se celebran el sábado y el domingo

Zancadas de polémica: la Azkoitia-Azpeitia y la Media Maratón de Donostia se pisan

Dos de las carreras con más tradición del calendario runner español coincidirán el próximo fin de semana: se celebrarán con 17 horas de diferencia. La Azkoitia-Azpeitia habla de "mala fe"

Foto: La Azkoitia-Azpeitia celebra este año su XIV edición. (EFE)
La Azkoitia-Azpeitia celebra este año su XIV edición. (EFE)

La distancia que separa San Sebastián de Azpeitia (según el buscador de Google) es de 41,8 kilómetros. Casi dos medias maratones les separan. Resulta paradójica esta comparación porque son precisamente dos carreras de esta longitud las que dividen a ambas ciudades. ¿El motivo? La coincidencia de fechas este año. El próximo fin de semana, el 1 de abril, se celebrarán dos de las pruebas con más tradición del calendario runner en ruta español, la Azkoitia-Azpeitia y la Media Maratón de Donostia. Y la polémica sigue a día de hoy muy presente sobre el asfalto.

Entre ambas apenas hay 17 horas de diferencia. La Azkoitia-Azpeitia, también conocida como Memorial Diego García en homenaje al atleta guipuzcoano fallecido en 2001 de un infarto cuando preparaba esta carrera, dará el pistoletazo de salida el sábado a las 17.00 horas, mientras que la media donostiarra lo hará el domingo a las 10.00 horas. Los organizadores de la primera prueba han puesto el grito en el cielo. Se sienten perjudicados, ya que la cita de San Sebastián ha adelantado un mes su celebración (sus 16 ediciones anteriores siempre tuvieron lugar en mayo). Incluso, sus responsables han llegado a hablar de “mala fe”. Pero el organizador del la Media Maratón de Donostia, Iñigo Elarre, lo niega. Justifica el cambio de fechas por la “masificación” de pruebas de la misma distancia en mayo en el entorno de Euskadi, Navarra, Cantabria y La Rioja, que había provocado un descenso considerable de corredores de las provincias limítrofes. “Nos moríamos”, expone de forma elocuente.

La Azkoitia-Azpeitia ha tenido el último fin de semana de marzo como referencia a lo largo de su trayectoria. De sus 23 ediciones, 16 han sido en esta fecha. El pasado año, por la coincidencia de la Semana Santa, la carrera se retrasó al 16 de abril. Aunque se esperaba un efecto negativo, las consecuencias fueron más negativas de las previstas. “La participación bajó más de lo que pensábamos”, sostiene Agustín Jiménez, organizador de la prueba. En su historia, esta carrera ha llegado a demorarse hasta el 30 de junio, si bien fue por un hecho excepcional, ya que en 1996 se atendió a la petición de la Federación Española de retrasar la cita para convertirla en un test de cara a los Juego Olímpicos de Atenas.

La Media Maratón de San Sebastián alcanza su 17ª edición (Foto: Media Maratón de San Sebastián)
La Media Maratón de San Sebastián alcanza su 17ª edición (Foto: Media Maratón de San Sebastián)

La polémica estalló en septiembre cuando un patrocinador común de ambas carreras se percató de la coincidencia de fechas. Entonces, la Azkoitia-Azpeitia, que paga el canon a las federaciones española y vasca y figura en el calendario oficial, había comunicado la fecha del primer fin de semana de abril, la cual fue elegida tras coordinarse con otras cuatro pruebas guipuzcoanas que tienen lugar en marzo. Sin embargo, Elarre asegura que ya antes de que se celebrara la Media Maratón de Donostia del pasado año se había valorado la posibilidad de adelantar la fecha, algo que avaló un posterior estudio, y que fijó el primer domingo de abril como día “idóneo”. Incluso, asegura que la fecha está anunciada “con meses de antelación” a la de la Azkoitia-Azpeitia.

Pero ni la Azkoitia-Azpeitia ni la Federación Guipuzcoana de Atletismo conocían la fecha elegida por la Media Maratón de Donostia, a quien pidieron que retrasara la carrera una semana, al domingo día 9. El Ayuntamiento de San Sebastián, consciente del problema, no puso problemas de cara a los permisos, pero la organización de la prueba se negó a cambiar la fecha porque para entonces, según alega, ya se había publicitado. “En esos momentos ya teníamos todo funcionando”, señala Elarre, quien niega haber actuado con “mala intención”. Es más, afirma que “pensaba” que la Azkoitia-Azpeitia se iba a celebrar “en marzo o a mediados de abril”, como en 2016. En todo caso, estima que un cambio de fecha al 9 de abril apenas hubiera tenido influencia ya que, por norma general, una carrera de 21 kilómetros “no se repite de una semana a otra”.

Las federaciones avalan a la Azkoitia-Azpeitia, que este año estrena la distinción de tres estrellas de European Athletics y que a nivel atlético “solo es superada” por el Maratón de Valencia. De hecho, según enfatiza Jiménez, la Federación Vasca adelantó al 5 de marzo el Campeonato de Euskadi, previsto en un principio para el 26 de marzo, dada la cercanía con esta prueba. “Al final quien paga todo esto es el corredor. Es muy triste que esto suceda”, lamenta.

"Al final quien paga todo esto es el corredor. Es muy triste que esto suceda", lamenta Agustín Jiménez, organizador de la Azkoitia-Azpeitia

Aunque una buena parte de los corredores deja la inscripción para el último momento, la organización de la Azkoitia-Azpeitia ya asume que no llegarán al millar de corredores de anteriores participaciones. Es la línea que separa el éxito del fracaso. “Si no se logran más de1000 corredores, el déficit estructural es grande”, advierte Jiménez. El pasado año, el elevado número de abandonos por el cambio de fechas (la participación no llegó a los 800 runners) ya provocó un gran destrozo. Perder 200 corredores supone un importante mordisco de 6.000 euros al presupuesto. Por ello, este año se ha hecho un esfuerzo para elevar el presupuesto de 86.000 euros a 95.000-97.000 para que la organización no se resienta, en especial en cuanto al apoyo del voluntariado. “La carrera, ante todo, debe ser segura. Todo el dinero que se invierte va al asfalto. Justo cubrimos los gastos”, afirma Jiménez.

De momento, la coincidencia de fechas ha hecho que, a día de este pasado jueves, la presencia de atletas guipuzcoanos en la Azkoitia-Azpeitia haya caído un 22%. “Para que luego digan que no afecta”, lamenta Jiménez con un poso de amargura. “La competencia directa influye sí o sí, se diga lo que se diga”, enfatiza. Responde así a Elarre, quien esgrime que ambas carreras sólo han compartido 125 corredores en los últimos años, según ha determinado la empresa de cronometraje de ambas pruebas. “No es una cifra que nos vaya a afectar a ambos”, argumenta el responsable de la Media Maratón de Donostia, que ya se ha beneficiado del cambio de fecha al “captar a atletas perdidos de las provincias limítrofes”.

La más beneficiada este año es la Media Maratón de San Sebastián, que prevé 300 atletas . (EFE)
La más beneficiada este año es la Media Maratón de San Sebastián, que prevé 300 atletas . (EFE)

A día de hoy, según los datos facilitados por la prueba, la presencia de corredores de Navarra y Álava se ha más que duplicado, al tiempo que se ha incrementado la presencia de atletas de Cantabria, La Rioja y Vizcaya. La participación de fuera de Guipúzcoa se sitúa de momento en el 54,1% frente al 42,6% de la pasada edición. “Los estudios previos han demostrado que estábamos en lo cierto y que nuestro problema de que faltase la gente era porque la fecha no era la adecuada en el calendario actual”, sostiene Elarre. La previsión es ganar 300 corredores y llegar a los 1.800 para esta decimoséptima edición, que cuenta con un presupuesto de 80.000 euros.

Las discrepancias no se limitan a la fecha y llegan también al recorrido. Jiménez asegura que la media donostiarra “no está homologada” y las marcas “no podrán ser acreditadas” ante otras organizaciones (los participantes “correrán 21 kilómetros por San Sebastián, pero no una media maratón”, asegura). Pero Elarre lo niega. “La prueba está homologada desde 2010 por la Federación Española”, replica. Aunque la cita donostiarra no está incluida dentro del calendario nacional, su organizador pone de manifiesto que revistas especializadas de running resaltan que es “uno de los circuitos más rápidos y bonitos” de Europa. La prueba todavía no ha cerrado la contratación de atletas africanos por “problemas de visados que afectan a otras carreras”, pero, más allá de la participación de élite, pone el foco en el carácter “popular” de la Media. No hay que olvidar, alega, que la carrera se puso en su inicio en mayo para “hacerla coincidir con la fiesta de San Isidro” para atraer a corredores de Madrid, pensando en el turismo. “Fuimos de los primeros en poner el foco en el turismo deportivo”, resalta. Asimismo, destaca el aumento cada año de la participación femenina, que se sitúa en esta edición en el 22%, por encima de la media nacional.

La Media Maratón de San Sebastián prevee ganar 300 corredores y llegar a los 1.800 en esta edición

Con un calendario runner masificado, la coincidencia de fechas es una permanente amenaza para muchas pruebas. Tras lo sucedido este año, la Azkoitia-Azpeitia y la Media Maratón de Donostia han alzado la bandera blanca y se han comprometido de palabra a no coincidir en los próximos cuatro años en una reunión que tuvo lugar en el Ayuntamiento de San Sebastián. “Se ha trabajado para que esta situación no se vuelva a repetir”, indica el concejal de Deportes, Martín Ibabe. De momento, ambas pruebas ya han fijado fechas para 2018. La carrera de homenaje a Diego García tendrá lugar el 24 de marzo y la prueba donostiarra, el 15 de abril. En todo caso, la firma de la paz no ha apagado el fuego de la polémica, que va a seguir muy vivo hasta que el próximo fin de semana las zapatillas sean las únicas que hablen.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios