LLEGA A 60.000 PERSONAS CADA SEMANA

Un joven consultor causa sensación en la banca y las Big Four con su 'Mail del Viernes'

Este ingeniero envía cada viernes una recopilación de bromas y curiosidades para recibir al fin de semana. Su alcance es masivo: lo leen 60.000 personas

Foto: Un joven consultor causa sensación en la banca y las Big Four con su 'Mail del Viernes'

Ha llegado el siempre esperado viernes, y en la mayoría de centros de trabajo se respira una atmósfera más relajada de lo habitual: vestimenta menos formal, salida anticipada, conversaciones sobre el fin de semana... Y en cientos de oficinas de la capital, la recepción del 'Mail del Viernes': una recopilación de bromas, imágenes divertidas y curiosidades que funciona como pistoletazo de salida hacia la libertad del fin de semana.

Su autor es Arturo Hernández Montes, un ingeniero de telecomunicaciones de 28 años de edad y natural de Pamplona que trabaja en la sede madrileña de una gran firma de auditoría y consultoría. Y no hablamos de un asunto menor: el 'Mail del Viernes' o “#mdv” llega ya a 60.000 personas de media cada semana y traspasa fronteras en los cinco continentes.

“Empecé a hacerlo en octubre de 2008 con unos powerpoints”, recuerda Arturo en conversación con Teknautas, “y se lo mandaba a las cinco personas del primer proyecto en el que trabajé. Luego me cambiaron de proyecto, lo amplié a cinco personas más, luego a los veinte del departamento, luego a todos mis contactos de Gmail... y hasta hoy”. Cinco años más tarde, el 'Mail del Viernes' se ha convertido en un auténtico fenómeno de dimensiones insospechadas, pero la motivación no ha cambiado. “La esencia es que sea divertido. Para mí y para todos los que lo reciben”, señala Arturo.

Unos receptores que se concentran sobre todo en ciertos sectores profesionales: “Se mueve mucho en el mundillo de las Big Four” (apelativo con el que se conoce a las cuatro grandes empresas de auditoría y consultoría: KPMG, Deloitte, Ernst & Young y PwC) y también en la banca y los bufetes de abogados”, indica Arturo. “En general en grandes empresas piramidales que contratan gente de 25-30 años, ya que la gran mayoría de los suscriptores son nacidos en los 80”.

“Necesitaría 400 dólares al mes para enviarlo directamente a todos”

Y es que en efecto, para ser receptor del mail original es necesario estar suscrito a una lista y proporcionar datos básicos como el sexo y la edad, una circunstancia que permite a Arturo tener un mejor conocimiento de la comunidad de aficionados al #mdv. Sin embargo, el imparable crecimiento de seguidores ha obligado a su creador a recurrir a herramientas más potentes.

“Gmail tiene un límite de envíos diarios, así que cuando lo pasé, me bloquearon la cuenta”, explica. “Entonces me creé dos cuentas, hice grupos, listas, mandaba diez mails iguales... Hubo una época en que empecé a tener que dedicarle demasiado tiempo y, con la ayuda de un compañero de trabajo, decidí automatizarlo y hacer seguimiento”.

Para ello utiliza MailChimp, una plataforma que permite programar los envíos e instalar un contador que registra cada vez que alguien abre el mail: “La primera vez que lo puse salieron 30.000 personas, ahora es más o menos el doble”. Eso no significa que las 60.000 personas lo reciban directamente de Arturo, ya que a la gran mayoría les llega reenviado por otros.

“La versión gratuita de MailChimp sólo me permite mandárselo directamente a 2.000 personas”, lamenta. “Tengo entre 70 y 100 solicitudes de suscripción cada semana, pero tengo que ponerles en lista de espera. La versión premium para poder mandárselo directamente a 50.000 personas cuesta 400 dólares al mes. Eso es el alquiler de un piso, y no estoy dispuesto a vivir en la calle por esto”, bromea.

Por ello, son claves los 'embajadores', la gente que rebota el mail a sus amigos, multiplicando su alcance: “A veces me escriben diciéndome cosas como que la chica que recibía el mail y se lo pasaba a toda la empresa se ha cogido una baja y me piden que lo mande a una dirección nueva para que puedan seguir viéndolo”.

Preguntado por la posibilidad de incluir publicidad en el mail para obtener los ingresos necesarios para una versión premium de Mailchimp, Arturo señala dos trabas. “Por un lado tendría que constituirme como autónomo o sociedad; y por otro lado está la cuestión de la propiedad intelectual de las imágenes con las que me estaría lucrando. No obstante, tengo varias posibles soluciones en mente”.

Lo que sí hace a menudo es utilizar su repercusión para ayudar a otros, promocionando libros o negocios de amigos y conocidos. “Me llegan muchas peticiones de gente pidiendo usar el mail como altavoz para otras cosas, y siempre contesto”.

“Mi jefe también lo recibe”

Arturo asegura no necesitar mucho tiempo para elaborar el contenido (“voy recopilando en ratos sueltos a lo largo de la semana, también recibo muchas colaboraciones”) y sólo deja de enviarlo durante sus vacaciones. “Hubo rumores de que me habían echado cuando dejé de enviarlo en verano”, recuerda divertido. Eso sí, no puede estar al margen de la actualidad: “A veces lo dejo programado y luego pasa algo que me obliga a actualizar, como lo de Ana Botella y el relaxing café con leche”.

Respecto a su repercusión en su entorno laboral, afirma que “algunos de la empresa sí saben que soy yo, pero la mayoría no. Sí me ha ocurrido que algunos jefes me piden suscribirse, y mi propio jefe también lo recibe. Le tuve que explicar que estaba programado desde la noche anterior, porque a ver cómo le explicaba ese envío a media mañana cuando él estaba esperando que le entregase algún informe...”

“Otra cosa importante para mí es que gracias al mail he conocido a mucha gente”, añade. “He hecho contactos en LinkedIn, gente del sector... y me escriben todos los que lo reciben por el mundo, destinados en países como República Dominicana o Gabón”.

En cualquier caso, y a pesar de su éxito, Arturo insiste en que lo único importante de todo esto es “que sea divertido”. “La gente que lo recibe está en la oficina trabajando y cuando tienen un hueco para mirarlo, se ríen y desconectan durante cinco minutos. En un ambiente laboral que suele ser serio, la gente lo agradece mucho”.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios