BRUNO Y MARCOS GÓMEZ ACEBO INTERMEDIARION EN LA VENTA DE UN CHALÉ QUE HEREDÓ EL MONARCA

Dos familiares del Rey le engañaron para embolsarse un 'pelotazo' de 1,5 millones

Bruno Gómez Acebo, sobrino del Rey, y Marcos Gómez Acebo, sobrino de su hermana, la infanta Pilar de Borbón, ocultaron a don Juan Carlos la comisión
Foto: Dos familiares del Rey le engañaron para embolsarse un 'pelotazo' de 1,5 millones
Dos familiares del Rey le engañaron para embolsarse un 'pelotazo' de 1,5 millones
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min
    Bruno Gómez Acebo, sobrino del Rey, y Marcos Gómez Acebo, sobrino de su hermana, la infanta Pilar de Borbón, ocultaron a don Juan Carlos la comisión millonaria que se embolsaron por intermediar en la venta de Villa Giralda, una mansión que el monarca había heredado de su padre, don Juan de Borbón, en la lujosa urbanización madrileña Puerta de Hierro, según han revelado a El Confidencial fuentes muy cercanas a La Zarzuela.

    Villa Giralda, bautizada con ese nombre en honor a la residencia en la que don Juan de Borbón y su esposa, doña María de las Mercedes, vivieron durante su exilio en Estoril (Portugal), fue vendida en 2002 por el Rey y sus dos hermanas a Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV), una cooperativa en quiebra e intervenida judicialmente que estafó a más de 1.200 familias madrileñas y cuyos promotores están hoy en la cárcel. El monarca y sus hermanas cobraron 2,7 millones de euros repartidos a partes iguales, mientras que los Gómez Acebo se embolsaron una inusitada comisión de 1,5 millones.

    Los síndicos de la quiebra, encargados de recuperar los casi 30 millones de euros estafados por CPV para repartirlos entre los acreedores de la sociedad, reclamaron a Bruno y Marcos Gómez Acebo que devolviesen los 1,5 millones de euros cobrados en concepto de comisión por intermediar en la operación y pasaran a engrosar la lista de acreedores. Ante la negativa de aquellos a reintegrar esa cantidad, los síndicos presentaron una demanda de retroacción contra los familiares de don Juan Carlos. El pasado 8 de noviembre ambos se sentaron en el banquillo del Juzgado de Primera Instancia número 17 de Madrid, que aún no ha dictado sentencia.

    El Rey y sus hermanas confiaron la venta de Villa Giralda a los Gómez Acebo, y estos se pusieron en contacto primero con la inmobiliaria Marol SL y, a continuación, con los gestores de CPV condenados, Francisco García Moreno y sus dos hijos, Javier y Miguel Ángel García Sánchez. Cuando CPV, a instancias de Bruno y Marcos Gómez Acebo, mostró a Marol su interés por la mansión, aquellos comunicaron al Rey que la cooperativa estaba dispuesta a pagar casi 2,8 millones, de los que la inmobiliaria se llevaría una comisión del 3%. Pero ocultaron al monarca que habían pactado bajo cuerda con García Moreno un pelotazo mucho mayor.

    Tres meses antes de la estafa

    García Moreno pagó en total por Villa Giralda casi 4,3 millones de euros, pero el Rey, la infanta Pilar y la infanta Margarita de Borbón sólo cobraron 2,7 millones; el resto, salvo los 90.000 euros que la inmobiliaria Marol ingresó en concepto de comisión, se lo embolsaron los Gómez Acebo a espaldas del monarca. La operación inmobiliaria, en la que intervino José Manuel Moreno Romero, conde de Fontao y asesor jurídico de don Juan Carlos -que firmó las escrituras en su nombre-, se cerró apenas tres meses antes de que estallara el escándalo de CPV, cuando la cooperativa de viviendas entró en quiebra tras apoderarse de los ahorros que le habían confiado más de 1.200 familias.

    Los gestores de CPV condenados pagaron una comisión tan abultada a los Gómez Acebo, según las fuentes consultadas, para tratar de enmascarar su engaño a las familias estafadas, que difícilmente sospecharían de una cooperativa tan solvente capaz de adquirir una mansión en Puerta de Hierro propiedad de la mismísima familia real (vea el álbum con las fotos de Villa Giralda). Los afectados habían pagado una media de 500.000 pesetas -3.000 euros- en concepto de señal y un millón más de entrada -6.000 euros- por unas viviendas en los barrios de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo, en la zona norte de Madrid, que jamás llegaron a construirse.

    La comisión que se embolsaron los Gómez Acebo se formalizó en cuatro pagos, dos de ellos mediante cheques al portador del Banco Popular: 200.000 euros para Bruno y 250.000 euros para Marcos. El primero cobró, además, otros 636.000 euros a través de la empresa de la que es administrador único, Gómez Acebo Consultores Inmobiliarios SL; la sociedad del segundo, Gómez Acebo International Group, se llevó otros 407.000 euros. CPV compró Villa Giralda -levantada sobre una superficie de más de 4.200 metros cuadrados y hoy ya demolida- tras solicitar y obtener en febrero de 2002 una hipoteca de 2,6 millones de euros de Ibercaja, comprometiéndose a devolver a esta la totalidad del capital en el plazo de 12 meses.
    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    40 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    Luka Doncic Highlights vs Fuenlabrada 4th December 2016 ACB MVP of the week!
    Resumen Final Belasteguín / Lima vs Sanyo / Paquito - Keler Euskadi Open | World Padel Tour
    Resumen Final Marrero/Salazar vs Mapi/Majo - Keler Euskadi Open 2016 | World Padel Tour

    ºC

    ºC