A TRAVÉS DE LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

Un escaso 0,1% del censo de votantes apoyó la propuesta para peatonalizar la Gran Vía

De entre las propuestas que han salido adelante mediante los presupuestos participativos, destaca una referente a impulsar la peatonalización del centro, que recibió 2.167 votos

Foto: Los peatones disfrutan de la Gran Vía durante el primer día del corte de tráfico navideño. (Ernesto Torrico)
Los peatones disfrutan de la Gran Vía durante el primer día del corte de tráfico navideño. (Ernesto Torrico)

Los mecanismos de participación ciudadana puestos en marcha por el Gobierno de Ahora Madrid han tenido una escasa repercusión en su primer año de estreno. En los denominados presupuestos participativos, una de las medidas estrella para facilitar la democracia directa a la que se destinaron 60 millones de euros para invertir en propuestas realizadas por la ciudadanía, intervinieron un total de 45.522 madrileños. Una cifra que supone un 1,7% del censo de mayores de 16 años con derecho a voto. De entre las propuestas que han salido adelante mediante este nuevo sistema participativo, destaca una referente al impulso de la peatonalización de calles del centro de la ciudad como la Gran Vía. A este propósito se destinarán en 2017 dos millones de euros, tras recibir 2.167 votos, equivalente al 0,08% del censo.

Otra medida similar, convertir la céntrica avenida en cien por cien peatonal, no pasó el primer filtro en el portal de propuestas ciudadanas, al recibir solo 84 apoyos de los 27.000 necesarios para pasar a la siguiente fase de votación (el 1% del censo). La novedad del proceso y la falta de una cultura participativa previa, al ser la primera vez en la historia que se instauran estas consultas vinculantes, son algunas de las causas que se apuntan desde el área de Participación, tras analizar los datos. Además de las campañas de difusión para dar a conocer estos mecanismos y fomentar la participación, en las votaciones finales de las propuestas ciudadanas —un mecanismo paralelo al de los presupuestos participativos, ya cerrados y aprobados— se enviarán papeletas a los domicilios con las opciones finalistas y se podrá votar tanto de forma telemática como presencial.

Un escaso 0,1% del censo de votantes apoyó la propuesta para peatonalizar la Gran Vía

El impulso a la peatonalización de la Gran Vía es una apuesta del Ayuntamiento de Madrid que pretende hacer realidad el próximo año. Al margen de que haya sido aprobada una partida presupuestaria de dos millones a través de los presupuestos participativos, los planes del departamento de Movilidad y Medio Ambiente que dirige Inés Sabanés ya estaban encaminados a este mismo propósito. La portavoz municipal, Rita Maestre, ya valoró “muy positivamente” los cortes de tráfico en la Gran Vía la pasada semana, tras la reunión de la Junta de Gobierno, adelantando la intención del Gobierno municipal de que se conviertan en una “realidad estructural”.

El incremento del uso peatonal de la vía pública, además de la bicicleta y el transporte público, son las principales prioridades que guiarán el nuevo modelo de movilidad urbana del Ayuntamiento de Madrid, siguiendo la estela de otras ciudades europeas. En la Gran Vía, concretamente, se ensancharán las aceras, limitando a entre dos y tres los carriles para el uso de vehículos privados de residentes y transporte público.

Esta transformación del espacio urbano, más allá de salir adelante mediante las propuestas recogidas en los presupuestos participativos, ya está recogida en el borrador del futuro Plan de Calidad del Aire. Entre las medidas contempladas en el plan, que el ayuntamiento confía en aprobar a principios de 2017, destaca la creación de una gran área central de acceso restringido a los vehículos privados. En esta área, que abarca una buena parte de la almendra central, se priorizarán la movilidad peatonal, la bicicleta y el transporte público.

El próximo proceso participativo se celebrará entre el 13 y el 19 de febrero del próximo año. En este, todas las personas empadronadas en Madrid mayores de 16 años podrán decidir si se adoptan las propuestas tituladas 'Madrid 100% sostenible' y 'Billete único para el transporte público'. Al mismo tiempo, podrán elegir el proyecto final para la remodelación de la plaza de España, una de las primeras cuestiones que el ayuntamiento sometió a consulta pública vinculante.

Un escaso 0,1% del censo de votantes apoyó la propuesta para peatonalizar la Gran Vía

El concejal del área de Participación, Pablo Soto, se mostró satisfecho tras la conclusión de este primer proceso participativo, pionero en España, argumentando que han "alcanzado unos resultados similares al de otras ciudades europeas con larga tradición en estos mecanismos de participación ciudadana”. También sobre la implantación de estos mecanismos, sobre los que este martes, junto a representantes de la FEMP y la FMM, firmó un protocolo de colaboración por el que una treintena de instituciones usarán las herramientas de Decide Madrid en sus respectivos municipios.

En el primer ensayo de democracia directa referente a la remodelación de plaza de España, la participación rondó las 30.000 personas. Un “éxito”, según lo calificaron los responsables de los departamentos implicados, Urbanismo y Participación, recalcando que la participación política es una cultura y requiere de tiempo y de maduración. Entonces se movilizó al 1,2% del censo de mayores de 16 años.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios