Donaciones de semen: la paga extra del verano de los universitarios

Cada vez es más común ver a decenas de jóvenes, la mayoría universitarios, peregrinando por los 150 centros de reproducción asistida que hay en España ofreciendo

Foto: Donaciones de semen: la paga extra del verano de los universitarios
Donaciones de semen: la paga extra del verano de los universitarios
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Cada vez es más común ver a decenas de jóvenes, la mayoría universitarios, peregrinando por los 150 centros de reproducción asistida que hay en España ofreciendo sus espermas. Acuden una o dos veces por semana durante unos 3 meses, por 50 euros cada eyaculación. En total, se embolsan un plus de alrededor de 1.000 euros. En verano, cuando disponen de más tiempo libre, las donaciones aumentan hasta un 30%. Y una gratificación de unos 1.000 euros puede tentar a muchos jóvenes sin recursos a convertirse en donantes profesionales y burlarse de los límites de la ley, la misma que dice que un mismo donante de espermas no puede conseguir más de seis hijos nacidos. Porque la donación de espermas es voluntaria y anónima. Pero sin un registro nacional, es imposible regular el mercado y descubrir si un donante tiene infinitos hijos.

     

    Se utiliza generalmente para inseminar artificialmente a mujeres que quieren tener hijos pero no pueden. Cada vez es más común la demanda de mujeres solteras u homosexuales. “Ser donante no implica un cambio en su vida personal. Lo único que se exige es una abstinencia de cómo mínimo tres días”, cuenta Josep Oliveres, director del laboratorio de BioSperm. Significa no tener relaciones sexuales tres días antes de la donación o no tener pérdidas de semen ya sea por masturbación o por poluciones nocturas.

     

    En tiempos donde la crisis aprieta, cualquier idea es buena para sacarse unos euros extra. Según los datos del banco BioSperm, facilitados por el Institut Marquès de Barcelona, el perfil del donante es el de un hombre joven, universitario, de no más de 27 años. Debe cuadruplicar la tasa media de los 20 millones de espermatozoide por milímetro “para asegurarnos que es de buena calidad”, cuenta Oliveres.

     

    Los que consiguen pasar la ‘media’ tienen que presentar un buen estado de salud física y mental, no padecer ningún tipo de enfermedad hereditaria, ser seronegativo para el VIH, sífilis, hepatitis B y C, herpes ni infecciones bacterianas y tener el semen con unas características óptimas de número, morfología y movilidad, ya que se realiza un estudio genético del esperma y de fragmentación del ADN para garantizar la máxima calidad de la muestra.

     

    A 196 grados bajo cero durante un mínimo de seis meses

     

    Después de la masturbación y entrega de la muestra en un frasco, se le agrega al semen un material que lo conserva en buen estado durante la congelación, y se manda la muestra a congelar en una temperatura de hasta 196 grados bajo cero durante un periodo mínimo de 6 meses, “cuando se practican nuevas pruebas que aseguren la ausencia de enfermedades que se transmiten a través del semen”. Las pruebas del semen son señaladas por un código que permite al médico identificar al donante y la fecha de donación, y pueden ser conservadas por tiempo ilimitado.

     

    Los jóvenes tienen que pasar las pruebas pertinentes y rellenar documentos con datos referidos a su aspecto físico, como el color de ojos, de pelo, piel, textura de pelo, altura, peso, comprensión. “El esperma elegido para la mujer es el que más se parezca con su aspecto físico. Si tiene los ojos marrones, no puede pedir un donante con ojos azules. No se le va a conceder”, insiste Oliveres. La prueba de fuego es cuantificar la cantidad y la calidad de esos espermas. En lo que va de año, el centro ha recibido 278 candidatos. Sólo 35 ha superado todas las pruebas. Así que el 80% de los candidatos es rechazado por la mala calidad de sus espermatozoides.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    23 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios