nuevo estudio entre 13.000 personas

No todas las verduras y frutas adelgazan: estas pueden hacerte engordar

Un nuevo estudio asegura que numerosos vegetales, que solemos ver como saludables, en realidad pueden hacer que ganemos peso

Foto: Los guisantes son una de las verduras que más engordan. (iStock)
Los guisantes son una de las verduras que más engordan. (iStock)

Por muy distintas que sean las dietas de adelgazamiento, y por mucha controversia que exista entre la conveniencia de abandonar las grasas o los carbohidratos, todo las personas que buscan perder peso tienen algo claro: deben comer más vegetales. Y es cierto. En general, cuanto mayor es el porcentaje de frutas y verduras en nuestra dieta más saludable es esta. Pero hay importantes excepciones, y casi nadie se plantea que algunas hortalizas no sólo no nos ayudan a adelgazar: pueden incluso llevarnos a engordar.

Un estudio longitudinal llevado a cabo por investigadores de la Harvard T. H. Chan School of Public Health de Boston, y publicado en la revista PLOS Medicine, ha analizado la dieta de más de 130.000 estadounidenses durante dos décadas. Cada cuatro años los participantes tenían que registrar todo lo que comían durante dos semanas. Además, informaban de su peso cada dos años.

En general, los participantes que incrementaban su ingesta de frutas y verduras durante estos periodos de cuatro años tendían a perder peso. Sin embargo, varios vegetales como el maíz, los guisantes o las patatas tenían el efecto contrario. Tras analizar los informes de los participantes en el estudio, los investigadores han elaborado una lista de aquellas frutas y verduras que adelgazan, y aquellas que engordan.

Cuidado con los vegetales ricos en almidón

Como puede observarse en la tabla, son los vegetales ricos en almidón los que más contribuyen a la ganancia de peso. Aunque estas verduras son muy ricas en nutrientes –contienen potasio, vitamina C, vitamina B6, hierro, fibra y proteínas– pueden causar un incremento de los niveles de azúcar en sangre mayor que el que provocan otros vegetales.

Incrementar el consumo diario de frutas y vegetales en una o dos piezas está asociado con un cambio de peso significativo

El almidón es un hidrato de carbono y, a efectos metabólicos, actúa como tal, provocando un aumento de la insulina. Esta hormona transforma este nutriente en energía, en forma de azúcar, pero, a su vez, almacena lo que sobra en forma de grasa, principalmente alrededor del abdomen. En este proceso hay, además, un problema añadido. Cuando se elevan los niveles de insulina, bajan los de azúcar, algo que estimula el hambre, y nos empuja a querer más y más carbohidratos.

Las frutas y verduras que, por el contrario, más nos ayudan a adelgazar, son aquellas ricas en fibra, otro carbohidrato, pero más difícil de asimilar, por lo que incrementa nuestra sensación de saciedad, haciendo que comamos menos.

Aunque la perdida o ganancia de peso asociada a cada alimento pueda parecer pequeña, la autora principal del estudio, Monica Bertoia, asegura que “incrementar el consumo diario de frutas y vegetales en una o dos piezas está asociado con un cambio de peso significativo”.

La asociación entre el consumo de frutas y el aumento o pérdida de peso se mantuvo incluso después de que los investigadores descontaran el efecto de la actividad física o la calidad del sueño. Sin embargo, es posible que las personas que comieron estos alimentos practicaran otras conductas saludables que no pudieron registrarse.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios