Costa Rica no ha necesitado hidrocarburos en 2015

Es posible suministrar electricidad a un país usando solo energías renovables

La abundancia de lluvias ha permitido a Costa Rica proveerse de electricidad con una combinación de energía hidroeléctrica, geotérmica, eólica, de biomasa y solar, sin necesidad de hidrocarburos

Foto: Energía sostenible proporcionada por el agua
Energía sostenible proporcionada por el agua

"2015 ha sido un año de electricidad totalmente amigable con el ambiente para Costa Rica". Con esta frase, el Instituto Costarricense de Energía comienza una nota de prensa en la que describe un encomiable logro del país centroamericano: en lo que va de año, su red eléctrica se ha alimentado solo de energías renovables. "Según los datos del SEN (Sistema Eléctrico Nacional), durante enero, febrero y lo que va de marzo (82 días), ha sido innecesario el uso de hidrocarburos para alimentar la red del país."

Gracias a este logro, el precio de la luz descenderá significativamente en los próximos meses. Según Reuters, un millón y medio de hogares y negocios verán reducirse sus facturas eléctricas entre un 7 y un 15% a partir del mes de abril. El ICE asegura que el consumo anual de hidrocarburos descenderá del 12% del mix energético que supuso en 2014 al 7% en este 2015, ahorrándose así 40 millones de dólares.

Este hito de sostenibilidad tiene varias causas, tanto geográficas como de previsión e inversión nacional. Por un lado, durante lo que llevamos de año, las lluvias han llenado más de lo previsto los embalses de Arenal, Cachí, la Angostura y Pirrís. La energía hidroeléctrica es la principal fuente energética de Costa Rica, suponiendo en 2014 el 80% de su producción. Con las lluvias, el suministro constante está asegurado.

La energía geotérmica es la segunda fuente renovable por aportación (los datos de 2010 indicaban que suponía un 13% del perfil energético del país). En un país con abundante actividad volcánica subterránea, el gobierno lleva años apostando por aprovechar esa fuente de energía para no fiarlo todo a la abundancia de agua, en previsión de posibles épocas de sequía.

Neutrales en CO2 para 2021

Además de la energía hidroeléctrica y la geotérmica, el espectro de las energías renovables en Costa Rica incluye energía eólica, biomasa y solar. Este país es el segundo en calidad del suministro eléctrico de América Latina según el Índice de Competitividad Global, solo por detrás de Uruguay: el 99,4% de los hogares costarricenses tienen suministro eléctrico, y según la organización WWF es el líder en el esfuerzo por promover las energías renovables, reconociendo especialmente su empeño en diversificar las fuentes para no depender exclusivamente de la hidroeléctrica.

De hecho, el pasado verano, la asamblea legislativa costarricense dio luz verde a un proyecto de casi mil millones de dólares (financiado principalmente por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón y el Banco de Inversiones Europeo) para construir tres nuevas plantas geotérmicas. Con este plan, Costa Rica se acerca al objetivo propuesto de ser neutral en sus emisiones de CO2 para 2021. El año pasado, el 94% de su consumo energético fue cubierto con fuentes renovables.

En pos de ese objetivo, Costa Rica no solo trata de diversificar sus fuentes de energía apostando por las renovables, sino que se trata de uno de los países en los que más se está apostando por transportes eléctricos o híbridos. Así, en 2004 se presentó allí el Toyota Prius, un coche híbrido, y en 2009 el Indian Reva, el primer coche totalmente eléctrico. En 2011, Costa Rica fue el tercer lugar, después de Europa y Japón, donde se vendió el Mitsubishi i-MiEV. Igualmente, el gobierno se ha comprometido a apoyar la implantación del coche eléctrico con incentivos que ayuden a superar las barreras iniciales, como los precios más altos o la escasez de puntos de recarga.

Sin industria que alimentar ni ejército que financiar

Mantenerse energéticamente autosuficientes durante dos meses y medio ha sido por tanto un logro resultado de una estrategia energética planificada a medio y largo plazo, pero también tiene que ver su superficie y población. Hay que tener en cuenta que Costa Rica es un país de dimensiones reducidas, algo más de 51.000 kilómetros cuadrados (para que se hagan una idea, Castilla-La Mancha tiene casi 80.000), y con una población de unos cinco millones de habitantes (la Comunidad Valenciana tenía aproximadamente esa población en 2012).

El presupuesto hasta ese momento dedicado a ese fin pasaba a destinarse a tres partidas cruciales: sanidad, educación y protección medioambiental

Además, los principales sectores económicos del país son el turismo y la agricultura. Esto quiere decir que en general no tiene que alimentar grandes industrias, mucho más exigentes en lo que se refiere al consumo energético.

Pero también cabe destacar que Costa Rica no tiene ejército desde el año 1948. Cuando el 1 de diciembre de ese año el entonces presidente José Figueres protagonizó la ceremonia por la que el país renunciaba a poseer unas fuerzas armadas, el presupuesto hasta ese momento dedicado a ese fin pasaba a destinarse a tres partidas cruciales: sanidad, educación y protección medioambiental.

Desde entonces, Costa Rica puede dedicar a estos fines un presupuesto que de otra forma iría directamente a mantener a su ejército. La apuesta por las renovables y su diversificación es uno de los resultados. Otro es que aproximadamente el 25 % de su territorio está protegido como parque nacional o como reserva de la biodiversidad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios