Ello se presenta como el 'anti Facebook'

"Tus redes sociales son de los anunciantes, y tú eres un producto que se vende"

Tus datos y tu actividad son registrados, y después vendidos a los anunciantes, que los utilizan para elegir mejor qué publicidad mostrarte. ¿Hay alternativas?

Foto: Tus redes sociales son de los anunciantes, y tú eres un producto que se vende

“Tus redes sociales pertenecen a los anunciantes. Cada post que compartes, cada contacto que añades, cada link que sigues es registrado, grabado y convertido en datos. Los anunciantes compran esos datos para mostrarte más anuncios. Tú eres el producto que se vende y se compra”.

Así comienza el manifiesto de Ello, una nueva y misteriosa red social a la que solo puede entrarse por invitación y que se presenta como el anti Facebook. Pretende acoger a todos aquellos usuarios que están disgustados con la red de Zuckerberg por el exceso de publicidad, la inserción de contenidos patrocinados o la compraventa de sus datos.

Según ese manifiesto, comenzó como una red privada, pero tanta gente quiso participar que decidieron hacer una versión pública. Efectivamente, es la antítesis de Facebook: sin anuncios, con estética minimalista, promete no vender tus datos y permite un control muy estrecho sobre qué datos se comparten y cuáles no.

Creemos que una red social puede ser una herramienta que te dé poder, no para engañar, coaccionar o manipular, sino para conectar, crear y celebrar la vida. No eres un producto

“Creemos que una red social puede ser una herramienta que te dé poder, no para engañar, coaccionar o manipular, sino para conectar, crear y celebrar la vida. No eres un producto”, termina el texto.

Aún envuelta en el misterio y la novedad, está por ver si Ello realmente puede ser un rival a la altura de Facebook. Es cierto que muchos usuarios sienten por ésta una especie de amor-odio: viven enganchados a ella pero se les hace cada vez más incómoda y amenazante para su privacidad.

Pero no sería ésta la primera vez que alguien desafía a Facebook y la cosa queda en una débil intentona. La clave está en que, nos guste o no, la financiación es esencial para mantener un servicio que aspire a ser masivo, y si no hay publicidad, y la entrada es gratis, ¿de dónde salen los ingresos?

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios