trucos para que te salgan a la perfección

Recetas de helado casero: fresa, chocolate y limón de lo más refrescante

La llegada del verano anima a consumir este tipo de alimentos que, además de muy coloridos, son muy sabrosos y sanos (si no se abusa de ellos)

Foto: Los helados son muy sanos si no se abusa de ellos. (Corbis)
Los helados son muy sanos si no se abusa de ellos. (Corbis)

Hay de todos los tipos, sabores y texturas. Están tan ricos que hacen las delicias de pequeños, mayores, golosos y no tanto. Son refrescantes y nos estimulan con su amplia variedad de colores y olores. Además, si no se abusa de ellos y se controla su ingesta, son de lo más sano. Aunque parezca que estamos hablando de un alimento utópico, existe: son los helados. Con la llegada del calor se multiplica su consumo, bien en terrazas al aire libre, paseando por la calle o viendo una buena película. Desde El Confidencial  te proponemos una serie de recetas para que los fabriques en casa tú mismo.

HELADO DE FRESA

Ingredientes

- 200 gramos de fresas
- 2 yogures naturales o de fresa (mejor del tipo griego)
- 170 gramos leche condensada

Modo de preparación

- Limpiar las fresas quitando las hojas verdes y trocearlas dentro del vaso de la batidora. Añadir por encima los dos yogures, bien naturales o de fresa. Es mejor que estos lácteos sean del tipo 'griego' para que la textura del helado quede más untuosa.

Helado de fresa (Corbis)
Helado de fresa (Corbis)

- Batir la mezcla de yogures y fresas hasta que no se vean grumos. Colar el resultado para que las pepitas de las fresas no se añadan al helado. Si no te importa encontrarlas en tu cuchara, no hace falta que utilices el colador. De esta manera, el resultado será más natural.

- Se añade la leche condensada y se vuelve a batir todo para que quede bien integrada.

- Poner una capa de film encima de la mezcla. Es importante que quede muy pegada al líquido obtenido después de la trituración para que, cuando se congele, no se formen cristales de hielo por encima.

- Meter el bol en el congelador durante 2 horas. Transcurrido ese tiempo, volver a batir la mezcla con la batidora. Repetir este proceso tres veces.

- Cuando hayan pasado 6 horas, el proceso habrá concluido y toda la mezcla estará congelada.

- Para servir el helado en forma de bolas, es conveniente que se moje en agua caliente la cuchara con la que saques el producto cada vez que la introduzcas en el recipiente.

HELADO DE CHOCOLATE

Ingredientes

- 480 mililitros de nata líquida o crema de leche
- 400 mililitros de leche condensada
- 40 gramos de cacao en polvo sin azúcar
- Un recipiente, preferiblemente metálico de acero inoxidable para que se conserve mejor el frío

Modo de preparación

- Mezclar la leche condensada con el cacao. Es necesario que te armes de paciencia para integrar bien los dos ingredientes y que no se formen grumos.

Helado de chocolate (Corbis)
Helado de chocolate (Corbis)

- Montar la nata. Para ello, la nata tiene que estar muy fría, igual que las varillas y el bol que utilices para montarla (es conveniente que las metas en el congelador al menos un par de horas antes de que lo hagas). Verter la nata que teníamos en la nevera en el bol, y batir hasta que se monte sin llegar a hacer mantequilla.

- Incorporar a la nata montada la leche condensada con el cacao. Para mezclarlo todo, hay que realizar suaves movimientos envolventes. Es importante que los gestos no sean bruscos para que la nata montada mantenga el aire que contiene.

- Verter la mezcla en el bol de metal. Si no se dispone de un recipiente de este material, es válido de cualquier otro. Sin embargo, el acero inoxidable está especialmente recomendado para la fabricación de helados porque mantiene muy bien el frío.

- Meter en el congelador durante, al menos, 6 horas.

Opcional: Se pueden añadir a la mezcla trocitos de chocolate –negro, con leche o blanco–. De esta manera, el helado 'crujirá' con cada bocado.

HELADO DE LIMÓN

Ingredientes

- 1 vaso de agua
- 1 litro de nata de repostería
- 1 sobre de cuajada
- 3 cucharadas de azúcar
- zumo de dos limones

Modo de preparación

- Hacer un almíbar vertiendo el vaso de agua junto con el azúcar en una cacerola. Es muy importante no dejar de remover durante los 15 minutos que suele llevar este proceso para que no se caramelice.

- Mezclar el zumo de limón con el almíbar que acabamos de hacer.

Helado de limón (Corbis)
Helado de limón (Corbis)

- Del litro de nata que tenemos preparado, separar el contenido que quepa en un vaso. Esa cantidad se mezclará con el resultado obtenido en el punto anterior –es decir, con el limón y el almíbar– y se llevará a ebullición.

- Una vez que la mezcla haya alcanzado los 100 grados, echar el resto de nata en la cacerola y esperar a que vuelva a hervir.

- Echar el contenido del sobre de cuajada junto con la mezcla llevada a ebullición, moverlo hasta que se disuelva y dejar que vuelva a hervir.

- Batir el resultado con la batidora para conseguir una masa uniforme y servirlo en un bol.

- Mantener al menos 2 horas en el congelador.

Opcional: puedes añadir a la mezcla unos trocitos de cáscara de limón picada, antes de introducir el bol en el congelador. De esta manera encontrarás unos riquísimos 'tropezones' naturales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios