reduce su presencia por primera vez en diez años

Qatar vende un 1,2% de Iberdrola por 470 millones tras jugar con la acción

El fondo soberano del emirato ha reducido su participación por primera vez desde que entró en su capital hace diez años como escudo protector de los inversores hostiles

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Qatar, el mayor accionista de Iberdrola de la última década, ha comenzado a deshacer posiciones en la compañía eléctrica española. Qatar Investment Authority (QIA), uno de los brazos financieros del emirato del Golfo Pérsico, ha reducido su participación en el grupo con sede en Bilbao desde el 9,72 hasta el 8,5%. Se trata de la primera vez que vende acciones de la multinacional energética desde que entró en su capital en 2006.

El vehículo del gobierno de Qatar tiene ahora 541,37 millones de acciones de Iberdrola, frente a los 616,3 millones que reconocía a finales de 2015. Por tanto, se ha desprendido de casi 75 millones de títulos, que a precios de mercado tiene un valor próximo a los 470 millones de euros. QIA se ha deshecho sobre todo del paquete de ‘iberdrolas’ que mantenía desde una de sus dos sociedades instrumentales en Luxemburgo, que ahora ya no aparece como accionista destacado de la compañía participada también por Kutxabank.

El movimiento de Qatar no es baladí porque en los últimos años había actuado como un escudo protector de Iberdrola ante los intentos de ACS de hacerse con el control de la eléctrica y de las aproximaciones de otros competidores cuando la acción tocó sus mínimos en cerca de dos décadas, a poco más de 3 euros por título. De hecho, Ignacio Sánchez Galán, el presidente ejecutivo del grupo, suele viajar todos los años a Doha con los representantes de QIA para exponerles la evolución de la compañía y las previsiones de futuro.

El presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán.
El presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán.

La inversión de Qatar data de octubre de 2006, cuando Iberdrola aprobó una ampliación de capital ex profeso para cimentar un núcleo duro que le protegiese de los inversores hostiles. El emirato pagó 2.021 millones de euros o 5,63 euros por acción para hacerse con primer paquete del 6,16%. Posteriormente, fue elevando su participación, hasta alcanzar un máximo del 9,72% en 2015, comprando millones de acciones cuando la cotización rondaba los 4 euros.

El pasado año, según han confirmado fuentes financieras, Qatar estuvo haciendo trading con una quinta parte de los títulos que tenía en cartera, comprando cuando la acción bajaba de los 5,7 euros -especialmente tras el impacto del Brexit- y vendiendo cuando se acercaba a los 6,3 euros. Un movimiento que incluso llamó la atención de la dirección financiera de Iberdrola, que veían la operativa de QIA como una red cuando los inversores institucionales deshacían posiciones, pero como un tapón cuando se iban conociendo noticias positivas, como el aumento del 10% del dividendo.

Por otra parte, Iberdrola ha hecho público el informe de retribuciones de 2016 del consejo de administración y de sus directivos. Destacan los 9,35 millones de euros que ganó Sánchez Galán, 150.000 euros menos que en 2015. En total, el órgano de gobierno de la eléctrica se repartió 14,5 millones, la misma cifra que en el ejercicio anterior. El ministro Angel Acebes mantuvo sus 311.000 euros anuales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios