La persona con adicción tiene una vulnerabilidad para toda la vida, según el psiquiatra Javier Sánchez

“La persona con adicción tiene una vulnerabilidad para toda la vida”, según el psiquiatra Javier Sánchez

Cada vez son más los adolescentes que coquetean con alcohol, cannabis, cocaína, heroína o pastillas de diseño. Tanto los ciudadanos como las autoridades sanitarias muestran su preocupación

Foto: “La persona con adicción tiene una vulnerabilidad para toda la vida”, según el psiquiatra Javier Sánchez
“La persona con adicción tiene una vulnerabilidad para toda la vida”, según el psiquiatra Javier Sánchez
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Cada vez son más los adolescentes que coquetean con alcohol, cannabis, cocaína, heroína o pastillas de diseño. Tanto los ciudadanos como las autoridades sanitarias muestran su preocupación y consideran que es una auténtica  “pandemia” que amenaza con destruir a una buena parte de las nuevas generaciones. El psiquiatra Javier Sánchez asegura que, aunque hace años se creía que existía una personalidad “adictiva”, hoy se sabe que los rasgos de personalidad son muy distintos entre las personas con adicciones. Algunos tienen rasgos antisociales, otros rasgos histriónicos (necesitan ser centro de atención de otras personas), algunos que están aislados y evitan el contacto con la gente.

     

    Aunque uno de los criterios clave de la adicción es no poder interrumpir el consumo de una sustancia, “hay personas con dependencias de sustancias que están plenamente habilitados para todo excepto para una cosa: dejar la sustancia”, dice Sánchez. Por eso entiende la rehabilitación en un sentido amplio, porque depende, entre otros aspectos, de la sustancia.

    “Entre las sustancias más adictivas se encuentran la cocaína y la nicotina”, sostiene.

     

    La mayor parte de las veces, el primer paso para la rehabilitación es reconocer el problema. “El tratamiento de una adicción conlleva demasiado sufrimiento como para aventurarse a hacer cambios en el estilo de vida si uno no tiene al menos una pequeña conciencia de que la sustancia en cuestión le está produciendo problemas”, asegura el psiquiatra. Y, el ambiente familiar, influye mucho.

     

    No siempre un problema puntual desencadena esta adicción. “La mayoría presentan desencadenantes vitales puntuales que inducen el inicio del consumo de sustancias”. En algunos casos, la abstinencia obliga a recurrir a fármacos para que la persona en cuestión no sufra. “Sobre todo las personas con alcoholismo crónico y dependencia de la heroína”, especifica. En otros casos, sirve de ayuda para regular el sueño o el humor durante los primeros días.

     

    Rehabilitación para siempre

     

    La persona adictiva debe ser consciente de que “tiene una vulnerabilidad para toda la vida”. Por eso, el proceso de rehabilitación dura “para siempre”. Si vuelve a contactar con la sustancia, tiene más posibilidades de recaer que otra persona.

     

    Rehabilitarse es un esfuerzo que llega a frustrar a veces, pero tiene muchas más gratificaciones. “En la adicción nunca hay nada bueno, porque hasta las cosas buenas que puedan pasar pierden importancia ante el objetivo número uno: consumir la sustancia”.

     

    Por desgracia, la recaída forma parte del proceso de cambio y constituye una “crisis” en cuanto a momento negativo. “Debe volver a significar un inicio del trabajo de abandono de la sustancia”.

     

    El tratamiento de las adicciones es sumamente complicado y el papel del tipo de terapia no es tan importante como otros factores, “como las características personales del terapeuta o la red social”.

     

    La rehabilitación es un proceso con un carácter de lucha. “Al principio, más intensa y con más sufrimiento. Paulatinamente, es más sencilla de sobrellevar”. El paciente debe ser consciente de que tiene que pasar por una serie de fases: “desintoxicación, deshabituación y prevención de recaídas”.

     

    Se diferencia claramente un antes y un después en la persona desintoxicada. “Cuanto más tiempo pasa sin consumir, más se parece a la persona que era antes de empezar”, anima Sánchez.

     

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    19 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios