QUEDAN NUMEROSOS CABOS SUELTOS

¿Existen realmente las fotos de las chicas de Deusto?

Dudas, puntos oscuros y muchos, muchos cabos sueltos. Les recuerdo la historia por si han pasado la última semana en Saturno: el pasado miércoles comenzaron a
Foto: ¿Existen realmente las fotos de las chicas de Deusto?
¿Existen realmente las fotos de las chicas de Deusto?
Fecha
Tags
    Dudas, puntos oscuros y muchos, muchos cabos sueltos. Les recuerdo la historia por si han pasado la última semana en Saturno: el pasado miércoles comenzaron a circular por la red decenas de fotos comprometidas que corresponderían a jóvenes matriculados en la Universidad de Deusto, en Bilbao. Las fotografías, siempre según las versiones 'oficiales', habrían sido sustraídas por un 'hacker' de la red wifi de la Universidad que, al ser pública, no contaría con un sistema de seguridad eficiente. Desde que saltó el escándalo, dos jóvenes habrían presentado sendas denuncias ante la Ertzaintza al ver su intimidad expuesta. 

    Después, un puñado de imágenes íntimas han corrido como la pólvora en WhatsApp. Sin embargo, ningún estudiante es capaz de poner nombre y apellidos a las chicas de las fotos. En resumen: hay denuncias y la Universidad asume de facto una intrusión en sus sistema, pero nadie conoce a nadie. ¿Qué está sucediendo en Deusto?

    Tomemos la intrusión en la red wifi de la Universidad como punto de partida. ¿Puede un 'cracker' irrumpir con facilidad en una red pública? "Rotundamente, sí. Si no está bien configurada puede ser muy peligrosa. Toda la información enviada puede ser interceptada por cualquiera que sepa cómo utilizar un programita", explica Fernando de la Cuadra, director de educación en ESET España. Así, un robo de datos vía wifi solo podría darse en archivos que estuviesen siendo compartidos entre los estudiantes, nada de aquellos que permanecen en el disco duro. Cabe plantearse, en este escenario, qué volumen de imágenes se movían en Deusto, de inspiración jesuita, en el momento de la intrusión del 'hacker' para dar lugar al extenso catálogo que se comparte en las redes sociales.

    La navaja de Occam
    "Pero es que la red de Deusto no es insegura, cuenta con las medidas de seguridad adecuadas. Los estudiantes de allí tontos no son, tienen muy buen nivel y pueden haber accedido, sí, pero yo creo que el origen del robo no está en la wifi", detalla De la Cuadra. Si realmente existen las fotos, lo más lógico es que se hayan obtenido directamente del smartphone: "Me inclino por teorías más sencillas como la ingeniería social, que consiste en engañar al objetivo para que te dé la información que necesitas. También pudo instalarse un troyano en el móvil o bien se suplantó un número de tarjeta SIM desde un emulador de Android para PC. Hay muchas opciones más sencillas que la de la wifi", sostiene el experto en seguridad.

    Sea como fuere, las versiones de los acontecimientos van cambiando cada día. La Universidad ayer negaba que su red hubiese sido asaltada; de los dos jóvenes que denunciaron, uno solo lo hacía por "comportamiento anormal" de su teléfono; el blog que mostraba "cientos de imágenes" nunca existió; ningún alumnos se ha suicidado -ni lo ha intentado- al ver violada su intimidad... y suma y sigue. 

    Lo único que parece cierto es que en los últimos dos días ha crecido el tráfico de imágenes 'calientes' en WhatsApp. La mayor parte, por cierto, pueden desenmascararse con solo arrastrarlas hasta Google y comprobar que lleva años dando tumbos por la red. ¿Existen realmente las fotos de las chicas de Deusto?