la velocidad se limitará a 30 km/h

La nueva Gran Vía, en imágenes: más aceras, bus lanzadera y restricción del coche privado

La propuesta planteará la ampliación de las aceras, la potenciación de la vegetación y la reordenación de carriles para crear un sistema de movilidad donde se integre la bicicleta

Foto: Proyecto de la Gran Vía.
Proyecto de la Gran Vía.

El proyecto para la nueva Gran Vía ya está en marcha. La céntrica arteria será semipeatonal, como ya adelantó este diario, y contará con dos tramos diferenciados: Cibeles-Callao y Callao-plaza de España. Las obras comenzarán en enero de 2018, más tarde de lo inicialmente previsto, para que no coincidan con la campaña navideña, según ha justificado esta mañana la alcaldesa Manuela Carmena durante su intervención en el pleno sobre el estado de la ciudad, que coincide con el ecuador de la legislatura.

Las aceras se ensancharán en toda la Gran Vía, duplicando el espacio para peatones. En el tramo Cibeles-Callao se habilitarán dos carriles bus-taxi, de subida y de bajada, así como otros dos carriles para coches y bicicletas con una velocidad máxima de 30 km/h, igualmente de subida y bajada. En el tramo comprendido entre la plaza de Callao y la plaza de España se habilitará un carril solo para bicicletas, dos para bus-taxi, de subida y de bajada, y otros dos para coches.

El objetivo que mueve al Gobierno de Ahora Madrid en esta intervención urbanística es que la Gran Vía "deje de ser una vía para cruzar Madrid", aunque como ya estaba previsto no se cerrará totalmente al tráfico. Un autobús lanzadera recorrerá la Gran Vía de principio a fin para evitar que se convierta en un ir y venir de autobuses de las distintas líneas que cruzan esta calle. Para ello, se crearán en ambos extremos de la Gran Vía dos núcleos de transbordo donde las líneas convencionales de autobuses de la EMT conecten con el lanzadera, algo parecido a Cibeles o a intercambiadores como Plaza Elíptica o Moncloa, aunque en superficie.

La nueva Gran Vía no tendrá bordillos, con un pavimento continuo, y la circulación de vehículos privados se limitará únicamente a los residentes, prohibiendo el paso al resto de coches, como ya ocurre en las APR (Áreas de Prioridad Residencial). En esta línea, está previsto crear una gran área central de acceso restringido a vehículos privados, según las medidas incluidas en el Plan de Calidad del Aire. El perímetro continuo de esta gran área estará definido por las calles Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, paseo de Recoletos, paseo del Prado, ronda de Atocha, ronda de Valencia, ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, calle Bailén, cuesta de San Vicente y Princesa. Se trata del equivalente a 435 campos de fútbol.

La portavoz municipal, Rita Maestre, ha recalcado este jueves durante su intervención en el pleno, respecto al proyecto de movilidad de su Gobierno, que se crearán 32 nuevos kilómetros de itinerarios ciclistas.

Entre ellos, se incluirán tanto carriles bici segregados como ciclocarriles o carriles bus-bici, según la tipología y las condiciones de las calles. Estos se han proyectado en las calles de Santa Engracia, Bravo Murillo, avenida de los Toreros, Gran Vía de Hortaleza, paseos de Moret-Pintor Rosales, Puerta de Toledo-Antonio Leyva y avenida de Oporto-Eugenia de Montijo, bulevares y prolongación de Madrid Río desde la calle de Aniceto Marinas hasta el Puente de los Franceses.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
68 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios