LA CLAVE ES LA PARIDAD DE PODER ADQUISITIVO

Los salarios mínimos mundiales y su relación con el coste de la vida

El debate sobre el sueldo mínimo en EEUU nos lleva a preguntarnos cuáles son los países con una mayor retribución (y cuáles los que tienen menos)

Foto: En EEUU, McDonald's y Burger King irán a la huelga para reclamar un mayor sueldo mínimo. (Reuters / Stefano Rellandini)
En EEUU, McDonald's y Burger King irán a la huelga para reclamar un mayor sueldo mínimo. (Reuters / Stefano Rellandini)

El debate sobre el sueldo mínimo en Estados Unidos, impulsado por la apuesta del presidente demócrata Barack Obama de subir los 7,25 dólares a la hora (unos 5,50 euros) a 9 dólares ha provocado que muchos americanos (pero no únicamente ellos, sino que se trata de un debate que se ha extendido a todo el planeta) se hayan preocupado por compararse con las retribuciones mínimas recibidas en otros países durante los últimos meses. Reino Unido, además, se preguntaba esta misma semana si no sería necesario premiar fiscalmente a las empresas que aumenten el sueldo mínimo de sus trabajadores para evitar abrir más la brecha de la riquez en las islas británicas.

Los datos han servido tanto para defender la medida como para negar su utilidad. Sus partidarios de la misma recuerdan que Estados Unidos es uno de los países con uno de los sueldos mínimos más bajos y que esta cláusula es una garantía de protección social para los trabajadores de menor cualificación. Otros recuerdan que este bajo coste por trabajador reflejado en los contratos americanos permite que el mercado laboral sea mucho más flexible, una labilidad que se perdería en caso de obligar a las empresas aumentar el mínimo percibido. Actualmente, en España el sueldo mínimo mensual se encuentra en los 752,85 euros en 12 pagas (645,30 en 14).. Este tema no ha estado exenta de polémica durante los últimos meses, especialmente después de que el Banco de España sugiriese no aplicar el SMI a los parados de larga duración.

Estos datos tienen en cuenta tanto el sueldo como el coste de la vidaSin embargo, como recordaba un artículo publicado en The Atlantic, lo que muchos de estos acercamientos al sueldo mínimo interprofesional obvian es que este depende enormemente del nivel de vida de cada país y por ello, no puede analizarse en términos absolutos. Por eso, la manera más acertada de analizar este dato es a partir de la llamada paridad de poder adquisitivo, definida como “la suma final de cantidades de bienes y servicios producidos en un país, al valor monetario de un país de referencia”.

En definitiva, se trata de una de las mejores maneras de homogeneizar datos muy diferentes en cada país y que elimina de la ecucación la depreciación o apreciación de una moneda, por lo que refleja con mayor fiabilidad el auténtico valor del dinero recibido. No obstante, sus críticos recuerdan que no tiene en cuenta las diferencias de calidad de vida que pueden existir entre las ciudades de un mismo país, y que en algunos casos, pueden ser muy significativas. Su origen se encuentra, curiosamente, en las ideas de la Escuela monetaria de Salamanca, profundamente estudiada por el economista austro-estadounidense Joseph Schumpeter. Pero, ¿cuáles son los países donde sus trabajadores gozan de un sueldo mínimo más alto?

La supremacía de Centroeuropa

La Vieja Europa y su larga tradición en lo referente a los derechos de los trabajadores hace que los primeros puestos de los 26 países analizados por la OECD (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) estén copados por países europeos en el año 2011, último del que se tiene constancia. Se trata de una tabla que, como señala la información proporcionada por la organización, se crea a partir de los datos obtenidos por el CPI (índice de precios del consumidor) que son convertidos a la misma moneda, el dólar americano. 

El primer lugar corresponde a Luxemburgo, con sus 10,4 dólares a la hora (unos 7,8 euros), y con un sueldo mínimo real de 13,35 dólares, el segundo mayor del mundo. Le sigue poco después Francia, que otorga como mínimo 10,2 dólares a sus trabajadores cada hora. En el tercer puesto se encuentra Australia, el que en términos absolutos es el país con un sueldo mínimo más alto pero, debido a que su nivel de vida es muy superior al de otros países, se atenúa en la comparación hasta los 9,8 dólares la hora. Una diferencia sustancial con el mínimo de 16 dólares real.

Siguen en la lista dos países del continente europeo, Bélgica (con 9,5 dólares la hora) y Holanda (9,2 dólares). Un poco más abajo se encuentra Irlanda, que paga 9 dólares cada hora a los trabajadores, y el Reino Unido (8,2 dólares). A continuación aparece otro país oceánico, Nueva Zelanda, que prácticamente empata con Inglaterra. Es en los puestos ocho y nueve donde entran los países norteamericanos, con Canadá (7,6) y Estados Unidos (7,1), el país que originó la controversia. Siguen Austria, Japón, Eslovenia, Israel y Corea del Sur.

¿Dónde queda España en esta lista? En un cómodo punto intermedio, con unos 3.44 euros (4,6 dólares) a la hora, que nos permiten superar en el sueldo mínimo a Grecia (en el puesto inmediatamente posterior), Polonia, Turquía, Portugal, Hungría, Eslovaquia, República Checa, Chile y Estonia. En el último puesto queda México, un caso bastante especial, ya que según los datos de la OECD su sueldo mínimo se sitúa en los 0,80 dólares, aunque varía según la zona del país. Este año se ha anunciado un incremento de la cantidad en un 3,9%.

Un dilema europeo

El salario mínimo interprofesional nace en Australia y Nueva Zelanda a finales del siglo XIX, producto de diversos levantamientos obreros que perseguían el reconocimiento de un nivel mínimo de ingresos por el trabajo desempeñado. Siguieron Inglaterra, ya en el año 1918, y algunos de los estados de EEUU, en 1923. En España el sueldo mínimo se implanta en 1963 y permitió, durante sus dos primeras décadas, que el poder adquisitivo del ciudadano se multiplicase por un 2,5. Sin embargo, a partir de los ochenta, el SMI pierde gran parte de su poder adquisitivo. 

Francia ha defendido la creación de un salario mínimo europeoAlgunos de los países más desarrollados de Europa, con un menor nivel de paro y en los que los trajabadores perciben algunos de los sueldos de media más altos de la Unión, no tienen un salario mínimo unitario, como ocurre con Alemania, donde precisamente el debate sobre este sueldo será clave en la formación del gobierno . En dicho caso, estos sueldos se encuentran regulados por los convenios colectivos de cada sector. Es lo que ocurre en países como Dinamarca, Italia, Austria, Noruega, Finlandia, Suiza o Islandia. Este dato ha llevado a muchos a afirmar que es precisamente la existencia de un salario mínimo interprofesional lo que impide la flexibilidad del mercado laboral y el fomento de las contrataciones.

Hace tiempo que se planteó la posibilidad de instaurar un salario mínimo europeo, una medida que ha dividido a Europa. Recientemente, el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, defendía dicha medida, particularmente en sectores como el agrícola, porque "tiene que haber una cierta decencia, pagar correctamente a la gente". En definitiva, se trata de evitar unos asalariados a dos velocidades en la Unión Europea. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios