LA IZQUIERDA TRATA DE PESCAR VOTOS EN LAS PROTESTAS

El movimiento ‘indignados’ les roba la campaña electoral a PSOE y PP

Mles de ciudadanos anónimos, sin siglas ni líderes, concentrados en diversas plazas de ciudades españolas han desbaratado la campaña de PSOE y PP. Los indignados o

Foto: El movimiento ‘indignados’ les roba la campaña electoral a PSOE y PP
El movimiento ‘indignados’ les roba la campaña electoral a PSOE y PP
Mles de ciudadanos anónimos, sin siglas ni líderes, concentrados en diversas plazas de ciudades españolas han desbaratado la campaña de PSOE y PP. Los indignados o Movimiento 15-M, en su mayoría jóvenes, han irrumpido en la recta final de la carrera electoral acaparando la atención de los medios de comunicación, y obligando a los partidos a reaccionar ante unas manifestaciones sin etiqueta política clara. En Madrid, miles de personas abarrotaron la Puerta del Sol con la intención de mantener la protestas hasta la jornada electoral del 22-M. 

El Movimiento 15-M, surgido a partir de la manifestación convocada el pasado domingo por la plataforma Democracia Real Ya, ha evolucionado hacia un magma asambleario, encuadrado en la izquierda, sin cabeza visible, que se organiza y comunica a través de blogs, Twitter y Facebook. La primera sorpresa de los convocantes fue la masiva afluencia de manifestantes y, la segunda, su capacidad para marcar la agenda en plena campaña electoral y atraer a los medios de comunicación. “Ha venido Al Jazeera”,  celebraban los concentrados, como si ese canal pudiera trazar alguna semejanza entre la Puerta del Sol y la egipcia plaza Tahrir.

Y es que, el hecho de que unos miles de jóvenes indignados sin adscripción clara hayan podido robar protagonismo a José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy o Alfredo Pérez Rubalcaba es ya un éxito para los manifestantes. En cambio, para los partidos se ha convertido en una distorsión de consecuencias imprevisibles. El PP ha desdeñado la protesta como fruto de la extrema izquierda a la que el PSOE ya no puede controlar; IU trata de pescar votos en el descontento; mientras que los socialistas ven cómo se escapa la posibilidad de concentrar el voto anti PP y, con ella, la remontada electoral.

"Yo no tengo nada que perder porque no tengo nada. Y por eso reclamo una sociedad más justa sin políticos corruptos que seguirán arrasando en las elecciones y están llenándose los bolsillos a costa de nuestro sudor", resumió Francisco, de 28 años, y licenciado en Historia harto de enviar currículos. "¿De qué me sirve a mí dos carreras, un máster y un perfecto inglés y francés, si nadie me ha ofrecido todavía el primer trabajo de mi vida?", se quejaba María, otra joven que se niega a votar a PSOE o PP.

Cerca, Juan P. gritaba "Botín, cabrón, trabaja de peón". Es un padre de tres hijos que trabajó en los años dorados de la construcción, y a quien dentro de dos meses se le terminan los 700 euros de prestación por desempleo. "He trabajado como un imbécil durante años para tener una casa que sé que el banco me la quitará dentro de poco. Lo peor de todo es que no sé cómo voy a alimentar a mis hijos. Por eso quiero crear alternativas. Porque no confío en ningún político actual", expresó.

PSOE e IU tratan de pescar votos en las revueltas

La preocupación se apoderó ayer de Ferraz y quedó patente en las declaraciones de sus dirigentes. Así, los candidatos socialistas en Madrid se lanzaron a la desesperada en busca del favor de los indignados. Tomás Gómez respaldó y se identificó con la “rebeldía” de los jóvenes, mientras que Jaime Lissavetzky afirmó que a los manifestantes hay que “escucharles, entenderles y atenderles”.

Por su parte, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, aseguró que tienen razón para “indignarse” por “una crisis producida en el corazón del capitalismo y las actitudes de desregulación de los mercados”, pero trató de arrimar el ascua a su sardina matizando que “acampar en una calle de una ciudad, sin más, no conducen a nada”. Lo más sorprendente fue que el manifiesto de Democracia Real Ya apareció durante unas horas en la web del PSOE, concretamente en la sección de la corriente Izquierda Socialista, aunque posteriormente fue retirado asegurando que se trató de un "error de gestión".

Pero el partido que con más intensidad está intentando pescar en el movimiento es IU. Cayo Lara, que acudió a la marcha del domingo, se envolvió ayer de radicalismo para afirmar que "quieren jóvenes analfabetos políticos. Aplauden las protestas juveniles en Grecia, pero reprimen las manifestaciones en la Puerta del Sol, porque nuestros jóvenes han identificado perfectamente a los opresores y la sumisión del poder político al poder económico". 

Aunque a largo plazo la brecha entre la clase política y la ciudadanía pase factura a todos los partidos tradicionales, es probable que sean los partidos de izquierda los primeros en sufrir sus consecuencias. El electorado del PP parece seguir mayoritariamente fiel y movilizado, mientras que los votantes potenciales de PSOE e IU pueden inclinarse por expresar su descontento en la calle y no en las urnas. Los estrategas socialistas esperaban que la última semana de campaña reactivara a sus votantes “perezosos”, en palabras de José Blanco, pero el malestar en la izquierda que se detecta en las manifestaciones juega en contra de los intereses del PSOE. Prueba de ello es que no faltaron cántico como “ZP al PP”, “PSOE y PP, la misma mierda es” o “dónde están, no se ven, Comisiones y UGT”.
Elecciones Municipales y Autonómicas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
543 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC