LA HISTORIA DE MONICA PORTER

Me acosté con jóvenes. Ahora he probado con los de mi de edad y pfff...

Nunca es tarde para recuperar una intensa y libertina vida sexual. Con 62 años, Monica Porter está viviendo una segunda juventud junto a todo tipo de hombres

Foto: La periodista Monica Porter.
La periodista Monica Porter.

Monica Porter tiene 62 años y una gran experiencia en el campo sexual. Tras el fin de una larga relación amorosa, decidió ir en busca de nuevas vivencias y durante un año compartió cama con al menos quince hombres. De todos ellos, una gran mayoría se encontraba por debajo la barrera de la treintena. Tras estas experiencias, Porter plasmó sus reflexiones en el libro Raven: My year of dating dangerously.

Como era de esperar, la publicación de las experiencias sexuales de una sexagenaria británica con hombres, por lo menos 30 años más jóvenes que ella generaron todo tipo de polémicas. La propia Porter reconoce en 'The Daily Mail' que ha tenido que soportar numerosos comentarios despectivos, satíricos o críticos que la recordaban que acabaría por enfrentarse a una vejez triste y solitaria debido a su actitud respecto a los hombres.

El intento con hombres de su edad

Porter, lejos de rechazar estas valoraciones, reflexionó sobre ellas, planteó un cambio en su estrategia amorosa y dio una oportunidad a los hombres de su misma edad o mayores que ella. Concretamente cinco fueron las tentativas. Tras la publicación de su libro no le fue complicado encontrar hombres interesados en conocerla y el primero que tuvo la oportunidad fue Jerry, un hombre de 65 años con éxito y vinculado a la industria del cine. Su aspecto descuidado provocó rechazo en Porter que sentía añoranza por su época junto a Pup, un 'yogurín' de 23 años que no sabía en qué año fue asesinado John Fitzgerald Kennedy, pero con un cuerpo atlético cuyo recuerdo provocó la huida de su cita junto a Jerry.

Es consciente de que si no se encontrase en buena forma y fuese atractiva, los hombres pasarían de largo

En su segundo intento, Porter flirteó por Facebook con Daniel, un apasionado de los coches que en su primera y única cita la fue a buscar en un bonito Jaguar y disfrutaron de una agradable conversación sobre coches de colección y sus hijos. Sin embargo, el tema no fue más allá, pues no existía ningún tipo de pasión y aunque Daniel no era mal tipo “no puedes comprometerte con alguien porque sea buena persona, incluso si este tiene un buen coche” Afirma Porter. Tras unas semanas manteniendo el contacto por teléfono, este llegó a su fin al no existir ninguna otra motivación.

Peores fueron su tercera y cuarta experiencia. La tercera, pese a un comienzo prometedor por Facebook, acabó por convertirse en algo similar a una terapia hacia un acompañante que no paraba de contar sus fracasos con las mujeres y de dudar sobre su apariencia física. Porter se escabulló en cuanto pudo y le sirvió para que en la quinta ni siquiera llegase a existir una cita cara a cara, al existir fuertes similitudes con la anterior.

Y la vuelta a los jóvenes

Quizá todo habría sido diferente con Philip, un académico de 59 años con el que sí que existió una mejor conexión, pero que no llegó a culminar debido a que cuando él quiso dar un paso hacia adelante, ella lo rechazó, pues este le recordaba enormemente a una relación pasada. Aunque no le hubiera importado prolongar esta amistad, finalmente Porter decidió cortar por lo sano al considerar que no era saludable buscar un amigo del otro sexo cuando los objetivos son bien diferentes.

La propia Porter reconoce que quizá sea muy exigente con los varones, pero también es consciente de que si ella no se encontrase en buena forma y fuese atractiva, los hombres pasarían de largo. Por estos motivos, se afana en defender que ella puede actuar de la misma forma, más aún, si todavía es atractiva y atrae a los jóvenes. ¿Por qué va a tener que conformarse con un señor mayor, fuera de forma o poco aseado?. Es cierto que no ha vuelto a experimentar con veinteañeros, en la actualidad mantiene una relación a distancia con un acompañante de 38 años, que de vez en cuando se escapa a Londres para verla.

La polémica Porter cree que es muy posible que no exista un futuro a largo plazo en dicha relación, pero no le importa porque disfruta con ella y cuando el final llegue no tiene ningún inconveniente en reconocer que seguirá tratando de disfrutar de relaciones con otros hombres jóvenes hasta que pueda, pues estas son más satisfactorias y le causan un mayor bienestar que aquellas que pudiera tener con hombres de su edad. Al fin y al cabo, Porter solo busca disfrutar de su vida sin preocuparse demasiado por la edad que tenga o deje de tener.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios