estrategias para crear puestos de trabajo

Los nuevos generadores de empleo: iniciativas para cambiar el mundo

No hace falta ser un lince para darse cuenta de la velocidad vertiginosa que está tomando el cambio socio-económico en todas partes, y por supuesto en

Foto: De izquierda a derecha, Said Hammouche (Mozaik RH), Sandra Schürmann (Projektfabrik) y José María Pérez “Peridis (Lanzaderas de empleo)
De izquierda a derecha, Said Hammouche (Mozaik RH), Sandra Schürmann (Projektfabrik) y José María Pérez “Peridis (Lanzaderas de empleo)

No hace falta ser un lince para darse cuenta de la velocidad vertiginosa que está tomando el cambio socioeconómico en todas partes, y por supuesto en nuestro país. A la vez que están desapareciendo industrias completas, emergen nuevos sectores y nuevos modelos de trabajo que nada tienen que ver con los puestos “para toda la vida” del pasado. Ayer mismo leía que dos de cada tres niños que están cursando educación infantil en Estados Unidos trabajarán en una profesión que a día de hoy todavía no existe.

El concepto de innovación es muy atractivo y está en boca de todos, pero para toda una generación de jóvenes del sur de Europa, estos cambios radicales que han tenido lugar en muy pocos años les han dejado sin un modelo de puestos de trabajo adecuado a sus necesidades, que les dejan una escasa certeza acerca de su futuro económico.

El sector ciudadano puede convertirse en una potente fuente de nuevas soluciones generadoras de empleo y de impacto social positivo

En España conocemos bien las cifras de desempleo: el 54% de los jóvenes está en paro. Además, según el último informe panorama de la Educación 2014 de la OCDE, el desempleo de los titulados triplica la media de los países de la Organización para la OCDE, y uno de cada cuatro jóvenes ni estudia ni trabaja (cifras de 2012).

Los nuevos generadores de empleo

Ante este panorama surge una pregunta esencial. ¿Quién tendría que estar creando nuevos puestos de trabajo? Existen innumerables teorías que intentan responder a esta cuestión, pero la conclusión más frecuente es que la solución está en manos de las empresas y de los gobiernos, dejando a la filantropía y al sector ciudadano como parte ajena de esa responsabilidad, y como víctima de sus consecuencias sociales. Como mucho, se percibe al tercer sector como una “ayuda” para subcontratar y prestar determinados servicios sociales que cuentan cada vez con menos recursos.

Necesitamos un cambio de mentalidad. Del mismo modo que el sector de la ciudadanía o el llamado cuarto sector ha generado modelos de economía colaborativa que han puesto en duda la estabilidad de sectores que hasta ahora eran sólidos como el de la hostelería o el de los taxis (véase Uber o Airbnb), el sector ciudadano puede convertirse en una potente fuente de nuevas soluciones generadoras de empleo y de impacto social positivo.

Prueba de ello es la reciente alianza 'This Works', creada entre fundaciones y emprendedores sociales en Europa. Liderada por Ashoka y por la Robert Bosch Stiftung, una de las fundaciones más importantes de Alemania, a la que se está sumando una red de fundaciones de ámbito local en España, Grecia e Italia. 

¿En dónde está el secreto de esta alianza? En emprendedores sociales como el francés Said Hammouche, fundador de la agencia de empleo Mozaik RH, cuyo objetivo es integrar a jóvenes con talento de poblaciones desfavorecidas en puestos de trabajo de calidad en grandes empresas. O como Sandra Schürmann, emprendedora social alemana cuyo proyecto Projektfabrik ha ayudado a decenas de miles de jóvenes alemanes a encontrar trabajo o comenzar su propio negocio. O como el cántabro José María Pérez 'Peridis', que ha creado las lanzaderas de empleo que están enfocando la inserción laboral desde una perspectiva de cambio y acción para que las personas desempleadas recobren la ilusión y descubran todas sus competencias potenciales para encontrar un trabajo. El número de lanzaderas se ha expandido por toda la península con un porcentaje de éxito importante: un 50% de inserción de los participantes.  

Los changemakers como clave del cambio 

Pero Peridis, Said o Sandra no están solos. Hay ciudadanos en muchas ciudades del mundo que son “actores de cambio”, o changemakers. Que están impulsando iniciativas que están produciendo un cambio social positivo en su entorno.

Lanzaderas de empleo que están enfocando la inserción laboral desde una perspectiva de cambio y acción

¿Qué podemos aprender de ellos? ¿Cómo pueden sus ejemplos e iniciativas ayudar a la creación de empleo juvenil en España? Existen buenos artículos que abordan el asunto del emprendedor social como agente de creación de empleo como los que aparecen en Forbes e Innovations.

Una de sus conclusiones puede parecer desalentadora inicialmente: los emprendedores sociales no suelen generar empleo a gran escala por sí solos. Pero otras son muy positivas. Sí pueden impulsar soluciones a gran escala para abordar los problemas sociales de los que estamos hablando. Lo hacen proporcionando nuevos modelos de acceso a los servicios sociales, creando mercados laborales inclusivos, desarrollando una nueva cultura organizacional y aumentando la cohesión social.

El éxito de la iniciativa de Sandra en Alemania ha sido resultado de la puesta en marcha de una serie de innovaciones que buscaban empoderar a los jóvenes y sacar a la luz su talento. Su éxito ha sido esencial. No solo por sus cifras de éxito en la generación de empleo juvenil, sino también por los efectos colaterales que ha producido como el «¡yo puedo!», que ha demostrado ser contagioso y ha logrado impulsar nuevas iniciativas sociales en su país.

Puesta en común de ideas: los encuentros internacionales

Me voy a referir ahora al GlobalizerX para el Empleo, que tuvo lugar en Londres en septiembre, y que reúne a muchos de los pioneros detrás de estas exitosas innovaciones sociales, incluidos los Emprendedores Sociales de Ashoka España, Ana Bella y 'Peridis'.

El objetivo del encuentro es encontrar estrategias comunes que permitan exportar sus iniciativas a las zonas del sur de Europa donde más se necesitan. Un ejemplo es 'Specialistern', iniciativa promovida en Dinamarca por un Emprendedor Social Ashoka en Dinamarca, que ya está implementándose en el mundo. 

Inspirar y movilizar a changemakers: a actores de cambio locales

Se trata de una de las primeras empresas del mundo capaz de aprovechar las capacidades especiales de personas con autismo, que resultan ser expertos mucho más eficaces que la población no autista en labores relacionadas con pruebas de sistemas informáticos o el manejo de datos. 

Otra de ellas es 'Time Wise', iniciativa que promueve la creación de puestos de trabajo de calidad a tiempo parcial, práctica poco frecuente en un país como el nuestro. En los próximos meses intentaremos impulsarla en España.

Además de Specialistern o Timewise, importaremos en España durante el próximo año, unas diez soluciones de emprendedores sociales de otros países. 

Trabajo, apoyo e inspiración

No solo con el objetivos de implementar nuevas iniciativas para hacer frente a la alta tasa de desempleo juvenil, sino para tratar igualmente de inspirar y movilizar a changemakers; a actores de cambio locales que se animen a poner en marcha nuevos proyectos sociales en su entorno.

¿Qué se busca con todo esto? No solo generar nuevos puestos de trabajo, sino crear movimiento de apoyo a aquellos ciudadanos que quieren jugar un papel activo en la creación de empleo.

Ana Sáenz de Miera Cárdenas

Directora de Ashoka Emprendedores Sociales en España

El activista indio y Emprendedor Social de Ashoka, Kailash Satyarthi, junto con la joven pakistaní Malala Yousafzai, ha sido galardonados con el Premio Nobel de la Paz 2014. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios