NO HA ASISTIDO A LA MITAD DE LAS REUNIONES

Ecologistas piden la dimisión de Felipe González como presidente de Doñana por su absentismo

Las organizaciones ecologistas presentes en el Consejo Rector de Doñana han pedido que Felipe González abandone la presidencia de este órgano por no asistir a las

Foto: Ecologistas piden la dimisión de Felipe González como presidente de Doñana por su absentismo
Ecologistas piden la dimisión de Felipe González como presidente de Doñana por su absentismo

Las organizaciones ecologistas presentes en el Consejo Rector de Doñana han pedido que Felipe González abandone la presidencia de este órgano por no asistir a las reuniones. El ex presidente se ha excusado de nuevo en la sesión celebrada este jueves por el Consejo, y con ésta ya son dos de las cuatro en las que ha dejado el sillón vacío.

La oposición ecologista se remonta al nombramiento de González hace dos años, a instancias de la Junta de Andalucía, que relevó del cargo al científico Ginés Morata, una decisión que se entendió como un intento del Gobierno andaluz para sortear el rigor que el prestigioso biólogo imponía en su gestión al frente del Consejo.

La Junta apoyó el nombramiento de González arguyendo su prestigio internacional, que podía redundar de forma positiva en el conocimiento de Doñana en el extranjero. Y en todo caso, se recordó, incluso, el hecho de que el ex presidente hubiera declarado con frecuencia su apego a una reserva en la que instauró las “vacaciones presidenciales”, que más tarde continuarían Aznar y Rodríguez Zapatero.

El mejor embajador

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha salido en defensa del ex presidente asegurando que es "el mejor embajador que Doñana podría tener", aludiendo a que la frase de 'váyase señor González' de Aznar es "antigua y no ha lugar". Según Díaz Trillo, Felipe González “ha estado en dos de reuniones; a la tercera no pudo asistir por problemas de agenda y ayer volvió de Berlín y tenía que guardar cama porque venía en malas condiciones físicas".

El Consejo ha debatido las restricciones que la Junta impone al oleoducto de la refinería Balboa para que se pueda llevar a cabo, que han sido apoyadas por las organizaciones ecologistas. Según aseguran fuentes de la Consejería, el Gobierno andaluz “no dice ni sí ni no” al proyecto, sino que se limita a advertir de lo que hay que hacer para que se lleve a cabo, y se lo traslada al Ministerio de Medio Ambiente.

Desde la Consejería se considera que, dadas las circunstancias, no será ya Rosa Aguilar quien decida sobre el proyecto del empresario extremeño Alfonso Gallardo, sino el futuro Gobierno de Mariano Rajoy, como publicaba este diario, el que pronuncie sobre la polémica iniciativa.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios