Roger Federer es el tenista mejor pagado del mundo a pesar de haber sido relegado hasta el número siete de la clasificación mundial, según la lista divulgada por Forbes y elaborada con las ganancias que los tenistas han cosechado entre junio de 2012 y el mismo mes de 2013. El suizo se embolsó 71'5 millones de dólares en ese período gracias en buena parte a la gira de exhibición que realizó por Sudamérica el diciembre pasado y con la que ganó 14 millones con seis partidos. A esto hay que añadir su decena de acuerdos de patrocinio con marcas como Nike, Rolex, Wilson, Moet & Chandon o Credit Suisse.

El segundo puesto de este ránking recae sobre Maria Sharapova, muy lejos de Federer con 29 millones que, según la publicación, se debieron a los lucrativos acuerdos que logró después de hacerse en 2012 con Roland Garros y al lanzamiento de su línea de dulces: Sugarpova. Pese a ser el número uno del mundo, Djokovic se coloca la medalla de bronce de esta lista con 26’9 millones de los cuales prácticamente la mitad procedieron de premios por su rendimiento en las pistas puesto que ha logrado llegar a la final de nueve de los últimos doce Grand Slams.

Rafa Nadal se hace con el cuarto puesto gracias a sus 26’4 millones y eso a pesar de la lesión de rodilla que le apartó de las pistas durante siete meses. Después de su regreso en febrero ha sido imparable y se ha embolsado 6’8 millones con sus victorias. El quinto puesto recae sobre Serena Williams que ha ganado en el último año 20’5 millones y el ‘top diez’ lo completan Li Na (con 18’2 millones), Victoria Azarenka (15’7 millones), Andy Murray (14’9 millones), Caroline Wozniacki (13’6 millones) y Kei Nishikori (10’5 millones).

Según Forbes, el ‘top diez’ se embolsó en su conjunto 60 millones de dólares en premios por sus títulos en la pista entre junio de 2012 y el mismo mes de este año, pero han generado más del triple en patrocinios, partidos de exhibición y comisiones.