A principios del verano terminó definitivamente la producción del M3, un verdadero icono del automovilismo deportivo. Llevaba en producción desde los años ochenta como el máximo exponente de deportividad de una marca también muy deportiva como es BMW. El nuevo, el M4 estará a la venta en primavera.

La decisión de cambiar el nombre de los coupés pequeños de la marca bávara, de Serie 3 Coupé a Serie 4 Coupé, como se llaman desde ahora, también ha obligado al cambio del nombre del M3, que desde su lanzamiento, previsto en la primavera del próximo año, será ya conocido como M4.

Lo que BMW ha desvelado ahora son unas imágenes de un prototipo, el M4 Concept que, como ya ocurriera con el Serie 4 Concept, tiene un aspecto realmente próximo a lo que será el definitivo M4. Este concept se va a mostrar este fin de semana en el Concours d’Elegance de Pebble Beach, en California.

Estéticamente, es un vehículo brutal. Si ya el nuevo Serie 4 lo es, con un frontal más afilado y una altura rebajada con respecto al Serie 3, la incorporación de nuevos elementos aerodinámicos y tomas de aire, de elementos en fibra de carbono reforzadas con plástico, como el techo o el faldón delantero, le hace aún más espectacular. Y lo mismo ocurre con sus llantas de 20 pulgadas o con sus frenos cerámicos que demuestran que este vehículo viene a superar al M3.    

No hay ninguna información sobre su mecánica, aunque en principio será un seis cilindros en línea con turbocompresor cuya potencia debería rondar los 500 caballos. Y en cuanto a su cambio, un sofisticado siete marchas de doble embrague.   

Según las primeras informaciones, el nuevo M4 en su versión definitiva de producción se presentará en el Salón de Detroit, en enero próximo, y estará en el mercado en primavera.   

Pero antes incluso de que comiencen las ventas del nuevo Serie 4 Coupé normal, algo que ocurrirá a finales del mes de septiembre, la marca alemana ha mostrado ya las primeras imágenes del Serie 4 con el pack M Line. Desde que se creó la división M de BMW, allá por el año 1972, poco a poco todos los modelos de la marca han ido ofreciendo por una parte las versiones más potentes con la sigla M, pero también equipamientos exclusivos para “potenciar” la imagen de las versiones normales de la gama.

Actualmente el equipamiento BMW M Performant Parts está disponible en las gamas de los Serie 1, Serie 3, Serie 5 y Serie 6. Estos elementos que les mostramos en algunas imágenes de este reportaje con el coche de color blanco han sido desarrollados para el nuevo Serie 4. Y lo más importante, el kit de potencia permite aumentar las prestaciones del motor de las versiones normales. Así, en el BMW 420d (+16 CV, +40 Nm), en el BMW 430d (+27 CV, +40 Nm)  y en el BMW 435i (+34 CV, +50 Nm).

Además de estos kit de potencia, BMW también ofrecerá opciones de nuevos escapes, un diferencial trasero de deslizamiento limitado, suspensiones deportivas, equipos de frenos potenciados y un amplio abanico de llantas de aleación ligera. La apuesta de BMW por el nuevo Serie 4 es muy fuerte.