"mo salinas" gana en la edición de este AÑO

Probamos los mejores vinos de menos de 7 euros con uno de los mayores expertos

Joan C. Martín es uno de los enólogos más veteranos de nuestro país. En su guía 'Supervinos' repasa cuáles son los mejores caldos que podemos encontrar en un supermercado

Foto: El enólogo y escritor Joan C. Martín.
El enólogo y escritor Joan C. Martín.

“Cuando tengo que catar para la guía o para el blog lo hago después de desayunar pero antes de almorzar. Me levanto todos los días a las 6:30, me hago el desayuno, me ducho, llevo a mi mujer al trabajo, que entra a las 8:00, vuelvo a casa y me pongo a escribir en perfecto estado de revista. Para mí es imposible escribir en batín y pantuflas. Si cato rosados, tomo ocho o nueve vinos; blancos, de seis a diez; tintos, si son jóvenes, siete u ocho y si son criados, de tres a cuatro. Cada día. Empiezo a catar y soy bastante contenido, pero si hay algo que me gusta, lo aparto para almorzar. Saco un chorizo y el salchichón, me pongo la aceitera y el pan del día anterior y, si el vino es bueno, antes de que se acabe el embutido ha caído entero”.

Así resume Joan C. Martín su día a día como catador. No en vano, el valenciano, Premio Nacional de Gastronomía Juan Mari Arzak, es uno de los enólogos y escritores gastronómicos más respetados de España; no solo por su veteranía, sino también porque es uno de los pocos profesionales del sector que han pasado por todas las facetas del mismo: proviene de una familia de viticultores, ha trabajado en bodegas y ahora investiga y escribe. Y a la vista está que el vino le fascina.

Ayer visitó Madrid para presentar su libro 'Los Supervinos 2016' (Libros del Lince), una de las guías más respetadas de España, que se centra en aquellos caldos que pueden encontrarse en cualquier supermercado por menos de siete euros.

Fue el responsable de la editorial, Enrique Murillo, el que decidió que una guía de estas características sería la primera referencia de su catálogo. Tras charlar con un colega holandés -“el único editor independiente que queda en el país”-, le aseguró que lo único que le permitía editar literatura era una guía de vinos que vendía muy bien, pues estaba centrada en aquellos que se vendían en los supermercados. Y con esta idea nació el manual, para cuya elaboración Martín ha probado más de 650 caldos, comprados directamente en grandes superficies de toda España.

En la presentación de la guía, que se celebró en los sótanos de la librería La Central, Martín dio a probar a los periodistas presentes los cuatro vinos, un blanco y tres tintos, que mayor puntuación han obtenido este año: entre 9,6 y 10 puntos (que no alcanzó nadie). Estos han sido los escogidos:

Marqués de Riscal verdejo

  • DO Rueda
  • PVP: 6,55€

En opinión de Martín, el Marqués de Riscal es el mejor blanco que podemos encontrar en supermercado por menos de siete euros y es, además, el que mejor representa la autenticidad propia de esta popular denominación de origen: “Un auténtico Rueda huele a un campo en barbecho de Castilla cuando llueve. Esa sensación que sale de los montones de paja. El Rueda ha tenido siempre esa característica de saber a heno, a trigo. El vino de Rueda es como el carácter castellano. Escueto”.

Clot d'Encis

  • DO Terra Alta
  • PVP: 3,65€

“Este es un vino muy interesante que expresa totalmente la belleza de un territorio de secano que es Gandesa, la 'terra alta', el Ebro, la montaña, la Garriga, esas sierras onduladas…”, explica Martín. “Es una zona llena de barrancos y ramblas donde al lado de una pequeña viña humilde están la garrofera y la olivera. Es un paisaje completamente mediterráneo. Es un vino joven, rojo rubí, con un aroma que sabe a la tierra de allí, no muy expresivo, propio de un vino de secano, pero fresco y afrutado. Te da una cierta nota a vino, no es un vino 'soft' moderno, tiene algo recio, pero domadito. Y vale 3,65 euros. No se puede ignorar esto”.

El Castro de Valtuille

  • DO El Bierzo
  • PVP: 6,80€

Martín reconoce que el Bierzo es una de las zonas vitivinícolas que más le han atraído desde siempre, “con esa terraza de pizarra y esas viñas plantadas de cara al sol”. Aunque reconoce que el precio de este estupendo mencía joven se acerca al límite de la guía, se quedó prendado de su frescura juvenil y su aroma a fruta. En boca, explica, “es cremoso, abocado y maduro”. El vino que se probó para la guía era de la añada 2013, que ya se ha agotado, pero se puede encontrar la producción de 2014.

Mo Salinas

  • DO Alicante
  • PVP: 5,26€

Este exquisito monastrell ha sido el mejor valorado en la cata de los periodistas y elegido por ello el mejor Supervino de la guía. “Es el más contundente de los cuatro”, explica Martín. Está elaborado en la Sierra de Salinas, un paraje que el enólogo recomienda visitar, “porque es todo verdor y humedad”. Está entre Alicante, Castilla y Murcia, una mezcla de culturas interesantísima donde, además de hacerse un gran vino, se hacen, según Martín, los mejores arroces de España. “Siendo un vino joven, tiene una tendencia al añejamiento, que es su estado natural, pues la uva monastrell es una de las que más rápido se oxidan”, explica el enólogo.

Joan C. Martin, durante la cata.
Joan C. Martin, durante la cata.

Los españoles buscan vinos distintos

Como puede observarse en la guía de 'Los Supervinos', cada vez encontramos caldos de una mayor variedad de regiones en nuestros supermercados. Algo que, asegura Martín, es muy positivo. “El consumidor español se está empezando a dar cuenta de que la gran riqueza del vino español es su diversidad”, explica el enólogo. “Eso de que cates un día un Rias Baixas y al día siguiente uno de Alicante… Es más organizada la vinería francesa, con su ordenación modélica del territorio que todos ansiamos, pero esa pulsión todavía libre, anárquica, castiza, me produce sorpresas cuando cato los vinos de la guía, que muchos no conozco. Y creo que es de gran potencial para la cultura del vino español”.

Si todo el mundo sigue los mismos parámetros todo el mundo acaba haciendo el mismo vino

Pero no todo podían ser buenas noticias. La otra cara de la moneda está representada por los grandes grupos bodegueros que, como explica Martín, producen caldos cada vez más parecidos: “El gran problema del vino español es que hay una tendencia a la homogeneización. Los vinos de los grandes grupos, que tienen bodegas en todas las zonas, cada vez se parecen más. Me ha costado mucho diferenciar por ejemplo un crianza de Valdepeñas o de Rioja de la misma bodega. Los grupos españoles, quitando quizá los catalanes, tienen una especie de enólogo principal que establece unos parámetros. Y ay del que se sale de ahí. Y, claro, si todo el mundo sigue los mismos parámetros, todo el mundo acaba haciendo el mismo vino”.

Esta guía es un buen manual para probar nuevos caldos de nuestro supermercado pero, como explica Martín, lo mejor para experimentar y descubrir grandes vinos es dejarse llevar: recorrer el lineal de tu supermercado de izquierda a derecha y de arriba abajo. Las cadenas ponen a la vista los vinos que más se venden, pero que un vino se venda poco no significa que sea malo, así que nunca está de más ver qué se ofrece a ras de suelo. La verdad, como el vino, está bajo tierra.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios