LA SOLIDARIDAD SEGÚN URBAN OUTFITTERS

La estrategia más cutre para que tus empleados trabajen gratis

Urban Outfitters es una multinacional estadounidense de venta de ropa, con 238 tiendas en todo el mundo y más de 25.000 empleados, pero necesita que la gente trabaje gratis

Foto: Una de las tiendas de la cadena estadounidense Urban Outfitters. (Reuters)
Una de las tiendas de la cadena estadounidense Urban Outfitters. (Reuters)

Según la Organización Internacional del Trabajo 2.000 millones de personas, dos tercios de todos los trabajadores del mundo, lo hacen sin contrato y sin derechos, sufren discriminación o reciben un salario por debajo de sus capacidades.

Solemos pensar que las empresas serias (o, al menos, aquellas lo suficientemente grandes como para que sea imposible escabullirse de la legislación laboral de cada país) no suelen incurrir en este tipo de prácticas. Pero es increíble hasta dónde puede llegar una compañía para pagar menos o, mejor aún, no pagar a sus trabajadores.

Urban Outfitters es una multinacional estadounidense de venta de ropa, con 238 tiendas en todo el mundo, más de 25.000 empleados, y unos ingresos anuales que superaron en 2014 los 3.000 millones de dólares (y casi 300 de beneficios). El pasado martes (sólo un día antes de que se celebrara la Jornada Mundial del Trabajo Decente) los empleados de la oficina central de la firma recibieron el siguiente correo electrónico, al que ha tenido acceso 'Gawker':

Convocatoria de voluntarios

URBN está buscando voluntarios de fin de semana para ayudar en nuestro centro de distribución en Gap, PA. Octubre va a ser el mes más congestionado para el centro y necesitamos una ayuda adicional para asegurarnos de que entregamos los pedidos a tiempo. Como voluntario, trabajarás mano a mano con tus colegas de la oficina para ayudar a seleccionar, empaquetar y enviar los pedidos a nuestros clientes mayoristas y consumidores directos.

Ademas de cumplir con las necesidades de nuestros clientes, es una gran manera de experimentar el trabajo de nuestro centro de distribución de primera mano. ¡Juntate con tus compañeros para esta actividad de 'team building' (“formación de equipos”)!

Los detalles:

Quiénes: Empleados asalariados de la Oficina central de URBN.

Dónde: Centro de distribución de URBN, 766 Brackbill Road, Gap, Pennsylvania 17527.

Qué vais a hacer: seleccionar, empaquetar y preparar los pedidos para el envío (por favor, lleva zapatillas y ropa cómoda).

Cuándo: 17, 18, 24, 25 y 31 de octubre. Se ofrecerá comida.

Dos turnos cada día: 9:00 AM – 3:00 PM o 12:00 PM – 6:00 PM.

(Puedes apuntarte como voluntario para uno o varios días).

Transporte: Si lo necesitas, URBN ofrecerá transporte a y desde la oficina (los detalles se ofrecerán después de la inscripción).

Cómo: Inscríbete siguiendo este link y contactaremos conmigo dándote más detalles. Por favor, no aparezcas sin inscribirte.

Doodle en homenaje a Mark Twain, publicado el 30 de noviembre de 2011.
Doodle en homenaje a Mark Twain, publicado el 30 de noviembre de 2011.

Una iniciativa que ha sido todo un éxito

Podríamos pensar que, al recibir este correo, los empleados soltarían una carcajada y pensarían “vaya jeta”. Tampoco el 'email' es muy sutil: deja claro que se necesitan trabajadores extra y lo vende como una actividad de 'team building' (esa costumbre tan estadounidense de llevarse a la plantilla de picnic, a escalar o a hacer 'rafting'). Hay que apuntar además que el pequeño pueblo de Gap, donde Urban Outfitters tiene su centro de distribución, está a casi una hora y media en coche de Filadelfia, donde tiene las oficinas centrales y reside la mayoría de trabajadores.

Pero, por increíble que pueda parecer, la operación “trabaja gratis” fue todo un éxito. Sólo unas horas después de mandar el comunicado la compañía envío otra circular que decía lo siguiente:

“Después de inaugurar satisfactoriamente nuestro nuevo centro de distribución en junio, pedimos a los empleados asalariados de nuestra oficina central que se apuntaran como voluntarios para cubrir turnos que ayudaran a la instalación a superar el atareado mes de octubre. Como era de esperar, hemos recibido una gran respuesta, incluyendo la de muchos de nuestros ejecutivos. Muchos empleados contratados por horas también se ofrecieron a arrimar el hombro –un gesto que apreciamos pero que hemos rechazado para garantizar el pleno cumplimento de las leyes y regulaciones laborales–. La dedicación y compromiso de los empleados de URBN son insuperables y la respuesta a esta solicitud es un testimonio de su solidaridad y éxito continuo”.

Aunque la estrategia de la dirección de Urban Outfitters pueda parecer una descarada tomadura de pelo, lo cierto es que este tipo de iniciativas –que buscan, en definitiva, que los empleados trabajen más por menos (o por nada)– están a la orden del día en el mundo del 'management'. La idea es simple: camuflar horas de trabajo extra en forma de voluntariado o tiempo de ocio.

Todo consiste en hacer creer a la gente que su trabajo gratuito es un acto “divertido” o “solidario”

El año pasado Correos logró revisar las más de 160.000 páginas de su web, en un estudio previo a su renovación, gastando poquísimo dinero. Propuso un juego a sus empleados: debían hacer propuestas de mejora y a cambio obtenían puntos. El premio: 700 regalos, desde una tableta a un llavero, y la recompensa que supone ganar a los compañeros y ver materializadas sus ideas en la nueva web. El ahorro que logró la empresa fue del 70%. Se presentaron más de 50.000 propuestas de mejora en un tiempo récord y se aplicó el 29%.

Está táctica se conoce como 'gamification', a saber, convertir el trabajo en un juego, para que la gente esté dispuesto a llevarlo a cabo sin una necesidad de compensación a cambio. Como existe un término en inglés y se estudia en las Escuelas de Negocio parece una idea de lo más novedosa, pero en realidad es lo mismo que hizo Tom Sawyer cuando convenció a otro niño para que pintara la valla, haciéndole creer que era una actividad de lo más divertida. Quizás no es casual que Google celebrara el 176 aniversario de Mark Twain con un 'doodle' que recreaba esa escena. Al fin y al cabo, gran parte de su negocio, y el de cientos de empresas de internet, se basa en esa técnica: camelar a los clientes para que generen contenidos que luego ellos puedan vender.

Puede parecer que la estrategia de Urban Outfitters va más allá, pero es la otra cara de la misma moneda: todo consiste en hacer creer a la gente que está trabajando de que eso que está haciendo no es trabajo sino un acto “divertido” o “solidario”. Y a la vista está que todos picamos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios