Karim Benzema sigue pensando en blanco. El Real Madrid respira tranquilo después de que el delantero francés haya anunciado su intención de continuar en el conjunto madridista hasta 2018, un hombre clave en el esquema de Carlo Ancelotti. El jugador galo, que ha brillado con los 'bleus' durante el pasado Mundial, tuvo dudas sobre la renovación con el conjunto blanco, en especial por el tema económico. Pero tras valorarlo, Benzema ha decidido renovar cobrando el primer año 6,5 millones, el segundo 7 y el tercero 7,5. Es decir, un contrato progresivo.

El Real Madrid y el delantero anunciarán su renovación a lo largo de la próxima semana, un acuerdo que se sellará hasta 2018. Así, ambos dejan claro su intención de seguir vinculados deportivamente y, de paso, sirve para dar una alegría a los 'pesos pesados' del equipo. Carlo Ancelotti, en más de una ocasión, ha solicitado la continuidad del jugador, algo que también han hecho Cristiano Ronalgo y Sergio Ramos. El técnico italiano ha sido fundamental en la toma de la decisión, pues considera que Benzema es un jugador importante para el buen caminar del grupo.

Las críticas hacia Benzema -incluso dentro de la directiva blanca- venían dadas por sus cifras goleadoras. Al francés se le critica que no haga un importante número de goles pese a ser el delantero centro del Real Madrid, pero desde dentro del equipo se valora de manera distinta: su presencia en el equipo crea asociaciones que generan infinidad de ocasiones de gol, y su manera combinativa de juego, beneficia al resto de compañeros, en especial a un Cristiano Ronaldo que sabe aprovechar los espacios que el delantero francés genera sobre el terreno de juego.

Como ya informó El Confidencial, Benzema y el Real Madrid llegaron a un principio de acuerdo para renovar por siete millones. Pero escasos días después, el jugador decidió 'descolgarse' y pedirle al club nueve millones. Apoyado por su gran Mundial, su cotización creció, pidiendo al equipo blanco que aumentara su oferta. Con el paso de los días, ninguna de las dos partes hizo una nueva oferta, ante lo que quedó congelado cualquier movimiento. Con el paso de los días, Benzema ha reflexionado y ha decidido aceptar la primera oferta blanca, un acuerdo que será oficial en las próximas horas.

Pese a que el francés seguirá siendo el delantero centro indiscutible del conjunto blanco, desde la directiva se sigue valorando la opción de incorporar otro ariete. La salida de Álvaro Morata del equipo deja una vacante en la primera plantilla, para la que el Madrid valora varias opciones: desde incorporar a un jugador del filial, a fichar otro delantero. Aunque James Rodríguez e incluso Isco Alarcón pueden ejercer las veces de 'falso nueve', todo hace indicar que el conjunto blanco terminará por lanzarse al mercado en busca de un refuerzo que acompañe al recién renovado Benzema.