INFORME DE LOS ADMINISTRADORES CONCURSALES (I)

Los dos máximos directivos del Aeropuerto de Ciudad Real se autoconcedieron 4,4 millones

El informe de los administradores concursales supone un varapalo a la cúpula del Aeropuerto de Ciudad Real, proyecto que contó con la aquiescencia de la Junta
Foto: Los dos máximos directivos del Aeropuerto de Ciudad Real se autoconcedieron 4,4 millones
Los dos máximos directivos del Aeropuerto de Ciudad Real se autoconcedieron 4,4 millones

El informe de los administradores concursales supone un varapalo a la cúpula del Aeropuerto de Ciudad Real, proyecto que contó con la aquiescencia de la Junta de Castilla-La Mancha y que tiene entre sus accionistas al polémico Domingo Díaz de Mera. Las conclusiones del mismo, que coinciden en el tiempo con la ejecución del ERE que afectará a los 90 trabajadores de una infraestructura atosigada por las deudas, dejan en evidencia el oscurantismo y discrecionalidad de sus gestores.  

 

Los directivos Juan Antonio León Triviño y José Cano, presidente y secretario del Consejo de Administración, respectivamente, recibieron cada uno 2,2 millones de euros de CR Aeropuertos SL. Dicho pagos fueron aprobados el 19 de junio de 2003 a través de un pacto privado parasocial de los socios del Aeropuerto, que consideraron a Triviño y a Cano promotores del proyecto y aprobaron pagar “irrevocablemente” 2.267.489 euros a cada uno, según detalla el acuerdo.

 

“Los socios se obligan, instruyendo a tal efecto a sus representantes en el Consejo de Administración de la sociedad, a que dicho Consejo acuerde y suscriba con los mencionados señores los documentos que sean necesarios para el cumplimiento del acuerdo antedicho, en un plazo no superior a cuatro meses desde la fecha de este contrato. Dichos documentos se estructurarán de forma tal que el tratamiento fiscal de las mencionadas cantidades sea lo más eficiente posible para los señores León Triviño y Cano Martínez, y que tales sumas, o bien sean abonadas lo antes posible a dichos señores o bien se les paguen las mismas en un período más prolongado, siempre a elección de los señores León Triviño y Cano Martínez”. Además, y según cuenta el informe concursal, se añadía que si el pago de dicha retribución exigía modificar los Estatutos Sociales, así se haría.

 

El pago de estas cantidades respondía a la intención de la empresa por “regular las relaciones entre los socios para controlar recíprocamente la hipotética entrada de nuevos socios, configurando una sociedad 'cerrada' y asegurando para cada uno de ellos una determinada participación, con la obvia finalidad de mantener el 'status quo' o reparto de poder existente”. Así, León Triviño y Cano usaron esos 4,4 millones de euros para comprar participaciones del Aeropuerto y entrar en él como accionistas a título personal. Esta entrada se llevó a cabo dentro de la quinta ampliación de capital y otorgó a cada uno de estos dos directivos un 5,56% de la sociedad.

 

Demanda contra Cano para que devuelva 300.000 euros

 

Al margen de estos dos pagos privados, los administradores concursales han interpuesto una demanda contra José Cano, al que le exigen el reembolso de 315.810 euros que habría recibido del Aeropuerto en concepto del abono de unos salarios que siguió cobrando incluso después de su dimisión. Según los administradores, José Cano “dimitió de su cargo de consejero delegado el 3 de julio de 2009, momento en el que cesó de prestar servicios para la sociedad y, sin embargo, continuó percibiendo el salario que anteriormente tenía atribuido, pese a no trabajar en la compañía, hasta que la administración concursal dio órdenes de dejar de abonárselo”.

 

Además, “únicamente tenía derecho a percibir las retribuciones que, según los Estatutos Sociales, le correspondían como consejero y consejero delegado de CR Aeropuertos SL”, y “su contrato de trabajo suscrito con la concursada fue en todo momento nulo de pleno derecho, por lo que no tuvo derecho a percibir retribuciones salariales y debe reintegrar la diferencia entre las retribuciones que percibió y las que legalmente le correspondían”.

 

Así pues, desde la administración concursal se ha cursado la denuncia que exige a este ex directivo el reintegro de 315.810 por las retribuciones que nunca debió haber cobrado.

 

Triviño exige pagos pendientes de más de 6 millones

 

Por su parte, Triviño tampoco parece tener claras las cuentas con la empresa, aunque en sentido contrario. A nivel personal, aparece en la lista de acreedores profesionales con un pago pendiente a su favor de 9.000 euros. No obstante, la administración concursal no ha reconocido esa deuda, que no será abonada. Por otro lado, la empresa León Triviño Construcciones y Obras Públicas S.A. aparece como acreedora con un pago pendiente de 6,2 millones de euros. No obstante, la administración concursal sólo reconoce una deuda por valor de 4,8 millones. Precisamente esta empresa recibió una transmisión de 3 millones de participaciones personales de Triviño tras declararse el concurso de acreedores.

 

Sin embargo, los extraordinarios reembolsos y beneficios económicos de Juan Antonio León Triviño y otros socios con el Aeropuerto no acaban ahí. En la segunda parte del serial, que publicaremos mañana martes, El Confidencial te desvela los entresijos y relaciones entre socios que rodearon la construcción del Aeropuerto de Ciudad Real. Una construcción que, a la luz del informe concursal, constituyó el único negocio altamente rentable.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE - Clip HD - Smitty se enfrenta a Desmond
HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE - Tráiler oficial español en HD
La importancia de la tecnología y la innovación en CEPSA

ºC

ºC