PENDIENTE DE UNA MODIFICACIÓN DEL PGOU

El Betis prepara su pelotazo inmobiliario: 70 millones por la explanada del Villamarín

El terreno está pendiente de la modificación del PGOU, el Ayuntamiento socialista está por la labor y el ingreso de ese dinero serviría para desbloquear la situación accionarial

Foto: Los jugadores del Betis celebran un tanto durante esta temporada. (EFE)
Los jugadores del Betis celebran un tanto durante esta temporada. (EFE)

Un broker inmobiliario de Luxemburgo ofrece desde hace unos meses en su portfolio los terrenos aledaños al estadio del Benito Villamarín, la casa del Real Betis Balompié. La empresa en cuestión, Realty Business Center SA, es poco conocida en el panorama inmobiliario, lo que invita a pensar que la operación se hace con máxima discreción. El informe técnico detalla en el expediente las condiciones de un terreno en la calle Padre García Tejero con calle Doctor Fleming que dispone de 54.000 metros cuadrados con un precio tasado en 70 millones de euros.

En el documento se detalla que “la propiedad está situada en el centro de Sevilla, en un distrito de lujo, adyacente al campo de fútbol Manuel Ruiz de Lopera”. Se refiere a un posible “uso mixto en dos edificios que incluyen centros comerciales, hoteles, centros cívicos, oficinas y espacios para actividades de ocio y deportivas”, y habla de “varios inquilinos potenciales que han declarado su interés como un equipo de fútbol y el Ayuntamiento de la ciudad”.

La descripción detallada del terreno habla de 6.600 metros cuadrados de uso comercial, 6.000 para la edificación de un hotel, 3.000 para un centro cívico, 10.300 correspondientes a oficinas, otros 7.700 metros de oficinas localizados en una torre más pequeña en la Avenida de la Palmera y 21.000 para la construcción de un centro recreativo.

La clave: pendiente de la modificación del PGOU

El terreno en cuestión está aún pendiente de la modificación del PGOU, por lo cual no está aprobado aún la edificación en el mismo. No obstante, la firma del convenio está encauzada ya que la propuesta de permuta que se baraja cuenta con el beneplácito del gobierno de Juan Espadas, por lo que su ejecución estaría a expensas del dictamen jurídico de los funcionarios municipales. El proyecto, bautizado como ‘Complejo Heliópolis’, se presentó en 2008 con el socialista Emilio Carrillo como responsable de Urbanismo del Ayuntamiento y ya contemplaba la cesión de la explanada colindante a la grada de Preferencia al Betis por parte de Urbanismo.

El estadio verdiblanco y la explanada (izquierda).
El estadio verdiblanco y la explanada (izquierda).

Sin embargo, antes el club se comprometía a cumplir una serie de requisitos, entre ellos la culminación de las obras del estadio y la cesión de locales para uso municipal. En estos días se han concluido las obras del Gol Sur y ahora el Betis trabaja en un 'restyling' de la zona de Preferencia para adecuarla a la nueva disposición sin tener que derribarla y construirla nuevamente, lo que dilataría los tiempos de la obra y la concesión de los terrenos. La concesión de la explanada al estadio es un viejo anhelo del Betis, que siempre ha querido incorporar la parcela a su patrimonio.

Los 70 millones en los que está tasado el terreno significarían una importante inyección financiera para el club, que en estos momentos sigue bloqueado accionarialmente por la falta de de acuerdos entre la actual directiva que preside Ángel Haro, Manuel Ruiz de Lopera y la sociedad Bitton Sport, al mando del cual aparece Luis Oliver. En estos momentos el accionista mayoritario es Bitton, después de que la directiva inscribiese unilateralmente en el Consejo Superior de Deportes las acciones que pertenecían a Manuel Ruiz de Lopera. Sin embargo, todo el proceso judicial está pendiente de que el juez Javier Carretero, del Mercantil de Sevilla, resuelva un caso que está visto para sentencia desde marzo de 2015.

Inminente firma del acuerdo con Lopera y Bitton

Mientras la sentencia se mantiene congelada, la directiva verdiblanca negocia con Lopera y con Bitton la firma de un acuerdo que devolvería al club la mayoría accionarial. Unos acuerdos que fuentes internas de la negociación tasan en 14 millones a favor de Lopera y una cantidad que rondaría los 6 a Bitton para que se desprenda de las acciones que constan a su nombre en el CSD. De ahí la importancia de la venta de este inmueble, que nunca se concretaría antes de la modificación del PGOU y el cierre del acuerdo de las partes. Acuerdo que llegaría antes de la notificación de la sentencia, que Lopera está convencido que le es favorable y por eso está parada.

Nadie duda que el Ayuntamiento accederá a la cesión del terreno al club una vez que cumple el Betis los requisitos exigidos. Es reconocible la relación del club verdiblanco con el grupo socialista sevillano empezando por quien fuera presidente de la Junta de Andalucía, ‘Pepote’ Rodríguez de la Borbolla, miembro de los ‘Juristas Béticos’, uno de los fundadores de la ‘Fundación Heliópolis’ y actual patrono de la ‘Fundación Real Betis Balompié’, cuya sede oficial es el estadio Benito Villamarín. Su hermano Pedro, exconcejal del Ayuntamiento, es el abogado de la plataforma ‘Por nuestro Betis’, reconocido rival de Lopera en los juzgados. También aparecen familiares de Amparo Rubiales, como su hijo Ramón Alarcón Rubiales, actual director general de gestión y marketing, o su cuñado Juan Salas, que ha escrito el libro ‘Memoria del Betis’ junto a Manolo Rodríguez, gerente de la ‘Fundación RBB'. De Salas se comenta en los pasillos del Villamarín que está bien colocado para ser nombrado jefe de protocolo verdiblanco.

Si el broker inmobiliario luxemburgués consigue un comprador, el Betis podría resolver su bloqueo accionarial y desatascar su complicada situación judicial, lo que liberaría al club y le convertiría en un producto apetecible para los inversores extranjeros que aterrizan en Europa para comprar clubes. A principios de 2017, el exjugador del Betis Antonio Álvarez ‘Ito’, futbolista verdiblanco en los 90, presentó a Lopera una oferta de un comprador chino que tasaba las acciones del expresidente en 50 millones de euros con la situación judicial actual y en 120 millones con la situación resuelta. Lopera prefirió centrarse en resolver la situación de bloqueo actual que vive el club. El futuro del Betis está en juego. Y mientras unos miran a China, otros apuntan a Luxemburgo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios