300 ciudadanos asesinados en los 70 y 80

Víctimas españolas del Frente Polisario se querellarán por crímenes de lesa humanidad

Rodríguez Arias, el abogado que provocó el procesamiento de cinco exjefes de ETA por este delito, interpondrá querella contra un colectivo que nunca ha sido condenado por estos asesinatos
Foto: Varias mujeres saharauis en el campo de refugiados de Tifariti, en el Sáhara Occidental, en una foto de archivo. (EFE)
Varias mujeres saharauis en el campo de refugiados de Tifariti, en el Sáhara Occidental, en una foto de archivo. (EFE)

El Frente Polisario asesinó a casi 300 ciudadanos españoles durante las décadas de los 70 y los 80. La Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (Acavite) ha contabilizado cada uno de los casos después de años investigando. Su presidenta, Lucía Jiménez, hija de uno de los fallecidos, admite que aún no ha podido localizar a los familiares de todos los muertos, pero se muestra satisfecha porque el Ministerio del Interior ya ha reconocido a 130 asesinados como víctimas del terror ejercido por el Polisario y porque la Ley 29/2011 les otorga el mismo estatus que a cualquier otro damnificado por el terrorismo.

Sin embargo, considera que aún queda mucho camino por recorrer, sobre todo en el terreno judicial. Ninguno de los asesinatos ha sido resuelto por los tribunales, por lo que los autores materiales campan a sus anchan y con impunidad. Han pasado casi 40 años desde que se produjeron algunas de las masacres contra compatriotas -la mayoría de ellos civiles- en lo que entonces era el África española, por lo que el delito de terrorismo habría prescrito. Sin embargo, no es en esta tipología penal en la que piensan actualmente los familiares de las víctimas. 

Acavite ha acudido al abogado Miguel Ángel Rodríguez Arias, artífice de la querella planteada por la asociación Dignidad y Justicia que ha provocado el procesamiento de cinco exdirigentes de ETA por lesa humanidad en la Audiencia Nacional y autor del primer estudio jurídico que argumentó la existencia de este mismo delito en relación con los crímenes del franquismo (causa que se investiga en Argentina). El letrado ha aceptado el reto y trabaja ya en la interposición de una querella por lesa humanidad contra el Frente Polisario por los mencionados asesinatos cometidos en las décadas de los 70 y los 80. 

Miguel Ángel Rodríguez Arias. (EC)
Miguel Ángel Rodríguez Arias. (EC)

Esos años, argumenta Rodríguez Arias, los pescadores españoles que patrullaban la zona de El Aaiún o los trabajadores que picaban piedra en las minas de fosfatos de Fosbucraá fueron aniquilados en masa. Barcos con toda la tripulación pasada a machete, secuestros, torturas físicas y psicológicas o ametrallamientos en bloque eran algunas de las desastrosas 'postales' que dejaron los terroristas y que nunca han sido ajusticiadas. “No se ha condenado a nadie por estos atentados”, asegura el abogado, quien recuerda que las víctimas eran canarios y civiles, en su mayoría, aunque también había andaluces, vascos, gallegos y militares.

"Hemos contabilizado hasta medio centenar de secuestros, además de los 300 asesinados, algunos de los cuales también fueron previamente retenidos", explica Lucía Jiménez, que era solo una niña cuando su padre fue herido en uno de los múltiples ataques que sufrió la población española en la zona en 1976. La presidenta de Acavite, en línea con Rodríguez Arias, considera que lo que pasó aquellos años fue una serie de ataques sistemáticos y generalizados contra ciudadanos españoles. "Se dan todos los elementos para considerar que estamos ante crímenes de lesa humanidad”, resume el letrado.

Los pescadores españoles que patrullaban la zona de El Aaiún o los trabajadores que picaban piedra en las minas de Fosbucraá fueron aniquilados en masa

"Ha habido masacres, desapariciones forzadas y asesinatos cometidos por un grupo contra un conjunto de personas con las mismas características", considera Rodríguez Arias. “El Frente Polisario contaba con una estructura militar perfectamente organizada y mantenía el dominio sobre un territorio”, añade el abogado, quien subraya que estos actos podrían estar prescritos si fueran considerados terrorismo, pero que al tratarse de lesa humanidad -como él considera- no se habrían extinguido aún.

Jiménez, por su parte, critica con fuerza la actitud política de muchos gobiernos de España y, en concreto, de los diferentes ejecutivos de Canarias hacia el Frente Polisario. La semana pasada, sin ir más lejos, asegura, el presidente regional, Fernando Clavijo (Coalición Canaria), se reunió con una delegación del Polisario. "Nos parece indecente e improcedente", afirma la presidenta de las víctimas autonómicas, quien añade que "los ejecutivos deberían apoyar a las familias de los asesinados y a los que sufrieron las torturas de los terroristas y no perpetuar al Frente Polisario".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Jesús Ángel García Bragado, el otro abanderado español en Río
Bob esponja episodio el garabato musical
Green Beret

ºC

ºC