Es noticia
Menú
Le injertan una mano en la pierna después de que se la cortara con una guillotina
  1. Alma, Corazón, Vida
ya tiene sensibilidad en uno de los dedos

Le injertan una mano en la pierna después de que se la cortara con una guillotina

Un trabajador chino sufrió un accidente laboral que le seccionó la extremidad izquierda. Los médicos han podido recuperarla anexándola a su pierna para que regenere los tejidos

Foto: La mano guillotinada del paciente, unida a su pierna
La mano guillotinada del paciente, unida a su pierna

Aunque no es la primera vez que se realizan estas prácticas, cada vez que se conoce un caso deja con la boca abierta. El último de ellos llega desde China, donde a un hombre se le ha injertado su propia mano en la pierna después de cortársela con una guillotina. Según informa 'The Independent', el afectado fue víctima de un accidente laboral que le dejó sin la extremidad izquierda, pero la rápida actuación de sus compañeros le salvó de perderla.

Enseguida, el empleado fue trasladado al hospital Xiangya, en Changsha (capital de la provincia de Huna), donde fue intervenido anexándole la mano a su pierna derecha. De esta manera, según explica el doctor Tan Juyu en declaraciones al citado diario, se consigue que se regeneren los tejidos afectados. Los resultados están siendo sorprendentes, y el paciente ya ha recuperado la sensibilidad en uno de los dedos.

“Bajo temperaturas normales, un dedo cortado necesita como mínimo diez horas para recuperar la normal circulación de la sangre, pero cuando se trata de una extremidad completa el tiempo es menor”, ha afirmado el cirujano que ha estado al frente de la operación. El afectado aún tiene por delante muchos meses de recuperación, pero ha conseguido salvar su mano. El injerto no se pudo realizar directamente sobre el brazo amputado porque los tendones y nervios estaban muy dañados.

Aunque no es la primera vez que se realizan estas prácticas, cada vez que se conoce un caso deja con la boca abierta. El último de ellos llega desde China, donde a un hombre se le ha injertado su propia mano en la pierna después de cortársela con una guillotina. Según informa 'The Independent', el afectado fue víctima de un accidente laboral que le dejó sin la extremidad izquierda, pero la rápida actuación de sus compañeros le salvó de perderla.

Medicina regenerativa Noadex
El redactor recomienda