DÍDAC SÁNCHEZ LO RECONOCE PARA EL CONFIDENCIAL

"Hill Prados ha tenido libre acceso a mis oficinas los últimos nueve meses"

El emprendedor reconoce su vinculación con 'el pederasta del Raval' por primera vez y admite que los datos de facturación de los que presumía eran una proyección, no la realidad
Foto: Dídac Sánchez durante la entrevista en El Confidencial. (P. López Learte)
Dídac Sánchez durante la entrevista en El Confidencial. (P. López Learte)

La semana pasada nos pusimos en contacto con Dídac Sánchez, con quien este periódico mantiene un conflicto legal a razón de los dos reportajes sobre su entramado empresarial que publicamos en septiembre, para que ofreciese su versión sobre los abusos sexuales a menores que presuntamente han tenido lugar en su oficina. También intentamos hablar con José María Hill Prados, también conocido como 'el pederasta del Raval', que abusó de él cuando solo era un niño y con el que ha seguido manteniendo relación, sin éxito. Aunque nuestra intención es y ha sido siempre señalar los desmanes de Hill Prados, jamás ha atendido a nuestras llamadas ni ha dado muestras de vida.

Sánchez respondió a nuestros correos al momento desmarcándose de las acusaciones. "Desconozco lo de la denuncia [por abusos sexuales]. No he recibido denuncia alguna ni tengo constancia de nada de esto".  Insistimos en un correo posterior, ya que teníamos constancia por fuentes directas de que sabía que esto había sucedido en sus oficinas, pero se mantuvo firme: "Como le he indicado anteriormente, no tengo motivo alguno en mentir [sic] en temas tan delicados como el que expone, me pilla la información completamente de sorpresa". En ambos correos amenazaba con recurrir nuevamente a los tribunales.

"Hill Prados ha tenido libre acceso a mis oficinas los últimos nueve meses"

Horas después, Sánchez se arrepintió de su declaración y, a través de terceros, acordamos una entrevista en El Confidencial con vídeo. Pese a que acudió con su agente de prensa, no vetó temas ni fuimos interrumpidos en ningún momento. Nosotros solo le pedimos, como premisa, que dijese de una vez por todas la verdad. No creemos haberlo conseguido. 

Pregunta: ¿Cuándo supiste de los abusos?
Respuesta: En el mismo día, creo. Reaccioné de inmediato despidiendo a Jerome [el empleado que denunció los presuntos abusos ante los Mossos d’Esquadra] y a Hill Prados. Hablé con los chicos [con el abusado y su hermano] y me dijeron que no había ningún problema, pero también quería hablar con los padres para verificar todo. Luego hablé con los padres del menor, que me dijeron que la culpa había sido de su hijo, que se había abalanzado sobre Hill Prados y le había dado un beso. Los chicos han seguido trabajando en la compañía sin problemas.

P.: Según tu relato es el menor quien busca el acercamiento con Hill Prados.
R.: Eso es lo que dice el menor y lo que me dijeron sus padres.

Cuando me enteré de los abusos despedí al director del sello musical y a Hill PradosP.: Las denuncias que hemos publicado, una de ellas de los padres, dicen todo lo contrario, que fue Hill Prados quien buscó el contacto con el menor desde el primer momento.
R.: No lo sé. Yo solo sé que no necesito ningún follón de estos y decidí en el momento cerrar el sello musical. Que lo arreglen en el juzgado, yo no quiero saber nada de este tema, es algo turbio. No quiero saber nada de estas tonterías. Me reuní con los padres y con los chicos para asegurarme que todo estaba bien y decidimos seguir adelante con el contrato que teníamos.

P.: ¿No te parece que habría sido más correcto denunciar el caso en lugar de despedir a trabajadores? Tú mismo estuviste implicado en un episodio similar con la misma persona.

R.: A Hill Prados no le despido, simplemente le digo: “El asesoramiento que te pedía, ya no lo quiero, si es de este modo”. Yo soy el primero en decirle a los chicos que les acompaño a los Mossos si ha sucedido algo, y ellos me dicen que no. Luego me reúno con los padres, aunque ellos me dicen que no es necesario.

P.: Según nuestras informaciones, los chicos no siguen en la empresa. 
R.: Bueno, no, pero porque cerré la empresa. 

*****

Solo podemos saber por Hill Prados a través de Dídac. Sin embargo, este períodico ha podido comprobar que el productor Jerome Farley presentó su baja voluntaria y se marchó sin indemnización al saber de los abusos. Lo mismo hizo una de las parejas de artistas, mientras que la otra ha solicitado en varias ocasiones que se rescinda su contrato, pero todavía no lo han conseguido. Estos últimos, según nuestras informaciones, estarían negociando su baja directamente con José María Hill Prados.

*****

P.: Hace más de dos meses del incidente y aún no está cerrada. 
R.: Estamos en trámites de disolución.

P: El sello musical, como muestra en su web, sólo ha trabajado con dos parejas de hermanos. Ninguna de los cuatro ha cobrado un euro. ¿Es cierto?
R.: Sí, pero porque el proyecto no ha funcionado. Contraté a un manager, Jerome Farley, que me estuvo engañando. Transfería dinero para los derechos de las canciones que iban a una empresa en la que Farley era socio, eso también influyó en mi decisión de cerrar.

Un artista cobra cuando hace un concierto o va a un evento. Cerré la compañía porque ya no creo en este proyecto, no por dejar de pagar a nadie. Estos artistas no eran nadie y conmigo han tenido un videoclip y unas canciones de nivel.

P.: ¿Sabías que Hill Prados utilizaba las salas de juntas de tus empresas para tomar medidas a menores en ropa interior?
R.: No, no lo sabía. Hubiera tomado medidas. Yo no puedo controlar qué hacen todos mis empleados en las salas de juntas. Hay cámaras de seguridad y en cuanto alguien pida las grabaciones se las facilitaremos.

P.: ¿Has visto tú esas grabaciones?
R.: No, porque no tengo notificación de ninguna denuncia. No he querido entrar en ese tema, no soy nadie para entrar en el tema, es la Policía y el Juzgado los que deben hacerlo.

P.: ¿No te han preguntado los Mossos por este asunto?
R.: No, nunca.

P.: ¿No te han llamado para saber qué sucedió en la sala de juntas de tu empresa?
R.: No…. (lo piensa) Perdona, perdona, sí es cierto que vino un policía preguntando por mí, pero no estaba y habló con el director de Recursos Humanos, así que el director de Recursos Humanos fue a declarar a la comisaría y dijo lo que sabía. Pero yo concretamente no.

P.: Nos dijiste que en esta entrevista dirías la verdad; entenderás que nos parezca raro que en diez segundos hayas cambiado la respuesta anterior.
R.: Sí, pero entenderéis que esta entrevista para mí no es nada fácil. Vengo a decir la verdad; podría haber dicho que no había ido nadie y callarme, pero me he acordado y lo he contado. Nada más.

*****

Hasta hoy Dídac Sánchez ha negado una y otra vez mantener cualquier contacto con José María Hill Prados. Esta es la primera vez que reconoce su relación después de que Hill Prados abandonase la cárcel; lo hace sepultado por pruebas y testimonios contrarios a su versión. Solo reconoce lo que sabe, o sospecha, que podemos demostrar documentalmente. Ahora sostiene que solo ha tenido relación laboral con Hill Prados en los últimos "8 ó 9 meses", el tiempo que ha pasado desde que publicamos los reportajes, a pesar de que los trabajadores indican lo contrario: que desde entonces Hill Prados ha limitado su paso por las oficinas de Balmes 243.

En este bloque de preguntas hay respuestas que chirrían. Aunque Sánchez dice que Hill Prados no ha colaborado con él antes del plazo de nueve meses, lo cierto es que en 2013 hay registrado un pago de 1.500 euros de sus empresas a un acreedor de Hill Prados. Además, Sánchez admite que Hill Prados firmó un contrato de Subrogalia, a pesar de ser un 'freelance' sin poder notarial.

*****

P.: ¿Qué hacía Hill Prados en tu empresa?
R.: Yo le contraté como 'freelance' externo aprovechando su experiencia en el sector.

P.: ¿Por qué pensaste que Hill Prados podía ayudarte en el negocio de los vientres de alquiler?
R.: Porque tiene experiencia en las adopciones. Tengo que reconocer que era un cabeza, su trabajo estaba muy bien.

P.: ¿Cuánto tiempo ha estado trabajando para ti?
R.: Unos... 8 ó 9 meses.

P.: ¿Todos los 'freelance' tienen plena libertad de movimientos en tus oficinas?
R.: A los 'freelance' les ofrezco las herramientas para que trabajen, yo no puedo controlar sus vidas. Obviamente si mis trabajadores ven a un señor que ha estado en la cárcel dos veces es normal que hablen, pero eso no me importa, tengo la conciencia tranquila.

P.: ¿Y también pueden firmar contratos a nombre de tus empresas?
R.: Hill Prados firmó solo una vez, con un cliente de Subrogalia. Yo no estaba en la oficina, estaba casi vacía, así que le pedí que lo firmara él. Inocente de mí.

P.: ¿Cómo puede ser que un externo firme un contrato a tu nombre?
R.: Si el administrador te lo permite, no hay ningún problema.

Hill Prados firmó un contrato de Subrogalia, pero no tenía poder notarial, me hizo un favorP.: O sea, que en algún momento le otorgaste un poder.
R.: No, no, fue una urgencia, no tuvo un poder notarial.

P.: ¿Cómo puede ser eso? Si yo fuera cliente, no me fiaría de un contrato firmado por alguien que ni está en plantilla de la empresa.
R.: El contrato estaba bien redactado, tenía el NIF de la empresa... No había intención de engañar.

P.: ¿Hill Prados no gestiona los vientres de alquiler en Rusia y Ucrania?
R.: En su momento sí, por eso le pedí asesoramiento.

P.: Su hijo Andreu es quien dirige la oficina de Rusia.
R.: Sí, porque él habla ruso. Constituyó la empresa y gestionó la plantilla allí.

P.: ¿Sigue siendo tu empleado?
R.: Sí. 

P.: ¿También le vas a despedir?
R.: Sí.

Favores después de la cárcel

P.: ¿Cuánto le pagaste a Hill Prados en el tiempo que dices que trabajó para ti?
R.: Calculo que… no sé, como 32.000 euros.

P.: ¿En 8 ó 9 meses?
R.: Hablo profesionalmente, sí que es verdad que desde que salió de la cárcel le he ido pidiendo algún favor, aunque yo no le podía pagar nada. Ten en cuenta que salía de la residencia de menores y era un momento muy complicado. Yo no he tenido nunca pudor en ayudarle, en decirle: “Toma, mil euros”.

P.: ¿Cómo facturaba José María Hill Prados sus servicios? ¿Es autónomo?
R.: Yo sabía que él tenía deudas con algunos socios. Él me mandaba facturas y yo se las pagaba. A veces me decía: “Oye, esta factura no me la pagues a mí, sino a tal persona”. Y yo se la pagaba a la otra persona, no había ningún problema.

P.: ¿Por qué pagaste 1.500 euros desde una de tus empresas a un acreedor personal de Hill Prados?
R.: Como con las otras veces; él me dijo que, en vez de cobrar directamente, le pagase a estas personas a las que debía dinero.

P.: ¿Cómo justificas esto ante Hacienda?
R.: Cuando haces un favor, haces un favor. Hay favores que te pueden pasar factura en el futuro.

P.: Hacienda podría preguntarte por estas transacciones.
R.: Sí (arquea las cejas).

P.: ¿Alguna vez le pagaste a él directamente?
R.: Sí.

P.: ¿En efectivo?
R.: Como la factura nunca superaba los 2.500 euros, se la pagaba en efectivo. Y si superaba los 2.500 euros, si me pedía que pagase a alguien a quien debiese dinero, pues lo que sobrase se lo pagaba a él directamente y ya está.

P.: Es la primera vez que reconoces una relación con Hill Prados o con sus hijos después de salir de la cárcel. Has mentido a los medios de comunicación, a nosotros también.
R.: Sí, lo lamento.

P.: Pues ahí va otra vez la pregunta: ¿cuál es exactamente tu relación con Hill Prados desde que salió de la cárcel?
R.: Yo le hundí la vida tanto a él como a sus hijos. Darles trabajo es la forma de disculparme. Obviamente cuando me entero de todo esto me siento decepcionado; no me ha quedado otra que darle la patada y seguir con mis historias.

P.: Hill Prados estaba en tus oficinas todos los días, lo dicen tus empleados.
R.: ¿Qué empleados? ¿Empleados que están despedidos?

P.: Su testimonio no tiene menos valor porque les hayas despedido.
R.: Cierto, pero a ellos les fastidia que les haya despedido una persona joven y no el típico director de recursos humanos de 40 años. Mi problema ha sido siempre que soy muy directo. Con esto me he ganado enemigos.

P.: Los de la agencia de México, que gestionaban embarazos para Subrogalia, dicen que negociaban directamente Hill Prados.
R.: No, y esa agencia la vamos a demandar porque han estafado a varias personas. Quizá saben que va a llegar la demanda y por eso dicen lo de José María, porque es la forma de hacerme daño. Yo gestiono el 100%. ¿Que he podido preguntar a Hill Prados? Como a otros muchos abogados.

P.: ¿A cuántos has despedido en los últimos años?
R.: A partir de los reportajes de El Confidencial mi facturación ha bajado y me he visto forzado a reestructurar la compañía. De 120 empleados he pasado a tener 35, y de tener 21 empresas a pasar a tener 10.

*****

Dídac achaca a la caída de la facturación los recortes de plantilla de sus empresas y se le quiebra la voz al recordarlo. La mayor parte de sus extrabajadores, sin embargo, creen que han sido purgados, ya sea por hacer preguntas incómodas o porque disponen de información que puede dañar el prestigio del grupo empresarial. Muchos se han ido motu proprio. Después de que Sánchez admita que Hill Prados tenía libertad de movimiento en sus empresas y que inclusó firmó un contrato, consideramos que la versión de los exempleados siempre se ha ajustado más a la realidad que la de Sánchez.

Sánchez acusó a Hill Prados de abusar sexualmente de él cuando era un niño y fue encarcelado. También le acusaron de abuso sus hijos adoptivos, aunque posteriormente todos se desdijeron. Agarrado a este mantra, Sánchez explica cualquier relación con Hill Prados como "favores" que les hace para compensarles por su mentira. La justicia nunca aceptó la nueva versión de Sánchez y Hill Prados cumplió íntegramente la condena.

*****

P.: ¿Hill Prados viajaba contigo cuando visitabas las oficinas en el extranjero?
R.: No, él por lo que tengo entendido no puede viajar por problemas legales.

P.: ¿Entonces Hill Prados no ha vuelto a pisar tus oficinas desde las denuncias?
R.: No, de hecho desde que publicasteis vuestro reportaje [hace nueve meses, el tiempo que antes ha dicho que lleva colaborando con él] he ido dándole menos trabajo. 

P.: ¿Crees que alguno de tus trabajadores puede haber sido también sexualmente abusado por Hill Pradosnbsp;
R.: No, que yo sepa no. Que a él le gustan los chicos, sí, eso lo sabe todo el mundo, pero no con mis trabajadores. De hecho he reformado prácticamente toda la plantilla de trabajadores, empezar de cero, para distanciarme lo máximo de este tema.

P.: Desde que publicamos los reportajes, la presencia de Hill Prados en la red casi ha desaparecido, aunque algunos de sus dominios siguen perteneciéndote. ¿Ese servicio se lo facilitaste tú?
R.: Sí.

P.: ¿Gratis?
R.: Del mismo modo que yo quise eliminar mi información de internet, también lo hice con él sin coste alguno. Él antes acudió a una de las empresas de la competencia y, cuando no lo consiguió, recurrió a mí.

P.: ¿Por qué posees el dominio 'titohill.com'?
R.: Porque quería montar una discoteca.

Ampliar

P.: ¿Por qué tus empresas son un calco de los sectores en los que operaba Hill Prados?
R.: Obviamente he visto negocios que él tenía y he pensado que alguno podía funcionar, pero nada más.

P.: Las marcas de algunas de las empresas que regentaba Hill Prados están registradas a tu nombre.
R.: Lo hice como un favor.

P.: ¿Un favor?
R.: Sí, porque a Hill Prados y a su familia le destrocé la vida. 

P.: ¿Tienes trato con todos ellos?
R.: Con José María y su hijo Andreu, con los otros no.

P.: ¿Por qué la marca Subastalia está registrada por la familia Hill Prados si es una empresa tuya?
R.: Por lo mismo, porque yo les hice el favor de registrar esa marca y después se la cedí. lo mismo hice con Passionware, que la constituí yo y se la cedí a uno de los hijos, porque ellos no tenían dinero para ir al notario.

P.: ¿Y no sería más fácil prestarles el dinero para que el pago lo hagan ellos?
R.: (Lo piensa) Sí. Es que jamás en la vida pensé que pasaría esto.

P.: Te vamos a citar unas declaraciones de 1996. Son de la Directora General de Protección de la Infancia de Cataluña. Esto es lo que dice sobre 'Padres para siempre', la asociación de Hill Prados para las adopciones: “Siempre se le ha denegado cualquier autorización por irregularidades muy concretas. Desde Baleares se han devuelto cuatro niños, ojalá fuese solo uno”. ¿Esto no te hizo dudar?
R.: Yo no he tenido problemas con Hill Prados a nivel profesional. Él ha tenido sus historias y yo no tengo porqué estar mirando y revisándole, yo me he guiado por el daño que he hecho. Ahora un director pasaría por Recursos Humanos, por supuesto.

P.: ¿Cuántas parejas te han demandado por Subrogalia?
R.: Que yo sepa, cuatro, no las tengo contadas. Uno porque el niño en vez de salir varón, salió mujer, otro porque según él los embriones nunca llegaron a México y los demás porque no están de acuerdo con las cantidades económicas.

P.: Una de las marcas de los Hill Prados, Cardoner, la registraste a tu nombre un año antes de que caducase.
R.: Porque había alguien que iba a registrar una marca con nombre similar. Cardener, no sé. Me pidieron que la registrase y lo hice como un favor, no miré las fechas.

P:: ¿No te parecen muchos favores para decir que no hay relación con los Hill Prados?
R.: Es mi forma de pedir perdón, pero desde luego nunca más me verás en una empresa con Hill Prados.

P.: ¿Por qué José María Hill Prados se hacía llamar Diego en tu empresa?
R.: Un día, en una reunión, alguien de broma dijo que era mi padre. De ahí Dídac-Diego, Diego-Dídac.

P.: ¿A qué se dedica tu empresa Dosdiegos y por qué ese nombre?
R.: A la asesoría contable [según el Registro Mercantil es una promotora inmobiliaria]. El nombre lo puse por mí mismo: Dídac, Diego, Dosdiegos. Ya está cerrada.

P.: ¿Temes que estas relaciones puedan tener consecuencias legales para ti en el futuro?
R.: Me dan absolutamente igual las consecuencias legales, lo que no quiero es que perjudique a mis empresas y a mi vida, no quiero saber nada de él.

P.: ¿Tienes miedo de José María Hill Prados?
R.: (Lo piensa mucho) Yo no le tengo miedo a José María, él es quien debería tener miedo a las consecuencias de la gente. Yo ya pagué mi error y quiero ser libre.

*****

El motivo por el que el año pasado decidimos investigar a Dídac Sánchez fueron sus declaraciones. En una entrevista con El Mundo aseguró facturar 50 millones de euros al año, una cifra que no nos encajaba para ser un emprendedor completamente desconocido. Solo después apareció la figura de Hill Prados tras la cortina. 

¿Puede un joven sin estudios, dinero ni inversores crear un imperio en dos años? ¿Es normal que alguien de 18 años funde, en un mismo día, un bufete legal y una empresas de vientres de alquiler? ¿Cómo se mantiene —y se amplía— un grupo empresarial cuando pierdes dinero con casi todos los negociosnbsp; 

*****

P.: ¿Ha invertido Hill Prados alguna vez en tus negocios?
R.: Nunca. Él no tiene nada… al menos lo que yo he visto.

P.: ¿Y de dónde sacaste el dinero para comenzar?
 R.: Pedí un crédito a Cofidis. Me ha costado mucho, he tenido que cerrar alguna empresa, incluso alguna con concurso de acreedores. No todo me ha ido bien.

P.: De la famosa facturación de 50 millones que te lanzó al estrellato en los medios... ¿cuánto calculas, ahora, que es verdad?
R.: Hmmm… 25 millones. El resto eran ganas de facturar, yo mismo se lo avisé a los de El Mundo.

P.: De tu bufete legal, Legisdalia, dijiste que facturaba 3 millones de euros, lo que te hubiera colocado en el 'top 30' de bufetes españoles. Las únicas cuentas que has depositado en el Registro dicen que ingresaste solo 26.000 euros.
R.: La mayor parte de la facturación que preveía se perdió.

Me han exigido dinero por obtener la licencia sanitaria y voy a denunciar por prevaricaciónP.: Decías que tu clínica, Iegra Tres Torres, facturaba 4,9 millones de euros. Nunca has depositado las cuentas, pero te la ha cerrado Sanidad por operar un año y medio sin licencia.
R.: Sí. Yo cojo una clínica con licencia y no puedo cambiar la titularidad. Incluso se me ha pedido dinero para obtener la licencia.

P.: ¿Quién te ha pedido dinero? ¿La Generalitat?
R.: Cuando ponga la demanda por prevaricación, hablaré.

P.: Tu otra clínica, Hilton, ¿ha estado alguna vez abierta?
R.: Lo estuvo en México y un tiempo en Barcelona, pero la tuve que cerrar por lo mismo: Sanidad.

Pérdidas y lujo

P.: Según los datos del Registro Mercantil, sumando todos los balances de tus empresas has facturado 2,4 millones de euros en los últimos dos ejercicios.
R.: Yo te puedo decir que la realidad es distinta, lo que pasa es que me guardo la privacidad de mis cuentas, porque la gente es muy mala. De hecho, a día de hoy voy con guardaespaldas porque tengo miedo, porque los medios dicen que tengo mucho dinero.

P.: ¡Tú has recurrido a la prensa, no ella a ti!
R.: Te juro por dios que si hubiera sabido la que se iba a liar, todo este escándalo, jamás hubiera ido a la prensa. Lo hice por lo bien que van mis empresas, no para que se hable de Dídac Sánchez.

P.: No nos has contestado a la pregunta anterior. 2,4 millones de facturación entre todas tus empresas durante 2013 y 2014. ¿Lo confirmas?
R.: Sí. 

P.: Entonces lo que sostienes es que de 2,4 millones (lo que se puede comprobar) pasas a 25 millones de facturación en un año. Es como el milagro de los panes y los peces.
R.: En España pierdo dinero, por eso me enfoco en otros países que me dan las oportunidades que España me niega. Con lo que gano fuera he podido invertir en España.

P.: ¿Cuáles son esas empresas del extranjero?
R.: No las conoce nadie prácticamente, porque tienen su administradores y tengo todo el derecho a tener mi privacidad y a que no todo el mundo sepa si tengo una empresa en China o en Japón. 

P.: ¿En los países en los que operas tienes sedes?
R.: Hmm… colaboradores. Algunas sedes son de colaboradores, aunque nosotros tenemos acciones.

P.: Ninguno de estos negocios, que supuestamente facturan 23 millones de euros, tiene página web.
R.: Una sociedad mercantil no tiene porqué tener página web.

P.: Si sumamos todos los balances de tus empresas vemos que pierdes dinero. 
R.: Cierto.

(Instagram)
(Instagram)

P.: ¿Cómo llevas un tren de vida tan alto si pierdes dinero en España?
R.: No es un tren tan alto, pero obviamente no he tenido la infancia que han tenido otros y, cuando los negocios van bien, te apetece conducir un buen coche, llevar un traje bueno, ir de fiesta… tener la vida que no has podido vivir. Creo que en parte la mayoría de las cosas las he hecho por rabia con mi pasado.

P.: Te paseabas por Barcelona con un Ferrari.
R.: Sí, lo he vendido hace un año.

P.: Es uno de los coches más caros del mercado; permíteme que insista: pierdes dinero.
R.: Fuera de España lo gano. Además, un Ferrari puede comprarse financiado.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Rogue One: A Star Wars Story – Final Trailer
Def con Dos - España es idiota (videoclip oficial)
F1 Toto Wolff and Lewis Hamilton Message | Stronger than Ever in 2017

ºC

ºC