y las mujeres declararon que querían sesiones de sexo de media hora. Sin embargo, la duración real de las relaciones heterosexuales tiende a ser bastante más corta: una media de 7,3 minutos, según un reciente estudio.

Claro que surge la eterna pregunta: ¿los preliminares cuentan o no? Porque de ser así, y según los resultados obtenidos en 2012 por un equipo de investigadores de la Universidad de New Brunswick, la media de duración de los encuentros sexuales podrían alargarse hasta los 20 minutos.

¿Suficiente? No, y ambas partes están de acuerdo. De hecho, según el mencionado estudio, mientras las mujeres querían ocho minutos más de juegos previos y siete extra para las relaciones sexuales, los hombres alargarían los preliminares en cinco minutos más y añadirían 11 minutos para el sexo. Exacto, más que ellas. Nos encontramos ante un triste 'querer y no poder', porque la realidad es que la mayoría de ellos, una vez metidos en materia –nunca mejor dicho– son incapaces de frenar la eyaculación y alcanzan el orgasmo antes que las mujeres…

Para evitarlo, algunos hombres incluso utilizan el trucos como beber bastante alcohol antes de practicar sexo o no penetrar a la mujer hasta que están muy a punto. Efectivas son, pero hay trucos más sencillos que también conseguirán retrasar la eyaculación sin que ellos tengan que dejar de disfrutar o reprimir su placer. Y los más sencillos son estos.

1. Hacer ejercicios de Kegel

Pensados para ejercitar y fortalecer los músculos pélvicos, un estudio realizado en 2014 reiteró la importancia que tiene realizar estos ejercicios para disfrutar de una vida sexual sana. Según los investigadores, resultan especialmente beneficiosos para ayudar a las mujeres a alcanzar el orgasmo, pero también para los hombres: “Los varones que ejercitan los músculos del suelo pélvico pueden durar hasta cuatro veces más durante una sesión de sexo heterosexual”, aseguraron los autores del estudio.

2. Sal de la zona de seguridad

Suele ocurrir: cuando se está en pareja se encuentra una posición con la que ambos suelen tocar diana –¡incluso a la vez o casi sincronizados– y se convierte en una rutina sexual. Como se suele decir, más vale malo conocido que bueno por conocer. Pues no. Repitiendo una y otra vez la misma dinámica en la cama al final el sexo resulta aburrido y es muy difícil descubrir si hay prácticas con las que duramos más tiempo o sentimos más placer sencillamente porque no las probamos.

La duración real de las relaciones sexuales tiende a ser de una media de 7,3 minutos

Los hombres en particular pueden encontrar interesantes cambios en su aguante si varían en las posturas, movimientos y ritmos cuando practican sexo. La mayoría de los expertos en sexualidad recomiendan variar de posturas a lo largo de una misma sesión de sexo para que ellos puedan descansar para estimular otras zonas erógenas femeninas y que la fricción en el pene varíe de intensidad. Aunque sea por los minutos que se invierten entre cambio y cambio, está claro que esta técnica ayudará a los hombres a aguantar más tiempo.

3. No comer carne

Una buena cena romántica en la que podamos desplegar nuestras estrategias para ligar, prestar atención a las miradas sensuales e incluso susurrarnos mensajes subiditos de tono para precalentar el ambiente es ideal. Pero nunca pidas carnaca ni alimentos grasos o luego no darás la talla.

Si estás teniendo sexo y tu pareja está a punto de llegar al clímax y hacer que los 7,3 minutos se desvanezcan, estruja su pene

Según una investigación realizada en la Universidad de Yale, las personas vegetarianas tienen más resistencia en la cama que los carnívoros (diferencia también visible entre los atletas que comían carne y sus homólogos vegetarianos). Y la resistencia, durante el sexo, es esencial para hacer que el acto dure más tiempo.

4. Apretar el pene

“Si estás teniendo sexo y tu pareja está a punto de llegar al clímax y hacer que los 7,3 minutos se desvanezcan, estruja su pene”, recomienda Amanda Chatel en 'Bustle'. “Hay que aplicar una presión firme con el pulgar y el dedo índice y tratar de enfocar el movimiento sobre la uretra, el tubo que recorre la parte inferior del pene”, explica Ian Kerner, terapeuta sexual y autor de 'She Comes First' (William Morrow Paperbacks). Está técnica puede ayudar a retrasar el orgasmo masculino y disminuir momentáneamente la tensión sexual. Un estrujoncito que reprime la eyaculación y, por tanto, aguantan más tiempo.

5. Masturbarse a menudo

Cuando nos masturbamos aprendemos a controlar nuestros orgasmos: cómo son, cuándo llegan y dónde tocar para que sean más o menos intensos. Si practicamos el onanismo a menudo, hombres y mujeres podemos aprender a frenar o acelerar la llegada de nuestro propio clímax, y una vez en pareja, ponerlo en práctica para aguantar más o menos, según se tercie. Y, por qué no, de paso nos relajamos y lucimos una sonrisa de oreja a oreja.

6. Adormecer el miembro viril

No es broma. Una de las razones por las que las relaciones sexuales duran menos tiempo del deseado es precisamente la velocidad de este órgano para excitarse y eyacular. “Una manera remediarlo es adormeciendo el pene”, relata Chatel, quien explica que existen aerosoles que funcionan con anestésicos locales que “pueden relajar el pene para que pueda durar más tiempo”. Si no queremos anestesiar la zona, también hay alternativas como utilizar condones más gruesos.

7. No pensar en el orgasmo

Ya, claro. Has escuchado aquello de que 'el orgasmo no es lo más importante del sexo' mil veces y, aunque te lo crees, lo cierto es que cuando estás en medio de una relación sexual no dejas de pensar que ya vas a llegar al clímax o, en el peor de los caso, que esta vez te quedas a mitad de la carrera, fijo. Pero hay que relajarse, dejarse llevar y no pensar en el orgasmo en ningún momento.

“Si dejamos de ver a los orgasmos como el objetivo final, seremos capaces de frenar el placer y centrarnos en el resto de sensaciones involucradas en el sexo”, explica la sexóloga Laura Berman, quien plantea la siguiente cuestión a quienes no estén tan convencidos de que esta técnica pueda tener lógica: “Sí, los orgasmos son geniales, ¿pero no crees que el sexo que dure más de 7.3 minutos lo será aún más? Responderé por usted: sí”, sentencia la experta.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios