gana su segunda Flecha Valona

El secreto de Alejandro Valverde: bielas más cortas para tener más cadencia

Valverde se ha adjudicado su segunda Flecha Valona tras otra exhibición en el legendario Muro de Huy. Allí donde las rampas alcanzan su máxima dureza

Foto: Alejandro Valverde celebra el triunfo en la Flecha Valona (Reuters).
Alejandro Valverde celebra el triunfo en la Flecha Valona (Reuters).

Alejandro Valverde se ha adjudicado su segunda Flecha Valona tras una nueva exhibición en el legendario Muro de Huy. Allí donde las rampas alcanzan su máxima dureza –rozan el 26% de desnivel-, el murciano del Movistar se movió con soltura para dejar atrás a sus rivales –Daniel Martin (Garmin) y Michal Kwiatkowski (Omega) le acompañaron en el podio- y seguir haciendo historia en la que es, hasta ahora, su mejor temporada. De hecho, tras este nuevo entorchado ya suma ocho victorias en 2014 y nunca antes había ganado tanto a estas alturas de año. “Sin duda, es mi mejor temporada en resultados y en sensaciones”, reconoce Valverde. “Los test de esfuerzo nunca me han salido mejor y me encuentro realmente bien. Tanto como para atacar de lejos en muchas ocasiones y no tener que esperar a los metros finales”, como solía hacer en años precedentes.

En Huy no atacó de lejos, aunque le sobraban fuerzas para ello. El sinsabor de quedarse fuera del podio en la Vuelta al País Vasco y verse sorprendido en la Amstel Gold Race del pasado domingo –donde fue cuarto-, le hicieron ser más conservador, aunque la rabia por los últimos reveses recibidos le llevaron a soltar un hachazo en los metros finales que nadie pudo responder. “Iba con rabia y me encontraba muy bien”, apuntaba Alejandro segundos antes de ser coronado como ganador.

 

 

A su indiscutible calidad y su momento dulce de forma, Valverde ha sumado esta temporada un nuevo ingrediente a su ‘fórmula de la victoria’ que le está dando grandes beneficios. En esta campaña el Movistar ha cambiado de proveedor de bicicletas, pasando a montar Canyon. Esto ha llevado a los corredores a adaptarse a sus nuevas monturas y a hacer algunos cambios. Alejandro optó por llevar bielas más cortas. El murciano siempre ha usado bielas de 172,5 milímetros, no obstante, este año ha pasado a usar otras de 170 mm. “Noto un pedaleo más redondo, con más cadencia, y me encuentro realmente a gusto con ellas. De hecho, las llevo tanto en la bici de ruta como en la de contrarreloj”, desvela el flamante ganador de la Flecha Valona, que contrario a la teoría de bielas más largas para desarrollar más potencia ha optado por la cadencia y por lo que se ve no le va nada mal.

Las probaturas comenzaron a finales del pasado año, llegando incluso a montar habitualmente unas bielas de 175 mm. No obstante, con las que mejor se encontraba y se encuentra son con las de 170. Las victorias son una señal de ese acierto, pero también los números de sus pruebas, ya que el murciano ha incrementado su cadencia en torno a ocho y diez pedaladas por minuto. Esto, además, le permite un ahorro de glucógeno muscular que puede emplear en hachazos como el que ha dado en el duro y exigente Muro de Huy. Lo habitual es que en ataques como ese, Alejandro desarrolle hasta 1.000 vatios de potencia, aunque la clave de sus demarrajes es que durante mucho tiempo -30 segundos- puede mantener una potencia de hasta 800 vatios, algo al alcance sólo de unos elegidos.

 

De esta forma, ha conquistado carreras que nunca antes había conocido un ganador español, como la Roma Máxima del pasado marzo, y vuelve a triunfar en el tríptico de las Ardenas, donde no ganaba desde 2008, cuando logró su segunda Lieja-Bastoña-Lieja, prueba en la que será el máximo favorito el próximo domingo. “Es una carrera que me gusta mucho y con la tranquilidad de este triunfo la afrontaremos con ganas”, declaraba sobre la cita que pondrá punto y final a un primer tramo de temporada plagado de éxitos. “La clave está en no competir en exceso. A mí me va bien disputar carreras de pocos días porque eso me mantiene con chispa y mi cuerpo no se sobrecarga. Corro y recupero”, dice. Algo que hará de cara a la Lieja, donde tiene depositadas muchas esperanzas.

Con esta nueva victoria de Valverde –además de la de 2006- queda de manifiesto que la Flecha Valona es una carrera ideal para los españoles. De hecho, en los últimos tres años el triunfo en esta carrera ha sido para Joaquín Rodríguez, Dani Moreno y este de Valverde. Sin embargo, no siempre fue así y hasta que Igor Astarloa no la ganara en 2003 el ciclismo patrio no sabía lo que era imponerse en el Muro de Huy.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios