MONTORO EXIGE QUE DEJEN LOS aplazamientos

El fútbol español debe 2.000 millones y Villar sólo ve su "proyección mundial"

Mientras Cristóbal Montoro exige a los clubes que dejen de vivir de los aplazamientos, Villar asegura que el fútbol español "es una potencia" pese a sus deudas

Foto: El presidente de la Real Federación Española Fútbol, Ángel María Villar (Efe).
El presidente de la Real Federación Española Fútbol, Ángel María Villar (Efe).

“Los clubes de fútbol no pueden financiarse a costa de los españoles”. Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, fue claro ante los micrófonos de Onda Cero acerca de la postura del Gobierno frente a la deuda que acumulan los equipos nacionales. En el problema dirigido por Carlos Herrera, aseguró que se les está exigiendo que se pongan al día con la Agencia Tributaria. Con el tema sobre la mesa, Ángel María Villar, presidente de la RFEF, ha preferido echar balones fuera centrándose en la proyección del fútbol español. Y todo esto un día después de que Javier Tebas, presidente de la LFP, recordase que sin el control financiero que se está llevando a cabo, la Liga habría dejado de existir. Distintos puntos de vista ante el mismo problema.

Tal y como ha explicado Cristóbal Montoro, la deuda acumulada por el fútbol español tiene su origen en que los clubes no pagaban las retenciones de sus trabajadores. La consecuencia más visible de esta acción es que la deuda de la Liga ascendía a 2.053 millones el pasado 30 de junio, tal y como informó el propio organismo. El objetivo es que en la misma fecha, pero un año después, la cifra haya bajado a 1.950 millones. El ministro ha recordado que, actualmente, los equipos españoles adeudan a Hacienda 500 millones de euros, 200 menos que hace dos años. A pesar de la reducción, Montoro ha apuntado que los equipos tienen que dejar de vivir de los aplazamientos y afrontar los pagos que les corresponden después de los convenios alcanzados con la Administración Pública.

De esta manera, el ministro ha declarado que el Gobierno les ha recordado que “como cualquier tipo de actividad, porque son empresas, no pueden financiarse a costa de los españoles. A mí me gusta el fútbol, nos vende ilusión, pero eso no justifica que lo financiemos todos los españoles”. Tras las declaraciones de Cristóbal Montoro, la pelota estaba en el tejado de Ángel María Villar. El presidente de la Federación estaba presente en un acto celebrado en Águilas (Murcia) y al ser preguntado por los problemas económicos que acusan muchos de los clubes españoles, decidió hacer un regate y quedarse con la que, en su opinión, es la parte positiva del deporte rey dentro de las fronteras nacionales: “El fútbol español es una potencia y tiene equipos de proyección mundial”.

Sin control, no habría Liga

Mientras el presidente de la Federación miraba a otro lado, Javier Tebas alababa los frutos que se derivan del control económico al que se someten tanto los equipos de Primera como los de Segunda. De las palabras del presidente de la Liga se puede deducir que no comparte la visión de su homólogo en la Federación con el que comparte una tensa relación. Tebas explicó que los clubes “reciben instrucciones sobre cómo hacer sus presupuestos y limitar sus gastos para ser viables y no superar los ratios financieros. Es así como hemos conseguido reducir la deuda en 200 millones de euros en el último año y medio. Sin el control económico, la Liga habría desaparecido”. El presidente de la Liga se mostró esperanzado en la reunión que mantuvo con los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado: “Estamos ante un claro cambio de tendencia. En cinco o seis años espero que el endeudamiento y el negocio de los clubes se encuentren equilibrados. De manera que los clubes con problemas económicos sean sólo tres o cuatro”.

El CSD, por su parte, no se ha mantenido al margen de la polémica relacionada con el fútbol, las diferencias entre la LFP y Hacienda por las deudas de los clubes con Hacienda y ha expresado su parecer a través de su directora general, Ana Muñoz: “Los clubes deben comportarse como los demás ciudadanos. El trabajo de la Agencia Tributaria es la garantía de que todos contribuimos al sostenimiento de los gastos públicos. Debe trabajar con respeto, colaboración y, sobre todo, con independencia. Pagar las deudas es una obligación de todos los ciudadanos para con los demás, y los clubes de fútbol son iguales que los otros ciudadanos”.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC