La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

EL JUEZ CERTIFICA QUE EL PAGO DE 200 MILLONES LE ABSUELVE

Hacienda dio tiempo a Botín para regularizar sus cuentas opacas y esquivar el delito fiscal

Emilio Botín, su hermano Jaime y todos sus hijos se han salvado de la cárcel y de unas fuertes sanciones gracias a la benevolencia de la Agencia
Foto: Hacienda dio tiempo a Botín para regularizar sus cuentas opacas y esquivar el delito fiscal
Hacienda dio tiempo a Botín para regularizar sus cuentas opacas y esquivar el delito fiscal

Emilio Botín, su hermano Jaime y todos sus hijos se han salvado de la cárcel y de unas fuertes sanciones gracias a la benevolencia de la Agencia Tributaria, que en junio de 2010 les concedió un tiempo precioso para regularizar su situación -con el pago de 200 millones de euros- sin ser sancionados, en vez de mandarles a la inspección. El auto por el que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu archiva la causa, publicado ayer, confirma que esta regularización basta para conceder la llamada "excusa absolutoria", que permite a toda la familia irse 'de rositas'.

Cuando la Agencia Tributaria tuvo conocimiento del listado de defraudadores españoles con cuentas ocultas en el HSBC suizo a través de la Hacienda francesa, tomó la polémica decisión de enviarles un requerimiento en el que les invitaba a regularizar "voluntariamente". En dicho escrito se les prometía que, si lo hacían así, no habría sanciones penales ni administrativas. Y la familia Botín se acogió a esa medida de gracia, que fue duramente criticada por los inspectores y los técnicos de Hacienda ya que consideraban que se estaba dispensando un "escandaloso trato de favor" e incluso que se trataba de una "amnistía fiscal encubierta".

En vez de eso, estos colectivos consideran que Hacienda debería haber enviado la inspección a todos los implicados, como a cualquier otro contribuyente del que tiene pruebas de fraude. Si lo hubiera hecho así, la familia Botín tendría que haberse enfrentado a una acusación de delito fiscal aparte de haber tenido que ingresar en el Tesoro una cantidad similar a la que pagó para regularizar voluntariamente, ya que el auto de ayer considera que es sustancialmente correcta.

La denuncia de la Fiscalía Anticorrupción contra los Botín no deriva de esta regularización, sino de la necesidad de investigar si los 200 millones eran suficientes para cubrir la deuda tributaria, algo que exigía analizar una documentación muy profusa y compleja, así como desentrañar una telaraña de empresas y sociedades instrumentales a través de la que la familia ocultaba el dinero evadido. Si se hubieran quedado cortos en el pago, sí habría delito.

Y para evitar que prescribiera el posible delito referido al ejercicio 2005 (el delito fiscal prescribía a los cinco años hasta ahora, que el Gobierno ha ampliado el plazo a 10), la Audiencia Nacional abrió diligencias en junio del año pasado, que interrumpen la prescripción. Estos 200 millones implican que el patrimonio oculto por los Botín en Suiza supera los 2.000 millones, tal como adelantó en exclusiva El Confidencial y confirma el auto.

¿La regularización evita el delito fiscal?

Ahora bien, no está nada claro que esta regularización voluntaria sea merecedora de la mencionada "excusa absolutoria". De hecho, la argumentación del juez resulta confusa y hasta contradictoria en este punto. Así, llega a decir que "como principio rector habrá que partir de la idea de que la voluntad de la norma es la de recompensar a quien actúa espontáneamente aprestándose a reparar el daño causado con su actuación defraudatoria, por lo que la rectificación fáctica tras conocer la existencia de actuaciones en orden administrativo penal, sea para la comprobación de la deuda o de carácter sancionador, no puede tomarse en cuenta a este objeto ni merece premio alguno".

En el 'caso Botín', parece evidente que no hubo espontaneidad, sino que la regularización se produjo a resultas del requerimiento de la Agencia Tributaria. Es más, reconoce que "las actuaciones de la Administración Tributaria han de estar encaminadas a la comprobación precisamente de las deudas de cuya regularización se trata. Y estas actuaciones preclusivas pueden producirse ante la inspección, como en sede de gestión". El envío del requerimiento, según el propio auto, es un "procedimiento de gestión tributaria que tiene por objeto el control del cumplimiento de las obligaciones formales". Luego da a entender que esta actuación es equiparable a la apertura de una inspección.

Pese a todo lo anterior, el juez Andreu concluye que "este procedimiento de gestión incoado, no bloquea la aplicación de la excusa absolutoria del art 305.4 CP; bloqueo que sí se produciría cuando órganos de gestión de la AEAT realizaren actuaciones de comprobación en el marco de los procedimientos de verificación de datos, comprobación limitada o de inspección, que implican actos de comprobación tendentes a la determinación de las deudas tributarias objeto de regularización". De ahí que considere que dicha excusa es aplicable en este caso y que decida el sobreseimiento y el archivo de las actuaciones.

#106
Compartir
En España tenemos un sistema de justicia muy bueno. Solo hay que preguntar a Botín, a Saez, a los Albertos, a Divar, en fin que si ellos están contentos, nosotros también.

Gracias a la Justicia no tenemos camorra ni mafia, ¿para qué? si nos apañamos muy bien con esos
Ampliar comentario
#105
Compartir
En España tenemos un buen sistema de justicia, hay que respetarlo. Hacienda ya es otra cosa.
Ampliar comentario
#104
Compartir
En España tenemos un buen sistema de justicia, hay que respetarlo. Hacienda ya es otra cosa.
Ampliar comentario
#103
Compartir
Pero bueno, con el tema de la amnistía se pagaron esos 200 millones. Tampoco es que se hayan ido de rositas&
Ampliar comentario
#102
Compartir
109 No he tenido niguna experiencia con Hacienda [aún], pero si, que les den por culo a Hacienda y a Botin. Asco de sistema y de sinverguenzas
Ampliar comentario
#101
Compartir
Y a mi, por un error de mi gestor y de otra empresa en el 347, me han clavado 225¬ . Y ni un solo día de perdon. Que le den por culo a Hacienda y a Botin
Ampliar comentario
#100
Compartir
El titular exacto seria &034; Botin pago &034;coima&034; a un chivato de hacienda para regularizar sus cuentas en Suiza&034;.....dios mio!! a veces pienso que a España solo le falta un Kirchner para ser corrupta total
Ampliar comentario
#99
Compartir
Está claro que Fernando Abreu acabará de Dtor. Servicios Juricos del Grupo Santander, y los de la Agencia Tributaria que han dado trato de favor a la familia Botin no se quedarán atras.

Para que luego digan que la justicia es igual para todos.
Ampliar comentario
#98
Compartir
Más de uno del Ministerio acabará de asesor del Grupo Santander cuando acabe su época de incompatibilidad. ya vereis.

¿Pero qué se puede esperar de un banquero que &034;subvenciona&034; a un juez [ no digo otra cosa porque no quiero que el moderador me elimine el comentario] y se va de rositas tanto él como el juez?
Ampliar comentario
#97
Compartir
Supongo que los responsables irán a la cárcel, ¿no?
Ampliar comentario
#96
Compartir
100 Esto tiene que quedar muy claro. Que íbamos al desastre se conocía ya en 2004; no en 2006. Y creo que Ud. lo sabe bien como recuerdo comentó.

Digamos que en mi anterior comentario 98 cuando escribo:

Si la gente fuese capaz de entender cuál ha sido la estrategia de la banca y sus asociados, y cuáles han sido sus instrumentos para generar la catástrofe...

Me estoy refiriendo exactamente a eso [los instrumentos son otra cosa diferente a la estratégia]. Pero aún en 2007, la banca estaba aún ofreciendo y concediendo prestamos hipotecarios para que la gente comprara &034;merecedes&034; y similares sobrevalorando inmuebles, en uno de los engaños más negros que el personal de a pie de este país ha padecido.
Ampliar comentario
#95
Compartir
99 Claro que es una simplificación, y así debe ser.

Estos foros [en el sentido de que &034;foro&034; se refiere a lugares para el intercambio de opiniones e ideas] se me antojan a veces poco útiles porque se incide y se vuelve a incidir sobre la anécdota sin sacar más provecho que el desahogo.

Pero ante la fuerza aplastante de lo que llamo La La Hermandad, que me parece que está claro lo que es, no queda más que la ironía y la simpificación para que las cosas calen.

Los técnicos, si a técnicos llegan, son quienes saben lo que hay. El juego de los políticos es aprovecharse de los técnicos y de los ciudadanos. La práxis política no es más que la guerra feroz entre facciones por el control de los presupuestos, o sea de la cosecha de los impuestos; y conocen muy bien las debilidades de sus víctimas [ellos dicen de la cidadadanía]. A los técnicos les pagan por plegarse a la pomada, a los ciudadanos que no están en la pomada los estrujan, y por supuesto que tienen que pagar el peaje a los auténticos capos, pero dinero con el que les pagan no es suyo, es de nadie, si bien alguna vez fue de los ciudadanos.

Y si no ¿de qué van estos, hata aquí, 100 comentarios más o menos?
Ampliar comentario
#94
Compartir
98 Verás que he votado tu comentario. Me parece un simplificación, en el buen sentido, de lo que ha pasado, aunque abunden los &034;técnicos&034; con terminologías inglesas al canto que camufla de ingeniería financiera [en todo caso sin los necesarios cálculos &034;estructurales&034;] lo que no ha sido sino un atraco consentido, permitido y animado por TODOS. Y digo todos porque así ha sido pero con un matiz necesario: los técnicos, los que teóricamente sabían, nos la han metido doblada con nocturnidad y alevosía.
Ampliar comentario
#93
Compartir
88 Si la gente fuese capaz de entender cuál ha sido la estrategia de la banca y sus asociados, y cuáles han sido sus instrumentos para generar la catástrofe a la que nos han abocado, me da que les saldrían pocos defensores si es que alguno.

Su juego ha sido el de tirar la moneda al aire y apostar al &034;cara gano yo [el banco] y cruz pierdes tú [el cliente]&034;.

Todo lo demás con lo que quieren responsabilizar al &034;cliente&034;, como he leído en algún comentario sobre éste artículo, que ha sido calificado de por alguien de bilioso, son zarandajas y doble artimaña; porque eran los bancos los que lanzaban la moneda y los únicos que conocían las reglas del juego por más que se empeñe algún tribunal en asignar conocimientos financieros a gente de no más que las antiguas cuatro reglas [letra pequeña confusa y aún peor, letra no escrita y sutilezas legales asociadas a los &034;productos&034;] y porque después han utilizado y utilizan toda la artillería a su alcance, que es mucha y muy variada, para dejar pintado de blanco lo que es más negro que el mismísimo carbón.

Y más allá de las cuatro reglas están las tasaciones infladas de viviendas, ahí ni hubo ambigüedad.
Ampliar comentario
#92
Compartir
Entre chorizos anda el juego. Resulta que es la propia Hacienda quien marca el camino para que estos delincuentes no se vean salpicados, desde el punto de vista penal.
Es como si la Policia indicara a los atracadores de bancos por donde tienen que fugarse para no ser detenidos.
Pero ¿Qué digo?...¡Es eso lo que ha pasado!. Los atracadores han visto el camino por él que tenían que salir, para no ser pillados, porque los mismos que tendrían que haberlos perseguido se lo han indicado.
Ampliar comentario