ha perdido el control sobre Atlantica Yield

Abengoa recibe demandas por 650 millones y una grave reclamación de Hacienda

La empresa andaluza perdió 1.213 millones en 2015 por el impacto negativo de numerosos proyectos fallidos al carecer de liquidez para poder terminarlos
Foto: Torre de Abengoa. (Reuters)
Torre de Abengoa. (Reuters)

La difícil situación que vive Abengoa empieza a tener sus consecuencias en los tribunales. La compañía, que en 2015 registró pérdidas de 1.213 millones de euros, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 22 de febrero, ha recibido demandas judiciales por deudas impagadas o vencidas por unos 650 millones de euros. Unas reclamaciones que obstaculizarán más si cabe el futuro del grupo andaluz, que en menos de un mes corre el riesgo de entrar en concurso de acreedores y liquidación.

El consejo de administración de Abengoa se reunió ayer a las 19.00 horas para aprobar unas cuentas de 2015 que llevaban dinamita pura. Tardaron más de cuatro horas en aprobarlas, ya que hasta pasadas las 23.00 horas no las enviaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores ni a la Securities Exchange Commission, el supervisor de la bolsa estadounidense. La sorpresa ya no vino solo por los números rojos históricos, sino por los impagos dada la falta de liquidez de la compañía.

"Al cierre del ejercicio 2015, el importe total de proveedores y otras cuentas a pagar vencido y no pagado (principal e intereses) asciende a 604 millones de euros. Se ha procedido a reconocer los correspondientes intereses de demora por este concepto", asegura el informe preliminar de los resultados anuales. Unas deudas que los acreedores han comenzado a reclamar ya en 2016, especialmente desde Estados Unidos, donde se han presentado demandas por 548,7 millones de dólares. Asimismo, la multinacional de ingenieria le exigen via judicial 96 millones de euros, un millón de pesos mexicos y casi 30 de pesos chilenos.

Por si no fuera poco, Hacienda también le ha puesto la lupa en sus cuenta. A principios de este año, Abengoa firmó actas de conformidad para poner fin a  actuaciones de comprobación fiscales por parte de la Agencia Tributaria en relación a los ejercicios 2009-2011.  Asimismo, ha procedido a regularizar también los ejercicios 2012 a 2014 utilizando los mismos criterios establecidos por la inspección anterior.

En resumen, Abengoa ha registrado un gasto de aproximadamente 123 millones euros en concepto de cuota e intereses de demora por IVA e Impuesto sobre Sociedades, "no habiendo sido objeto de sanción por parte de la Agencia Tributaria". Las cantidades correspondientes al IVA ya fueron ingresadas. La cuota correspondiente al Impuesto sobre Sociedades ha sido compensada en su totalidad con la aplicación de créditos fiscales del Grupo Fiscal, no suponiendo impacto sobre la debilitada tesorería de la compañía. 

En 2015, la facturación del grupo se situó en 5.755 millones, lo que supone una caída del 19,5%. Por divisiones, ingeniería y construcción ingresó 3.330 millones; bioenergía 2.018 millones, e infraestructuras concesionales 407 millones. Abengoa destaca en el informe remitido al regulador bursátil que sus cuentas se han visto afectadas "por la situación actual del grupo", que le ha obligado a realizar provisiones y deterioros de activos.

En concreto, la compañía señala que las cuentas incluyen un impacto negativo por un importe de 878 millones de euros relacionado con la aplicación de determinadas estimaciones sobre las medidas establecidas en el Plan de Viabilidad elaborado por Alvarez & Marsal.

Torre de Abengoa. (Reuters)
Torre de Abengoa. (Reuters)

Por otro lado, Abengoa informa de que "al cierre del ejercicio y siguiendo lo establecido en la norma IFRS 10, Abengoa ha perdido el control sobre Atlantica Yield y se ha procedido a desconsolidar la sociedad y sus filiales e integrarlas por el método de la participación". Además, los resultados sufren la "ralentización" e incluso parada de algunos proyectos como resultado del deterioro económico de la compañía, especialmente en el último trimestre del año, "fruto de la progresiva disminución de la posición de liquidez" y las dificultades para acceder al mercado de deuda.

"Abengoa ha perdido el control sobre Atlantica Yield y se ha procedido a desconsolidar la sociedad y sus filiales e integrarlas por el método de la participación"
Al cierre de 2015, la compañía contabilizaba una financiación corporativa de 6.325 millones, de los que 468 millones estaban vencidos. La deuda bruta total asciende a 9.395 millones de euros, frente a un beneficio operativo o Ebitda de 515 millones. En consecuencia, la relación entre la deuda y el Ebitda es de más de 18 veces, cuando la empresa se comprometió a que esta relación no superase las 3,5 veces. Además, sumaba pagos pendientes a proveedores por 4.379 millones, de los que 604 millones estaban vencidos. El pasivo total asciende a 16.627 millones, frente a los 25.247 millones de hace un año, gracias a la desconsolidación de Atlántica Yield. La española tiene un 41% de esta filial americana, pero el 39% del capital está pignorado en favor de los acreedores.

Abengoa solicitó el preconcurso de acreedores en noviembre de 2015 ante su elevado endeudamiento y falta de liquidez, por lo que necesita alcanzar un acuerdo con sus acreedores antes del 28 de marzo para evitar el concurso.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Juego de Tronos: Primer Tráiler de la Sexta Temporada [SUBTITULADO]
TRÁILER de "¡BRUJA, MÁS QUE BRUJA!"
Ángela Molina - Cálmate María

ºC

ºC