LOS CHICOS DE SOROS, DIMON O BLOOMBERG

A qué se dedican los sorprendentes hijos de los multimillonarios de Wall Street

Por mucho que la globalización haya propiciado la aparición de un gran número de metrópolis a lo largo y ancho de todo el planeta, pocos dudan

Foto: A qué se dedican los sorprendentes  hijos de los multimillonarios de Wall Street
A qué se dedican los sorprendentes hijos de los multimillonarios de Wall Street

Por mucho que la globalización haya propiciado la aparición de un gran número de metrópolis a lo largo y ancho de todo el planeta, pocos dudan que Nueva York sigue siendo la capital (cultural, financiera y política) del mundo. En el corazón de la urbe norteamericana se encuentra Wall Street, esa pequeña calle alrededor de la cual se realizan las operaciones financieras más importantes del planeta. Hoguera de vanidades del gigante americano, en pocos metros se concentran las personas más importantes del planeta. Pero no únicamente ellos, sino que junto a estas figuras se encuentran sus amigos, familia… e hijos. Recientemente, Business Insider investigaba el paradero de algunos de los descendientes de estos adinerados magnates que, en un futuro cercano, obtendrán de mano de sus padres algunas de las grandes fortunas planetarias.

Como cabe esperar, unos cuantos de ellos han decidido seguir el proyecto familiar y se encuentran ya al frente de algunas empresas de mayor o menor tamaño en espera de obtener el bastón de mando de sus antecesores. Por el contrario, otros se han dejado seducir por los cantos de sirena del mundo del espectáculo y han intentado triunfar en el mundo de la canción o el cine. Pero, ¿a qué se dedican realmente los hijos de Lloyd Blankfein o de Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York? Al fin y al cabo, el futuro (y cantidades exorbitantes de dinero) se encuentran en sus manos.

  • Alexander Soros. Se trata de uno de los rostros de estas nuevas generaciones más conocidos para el gran público. Como su padre, dedica la mayor parte de su tiempo a la filantropía, principalmente a la organización Jewish Funds por Justice, aunque el pasado año inauguró la Alexander Soros Foundation. Se graduó por la Universidad de Nueva York en 2009 y, según el Wall Street Journal, su principal preocupación se encuentra en “las causas que no gozan de un apoyo generalizado”.
  • Georgina Bloomberg. La hija menor del rostro más importante de la ciudad de Nueva York desde 2002 es una gran figura del mundo de la hípica, donde ha sido esponsorizada por Ariat International, y no parece que vaya a seguir los pasos de su progenitor. La que fuera declarada en 2007 como una de las “herederas más fascinantes” del mundo, ha afirmado en alguna entrevista que le gusta cocinar a diario para sus perros y que lo que más odia de la ciudad de su padre es “el tráfico”.
  • Alex y Rachel Blankfein. Lloyd Blankfein, CEO de Goldman Sachs, ha tenido que afrontar la crisis con la mejor cara que las circunstancias le han permitido tener, acostumbrado a que su compañía se encuentre día sí y día también en el ojo del huracán. Por lo menos, le queda el consuelo de que puede disfrutar de sus hijos. El mayor de ellos, Alex, que ahora tiene 27 años, se encuentra a punto de comenzar su carrera como consultor en Bain & Company, la firma de Boston que fue fundada en 1984 por Mitt Romney. Rachel, la hija menor, cuenta únicamente con 19 años y como su hermano, estudia en Harvard. Al igual que ocurre con Georgina Bloomberg, Rachel es una gran aficionada a la hípica.
  • Tess Druckenmiller. Armada con una guitarra acústica es como se puede ver en internet a Tess, que acaba de publicar un nuevo puñado de canciones en iTunes. Su padre, Stanley, fue CEO de Duquesne Capital, un hedge fund que cerró en agosto de 2010 aduciendo que no poder cumplir las expectativas que él mismo se había planteado era un gran “esfuerzo emocional”. Alumno aventajado de George Soros, Druckenmiller fue el hombre que entregó más dinero a obras de caridad durante 2009, con un total de más de 800 millones de dólares. Su hija, de 20 años, ha tomado un camino muy diferente al de su padre, al estudiar matemáticas en la Universidad de Brown, aprender taekwondo y luchar por convertirse en músico.
  • Nell Diamond. Cuando el pasado verano estalló el escándalo del Líbor, el banquero de Barclays Bob Diamond fue uno de los más afectados y se vio obligado a dimitir. La hija del que fuera calificado como “la cara más inaceptable” del sistema bancario, Nell, no dejó indiferente a nadie cuando en aquel momento publicó un tweet destinado a los políticos británicos en el que decía que le “agarrasen la polla” (“hold my dick”). Precisamente, la hija del banquero renunció a su puesto en Deutsche Bank apenas un mes después de que su padre hiciera lo propio. Ahora sigue adelante con su glamuroso tren de vida, ya que es frecuente verla en desfiles u otros eventos de la alta sociedad ligados a la moda.
  • Peter Cary. En el listado no sólo aparecen hijos, sino también nietos, de algunos de los grandes magnates del parqué neoyorquino. Es el caso de Peter Cary, nieto de Pete Peterson, Secretario de Comercio durante la presidencia de Richard Nixon y CEO de Lehman Brothers entre 1973 y 1984. Si ha saltado a la fama y se conocen los pasos del joven Peter es porque apareció en uno de los reality shows del canal Bravo, llamado NYC Prep. En él, el espectador podía seguir la vida de seis adolescentes residentes en Manhattan y pertenecientes “a la élite”. Un último dato: su abuela, Joan Ganz Cooney, fue la creadora de Barrio Sésamo.
  • Matt Dalio. Muchos de los personajes presentados hasta el momento no destacan por haber llegado muy lejos (por ahora), pero Matt Dalio sí puede presumir de ello. Hijo de Ray Dalio, fundador de Bridgewater Associates, y un habitual de la lista de Time de los 100 personajes más influyentes del mundo, Matt se encuentra al frente de la compañía tecnológica Endless Mobile. A los 16 años ya había fundado China Care Foundation, dedicada a ayudar a los huérfanos chinos con necesidades especiales.
  • Laura Dimon. Célebre en la red gracias a un artículo publicado en The Daily Beast que corrió como la pólvora. En él, Dimon explicaba cómo se excusaban las mujeres en el puesto de trabajo para acudir a hacer aguas mayores. La frescura del artículo, que su autora tituló como el “último tabú para las mujeres” llamó la atención de los lectores, que rápidamente lo compartieron en las redes sociales. Aún más cuando supieron que se trataba de la hija de James Dimon, el CEO de JP Morgan. Ahora mismo, Laura trabaja como profesora de periodismo en la Universidad de Columbia y publica también en The Huffington Post.
Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios