El Real Madrid ya negocia por Toni Kroos, tal y como adelantó El Confidencial está misma semana. El jugador alemán ha pedido al Bayern que abra las puertas. Ante la negativa a pagarle como al resto de jugadores (Götze, Lewandowski e incluso Javi Martínez), ha planteado abiertamente su marcha. Considera que su etapa en el Bayern ya ha terminado y por eso se ofreció al Real Madrid... y al Manchester United.

El peligro, a día de hoy, para que Kroos termine en el Bernabéu no llega procedente de Baviera y si de Manchester. Van Gaal le hizo debutar en el Bayern junto a Müller y ahora pretende incorporarle para su nuevo proyecto en la Premier. Incluso, el actual seleccionador holandés ha llamado al jugador para trasladarle su interés, algo que ya saben por el Santiago Bernabéu. Y es que el Real Madrid se fía de la palabra del agente del alemán respecto a la prioridad blanca en caso de que el Bayern acceda a negociar su salida.

El malestar de Kroos, siempre ha declarado que no se veía más de diez años en el Bayern, es económico. Su relación con Guardiola ha sido correcta y su presencia en el once titular así lo demuestra. Los dos millones de euros que percibe en la actualidad nada tienen que ver con los diez brutos que percibe Götze (comparten mánager) o Lewandowski por hablar de los últimos en llegar.

Kroos pretende llegar a los cinco millones limpios, cantidad que el Real Madrid está dispuesto a pagar, siempre y cuando se plantee una operación amistosa con el Bayern, club que pretende a Khedira, jugador que no termina de cerrar el acuerdo de renovación con el club blanco y que podría llegar a formar parte de la operación.

La idea que maneja el jugador es intentar aclarar su futuro antes de que el Mundial entre en escena, circunstancia que se antoja complicada. Kroos ha apremiado al Bayern, que no descarta hacer un último esfuerzo para retener a uno de los jugadores que más se asemejan a Xabi Alonso de los que hay en el mercado en la actualidad. 

La opción Kroos no es la única que maneja el club blanco para reforzar el club blanco, auténtica prioridad de Ancelotti. Pogba y Vidal son dos de los fichajes que están tanteando, a los que hay que añadir el nombre de Ramires, tal y como informó ayer el diario Marca. Mourinho no tiene intención de prescindir del brasileño.