Presentaciones, lanzamientos, nuevas tendencias que marcarán el sector tecnológico en los próximos meses. Ese suele ser el enfoque que tiene la información tecnológica, un mundo acostumbrado a mirar siempre hacia adelante, esperando novedades.

El año que termina nos ha traído muchas noticias de ese estilo: Google Glass, los smartwatches y demás dispositivos llamados wereables; una nueva perspectiva de los drones, tabletas y smartphones cada vez más versátiles y potentes, televisores inteligentes, la polémica en torno al Big Data y la vigilancia en internet están entre los asuntos que nos han ocupado este año.

Sin embargo, esta vorágine de continuo progreso y novedades tiene una inevitable contrapartida: otros productos y servicios, muchos de ellos de gran popularidad en el pasado o que resultaron sorprendentes en su momento por lo novedoso, se van quedando en el camino, puesto que no hay pastel para todos. La periodista Bridget Carey, de CNET, ha hecho un repaso de aquellos productos que han visto su fin durante los últimos 12 meses. Recogemos algunos de ellos, y añadimos unos cuantos más, como cierre y despedida de este 2013.

Windows Live Messenger se 'jubila'

No hubo adolescente (y no tan adolescente) en los primeros 2000 que no estuviese enganchado a este servicio de mensajería y chat. De hecho, la campanita que anunciaba la entrada de un nuevo mensaje es un sonido que aún hoy trae potentes recuerdos a más de uno. Fue un primer modo de interacción entre contactos que allanó el camino para la posterior llegada de las hoy omnipresentes redes sociales, unas herederas que terminaron condenando el servicio al olvido

Este servicio nació en el verano de 1999 bajo el nombre de Windows Messenger, y durante su época de máxima popularidad llegó a atraer unos 330 millones de usuarios al mes en todo el mundo. En España su impacto fue colosal: en 2007 contaba con 13,4 millones de usuarios. Sin embargo, como decimos, el auge de las redes sociales y la popularidad de las aplicaciones de mensajería para el móvil tipo Whatsapp dejaron este servicio, pensado para funcionar en el ordenador, algo arrinconado.

La adquisición por parte de Microsoft del servicio Skype, que asumía parte de las funciones de Windows Live Messenger, fue su puntilla: en noviembre de 2012 la compañía anunciaba su intención de retirar el servicio progresivamente. En abril de 2013 comenzaba la transición hacia Skype, y a partir de mayo el servicio ya no era accesible desde ningún ordenador. 

Hotmail migra a Outlook

Hotmail fue de los servicios pioneros de correo electrónico gratuitos basados en la web, y supuso el primer contacto que muchos tuvieron con el email. De hecho, durante mucho tiempo fue necesario tener un correo de Hotmail para utilizar el servicio de chat de Windows Messenger al que nos referíamos antes, por lo que el uso de ambos está asociado para muchos internautas.

Nació en 1996, y fue adquirido por Microsoft al año siguiente. En junio de 2012 era el servicio de correo más utilizado del Europa con 108 millones de usuarios registrados, según comScore, seguido por Gmail y Yahoo.

A principios de 2013, Microsoft anuncia la migración de Hotmail a la plataforma Outlook, algo que tendría lugar sin necesidad de la intervención del usuario: no perdería mensajes ni contactos y su dirección de correo seguiría siendo la misma. Se trató, por tanto, de una muerte poco traumática, que afectó más a una cuestión estética que de servicio, al menos para los internautas.

Terra también migra su correo electrónico

En este caso no se trató tanto de una muerte como de una reencarnación, por seguir con las metáforas trascendentales. En el mes de marzo, Terra anunciaba que terminaba con el servicio de correo electrónico @terra.es para migrar a @terra.com, siguiendo con la estrategia internacional de la compañía. Los usuarios que aún conservaban una de estas cuentas (aunque ya menos, fueron muy utilizadas a principios de los 2000) se encontraron con una situación realmente incómoda.

Aunque el cambio era en principio pequeño, se transformó en una molestia para los usuarios: no habría en este caso migración automática, sino que se dio un plazo para abrir una cuenta en el nuevo servicio y trasladar manualmente los contactos y mensajes guardados. 

Desaparece Google Reader

La de Google Reader fue una muerte anunciada, pero los usuarios mostraron su disconformidad hasta el último momento, incuyendo recogidas de firmas y todo tipo de memes. El servicio de recopilación de RSS de Google permitía recibir todas las noticias de las páginas seleccionadas y organizarlas para no perderse nada. 

Google Reader nació en 2005, y fue añadiendo funcionalidades como la opción de compartir noticias o la visualización de vídeos alojados en Youtube. En marzo de 2013, el anuncio de la tecnológica de dar de baja el servicio pilló a todos por sorpresa, y los meses que pasaron hasta su cierre en el verano estuvieron llenos de protestas, lamentos y búsqueda de sutitutos.

La decisión fue parte de la operación limpieza de primavera, y el motivo alegado fue la pérdida de usuarios y la intención de centrarse en menos productos para hacerlos mejores. El cambio en el consumo de noticias, promovido por los smartphones, habría sido otra de las razones.  

Sin embargo, el tirón de este tipo de agregadores es una realidad, tal y como demuestran la popularidad que desde el verano han ganado alternativas a Google Reader como Feedly o Flipboard.

iGoogle, un servicio anterior a las 'apps'

Google Reader no es el único servicio del buscador que ha desaparecido en el último año. iGoogle, la página de inicio personalizada de Google también fue cancelada en 2013, en noviembre. 

Este servicio fue lanzado en 2005, y permitía al usuario personalizar la página con agregadores de noticias y widgets para tener a la vista fotos, viñetas, relojes, información meteorológica, calendarios, cronómetros… El aspecto de la página también era personalizable con distintos temas y motivos estéticos. El objetivo era que al entrar en Google, el usuario encontrase exactamente lo que quería ver para comenzar la navegación. 

Pero como la misma Google reconoció, todo este servicio se creó “antes de que nadie pudiera imaginar del todo la manera en la que la Web y las aplicaciones para móviles actuales pondrían al alcance de todos información personalizada y en tiempo real”. Debido a estas tendencias, iGoogle comenzó a carecer de sentido, por lo que la compañía anunció su cierre en julio de 2012, que se hizo efectivo en noviembre de 2013.

Apple 'se carga' el iPhone 5

La keynote de Apple en el mes de septiembre ha sido calificada como poco emocionante por la falta de grandes innovaciones, pero una sorpresa sí que nos dejó, por lo inhabitual del movimiento de la compañía: con el lanzamiento del iPhone 5S y el 5C desaparecía de las tiendas y la web el iPhone 5.

Normalmente la marca de la manzana sigue vendiendo sus modelos anteriores a pesar de lanzar uno nuevo al mercado. De hecho, es posible seguir comprando el iPhone 4. Pero no así el 5, que solo contaba con un año de antigüedad, y para el que los nuevos dispositivos supusieron una evolución y la desaparición, todo en uno.

Lavabit, en el punto de mira

El servicio de correo Lavabit conoció la fama y la desaparición en un corto periodo de tiempo, debido a su relación con uno de los grandes asuntos que ha marcado la actualidad tecnológica en 2013.

Se trata de un proveedor de correo electrónico encriptado, un tipo de servicio que ha visto crecer su demanda a raíz de los casos de espionaje a los servicios inteligencia estadounidense destapados por Edward Snowden. De hecho, fue utilizado por el propio Snowden, lo que sitúo a Lavabit en el centro de la atención mediática.

Pero no solo los medios repararon en este servicio, también las autoridades estadounidenses lo pusieron en el punto de mira, lo que llevó en última instancia a su cierre. “Me he visto obligado a tomar una difícil decisión: volverme cómplice de crímenes contra el pueblo estadounidense, o alejarme de casi 10 años de duro trabajo al cerrar Lavabit”, declaraba su fundador, Ladar Levinson.

El 3D languidece: ESPN 3D y BBC en 3D

Puede que la televisión 3D no haya desaparecido del todo durante este año, pero se halla en un estado ciertamente moribundo. Los consumidores no terminan de convencerse de que esta tecnología sea una buena adquisición para sus hogares, y las productoras de contenidos televisivos no se deciden a apostar por ella.

En el mes de julio, la BBC anunciaba que cancelaba la producción de programación en 3D ante la falta de interés de los espectadores. El canal deportivo ESPN 3D, que echaba a andar con la emisión de la ceremonia inaugural de la Copa del Mundo de 2010 en tres dimensiones, también renunciaba a seguir en emisión. 

De momento, solo el cine sirve de refugio al 3D. En cuanto a televisiones, puede que esta tecnología simplemente desaparezca para dar paso a otras opciones.

Winamp, ¿posible resurrección?

Nacido en 1997, Winamp era un reproductor de audio gratuito que fue durante mucho tiempo la alternativa a Windows Media Player, lo que le valió una legión de usuarios fieles que vivieron el anuncio de su cierre como un drama. Y eso que el programa seguía estando disponible para descargar, solo que ya no habría soporte ni continuaría su desarrollo.

El programa fue adquirido por AOL, que intentó monetizar el producto sin demasiado éxito durante algunos años, hasta que en otoño de 2013 anunció la despedida de Winamp en 2013. No es que no existan otros programas para sustituirlo, pero tras más de 15 años usándolo, muchos sitieron auténtica pena tras el anuncio.

De hecho, Winamp recibió un sentido homenaje por parte de otro servicio de música, en este caso en streaming: Spotify lanzó la aplicación Spotiamp, en la que adoptaba la interfaz del ya clausurado programa para delicia de los nostálgicos. En las últimas semanas han corrido los rumores de que Winamp podría terminar resurgiendo si AOL completa su venta. Quizá para 2014 veamos su resurrección.

AltaVista, un buscador de otra época

Ahora parece impensable, pero hubo una época en la que el buscador de Google no disfrutaba de la hegemonía que tiene hoy. Y por entonces AltaVista era uno de los servicios de búsqueda más utilizados. Nació en 1995 y según ThinkDigit alcanzó 80 millones de visitas diarias en los dos años siguientes.

Se trataba de uno de los primeros servicios con un motor de búsqueda que incluía millones de páginas. Fue adquirido por Yahoo! en 2003, pero la popularidad de Google, Bing y la propia Yahoo! ya habían comenzado a eclipsarlo.

En junio de este año, la tecnológica anunciaba su cierre en un post en Tumblr, y desde entonces la página web de AltaVista redirecciona automáticamente al buscador de Yahoo!.

Checkout, la alternativa de Google a PayPal

En el año 2006, Google lanzaba Checkout, su servicio para facilitar pagos online que pretendía ser una alternativa a PayPal. Los usuarios solo tenían que registrar los datos de su tarjeta de crédito o débito y asociarlos a su cuenta en Google. De esta forma, solo con un clic, podían comprar en cualquier página web que estuviese también registrada.

El servicio cerraba en noviembre de este año. Lo anunciaba la propia Google seis meses antes, indicando a clientes y vendedores las alternatuvas disponibles. Para los primeros, Google Wallet era la opción que les permitía seguir haciendo compras en tiendas online, así como en Google Play y otros servicios de la compañía. Para los comerciantes, la tecnológica indicaba varias alternativas, como Shopify o Braintree.