La policía, a la caza de los 'spam sexuales'

Los piratas de medicamentos falsos en España se envenenaron ayer con su propia medicina. La Policía Nacional de Alicante detuvo a cinco personas (dos españoles, un italiano,

Foto: La policía, a la caza de los 'spam sexuales'
La policía, a la caza de los 'spam sexuales'

Los piratas de medicamentos falsos en España se envenenaron ayer con su propia medicina. La Policía Nacional de Alicante detuvo a cinco personas (dos españoles, un italiano, un venezolano y un iraní) en lo que ha sido, hasta el momento, el mayor alijo de medicamentos falsos en la historia de España. Los agentes incautaron unas 160.000 pastillas de viagra falsa, 15 kilogramos de BZP en polvo, 24 kilos de pastillas XANAX (ansiolítico) y 24,9 kilos de líquido o gel vaginal de una sustancia denominada Kamagra, cuyos efectos son similares a los de la viagra. Los detenidos lo comercializaban por España y varios países europeos a través de una empresa de mensajería sin ningún tipo de control sanitario.

 

Seguro que más de una vez se ha encontrado en la bandeja de entrada de su correo electrónico uno o unos cuántos emails ofreciéndole comprar viagra a buen precio, entrega rápida y silencio absoluto. Tal vez usted simplemente le dio al botón de suprimir y mandó la oferta a la papelera de reciclaje. Lamentablemente hay muchos otros, sobre todo los que sufren en silencio algún tipo de disfunción eréctil, que alimentan su esperanza cayendo presos de estos spam sexuales. No haga caso. Lo que realmente está adquiriendo es un producto al que le falta información, no pasa controles médicos ni farmacéuticos, se desarrolla en entornos inseguros y, a lo mejor, lo recibe con retraso. Si es que tiene la suerte de que el pedido le llegue.

 

Según la OMS, uno de cada diez medicamentos que se venden en el mundo son falsos o de baja calidad. Casi todos se fabrican en países como China e India. Asimismo, la OMS afirma que “la venta incontrolada de medicamentos a través de Internet es un peligro para la salud pública y un riesgo real para los pacientes”. Además de vender un producto ilegal, ofrecen sus principios activos como teóricos genéricos, que en muchos casos ni existen ni están disponibles en las farmacias.

 

Los arrestados en Alicante también distribuían una nueva “sustancia psicotrópica”, la benzilpiperazina (BZP), que provoca psicosis y otros daños neuronales. Según fuentes policiales, esta sustancia se utilizaba hace décadas como antiparásito en las granjas de animales. Los ‘ciberdelincuentes’ han pasado a disposición judicial acusados de un delito contra la sanidad pública, de los que tres han ingresado en prisión por orden judicial. Los mismos detenidos recibían, almacenaban, cortaban, preparaban, encapsulaban y distribuían ellos mismos las cantidades de viagra.

 

Ignacio Moncada, coordinador del grupo de andrología de la Asociación Española de Urología, recuerda a los usuarios y consumidores de este tipo de sustancias que “estos medicamentos no tienen parecido con su composición original ni pasan el control por la Agencia Española del Medicamento que cualquier fármaco, por su condición, tiene la obligación de pasar”. Por mucho que le digan, no se lo crea: las farmacias digitales no existen. “Ningún medicamento que necesita receta en una farmacia puede ser adquirido sin ella por Internet. Ninguno. Que no le engañen”, advierte el doctor.

 

Efectos sobre la salud imposible de predecir 

 

Los efectos que tiene sobre la salud son tan impredecibles como inabarcable es el mundo online. “Al no saber la composición con la que están hechas estas sustancias falsas es imposible cuantificar las consecuencias de esta actividad ilegal”, se lamenta. No se sabe cuántas pastillas se comercializan ni cuánto dinero se gana. La ONG Internacional Policy Network, calcula que sólo el uso de antimaláricos y antituberculosos ilegales mata cada año a 700.000 personas en el planeta. Pero no hay cifras que cuantifiquen todos los fármacos ilegales que navegan por Internet.  

 

El mensaje para los cibernautas es sencillo de entender: "No está comprando zapatos. La venta de medicamentos por Internet es una práctica ilegal. En su mano está pagar con su propia salud un fármaco que puede conseguir, bajo prescripción médica, en una farmacia".  

 

 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios