cifuentes negoció la carretera en diciembre

Los Presupuestos dan el Bus-VAO a todas las entradas a Madrid y la variante de la A-1

Las cuentas de 2017 incluyen una alternativa a la A-1, la única entrada y salida de Madrid que no la tenía, y carriles para el transporte público en la A-1, A-2, A-3, A-4 y A-5

Foto: El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (i), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (i), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

El Ministerio de Fomento ha accedido a la petición del Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes y desatascará la entrada y la salida de la capital por la A-1 (carretera de Burgos) construyendo una variante gratuita que llegue hasta el municipio de El Molar, a la altura del kilómetro 45. Los Presupuestos Generales de 2017, presentados este martes, incluyen "la ejecución de la redacción del proyecto variante de la A-1 eje Aeropuerto-El Molar". Las cuentas estatales también incluyen el compromiso de "actuaciones de mejora de la movilidad para el transporte público y accesibilidad en el acceso a Madrid por las autovías A-1, A-2, A-3, A-4, A-5 y A-6", que se traducirá en la construcción de nuevos carriles bus-VAO y en la reforma del único que ya existe, el de la carretera de A Coruña.

La Comunidad de Madrid mantuvo en diciembre varias reuniones con Fomento para cerrar el acuerdo. Ahora, equipos de trabajo conjuntos pulen los detalles. Fomento se encargará de redactar, licitar y pagar el proyecto de la variante de la A-1, cuyo coste superará los 200 millones de euros. La A-1 es la única entrada y salida de Madrid que no contaba con una alternativa. En cuanto a los Bus-VAO, se "está dialogando sobre el sistema de financiación", señala un portavoz de la Consejería de Transportes, ya que no se descarta que el Ejecutivo autonómico ayude a pagar estas obras.

En noviembre de 2015, Fomento ya firmó la encomienda de gestión del proyecto, es decir, la redacción del estudio informativo 'Variante de la autovía A-1. Tramo: enlace autopista eje aeropuerto (M-12) y autopista R-2 – variante de El Molar', debido "a la actual falta de capacidad de la A-1, especialmente en su tramo más cercano a la ciudad de Madrid". Pero el periplo político del país, dos elecciones generales en diciembre de 2015 y junio de 2016, la interinidad del Gobierno central y el relevo de la exministra Ana Pastor (que se fue a la presidencia del Congreso) ralentizaron los proyectos en Fomento, que no obstante siguió trabajando en la declaración del impacto ambiental.

Ahora, el presupuesto de las obras confirma las intenciones de terminar el proyecto este año e intentar licitarlo en 2017 o lo más tardar en 2018. Fomento ha trabajado con cuatro alternativas distintas. La que más gusta es la que partiría de la M-12, justo en su enlace con la Radial 2, en el límite de La Moraleja. Se trata de un trayecto de 24 kilómetros que va paralelo a la A-1 y que bordearía la urbanización Santo Domingo hasta enlazar con la autovía de Burgos en el municipio de El Molar, en el kilómetro 45. La inversión prevista es de 220 millones de euros. La autovía tendría dos calzadas de dos carriles de 3,5 metros cada uno, arcenes exteriores de 2,5 metros y una mediana que permitiría una futura ampliación a tres carriles. También se estudia otra posibilidad de que el inicio de la variante comience en la M-40 hasta El Molar. La nueva carretera será gratuita y tiene que salvar la Zona de Especial Conservación (Red Natura) de las cuencas de los ríos Jarama y Henares.

Lo que está claro es que esa salida y entrada de Madrid está congestionada. A los núcleos urbanos de Alcobendas (113.000 vecinos) y San Sebastián de los Reyes (85.000), se suman los miles de trabajadores que a diario acuden a sus puestos de trabajo en las importantes áreas empresariales y comerciales de la zona norte de Madrid, que alberga la ciudad financiera del BBVA, las oficinas de Telefónica y Caser Seguros. A ello hay que añadir los futuros desarrollos urbanísticos de la zona. El Molar, por ejemplo, tiene previsto empezar a construir el Sector 21, donde se levantarán 5.200 nuevas viviendas, lo que supone 12.000 nuevos vecinos. El ministerio sitúa el pico de densidad media diaria en el punto kilométrico 14 (en Alcobendas) de la A-1, con 210.000 vehículos. A la altura de El Molar, la densidad baja a 49.000.

Ampliación de la C-4 de Cercanías

El norte de Madrid también busca otras alternativas para mejorar su comunicación con la capital. Trece localidades de la zona, entre las que están Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, llevan ya tiempo reclamando que la línea C4 de Cercanías se amplíe hasta Algete y San Agustín de Guadalix. Fomento ha escuchado sus peticiones y ha presupuestado también "la redacción de estudios informativos" para la extensión de la red de Cercanías de Madrid hasta San Agustín de Guadalix y Algete (por el norte) y Torrejón de la Calzada y Torrejón de Velasco (por el sur), y Mejorada del Campo (por el este). También "los estudios informativos de la variante para Cercanías por el centro urbano de Majadahonda y Las Rozas y de la tercera y cuarta vías entre Pinto y Aranjuez".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios