La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

EL FIN DE LOS CAMPUS Y LA CLASE MAGISTRAL

¿Adiós, Harvard? El proyecto Minerva, el futuro de la educación universitaria de élite

Minerva es el nombre de un proyecto fundado por Ben Nelson, que pretende acabar con la vieja fórmula de campus universitarios y lecciones magistrales
Foto: El proyecto arrancó en 2010 y este mes comenzarán a impartirse las primeras clases. (Stephen Lam/Reuters)
El proyecto arrancó en 2010 y este mes comenzarán a impartirse las primeras clases. (Stephen Lam/Reuters)

Minerva es el nombre que recibía la diosa de la sabiduría en la Roma clásica. También es la denominación que ha recibido un proyecto recientemente fundado por el emprendedor Ben Nelson, antiguo CEO de Snapfish, un servicio de fotografía online. Gracias a los 300 millones de dólares que obtuvo de la venta de la compañía a Hewlett-Packard en 2005, Nelson no pasó más de dos años buscando el dinero necesario para poner en marcha uno de sus sueños: cambiar la educación superior de élite de arriba a abajo, pasar a la historia como el hombre que acabó con una tradición milenaria basada en viejos campus, profesores estrella y clases magistrales. En otras palabras, destruir la tan criticada y elitista Ivy League. 

No se trata, como cabría esperar, de uno de esos MOOC (massive online open courses) tan de moda que recurren a internet para acabar con la cara educación presencial. De hecho, sus principios están en contra de lo que cada una de dichas siglas representan: las clases de Minerva no son masivas (las clases admiten como máximo a 20 estudiantes), ni abiertas (el proceso de selección es severo y no tiene como objetivo captar a un gran número de alumnos, sino aprovechar el talento de unos pocos) y ni siquiera tienen lugar en línea, sino que se desarrollan en un punto intermedio entre lo online y lo presencial, eso sí, de manera un tanto peculiar, algo que les permitirá sortear el 95% de abandono escolar que suelen sufrir los MOOC.

Las universidades del futuro probablemente se parecerán a lo que propone este proyecto

También está por ver que puedan considerarse “cursos” a las clases que oferta la organización, que, como explica en su página web, se diseñan a partir de “seminarios interactivos en directo, desarrollados para mejorar la experiencia educativa”, algo que “facilita el compromiso personal y los modos de instrucción que no son posibles en una clase tradicional”. Aunque el proyecto del emprendedor de 39 años suene un tanto visionario –y, probablemente, sea menos original de lo que este se piensa–, no cabe ninguna duda que la educación superior está cambiando, y que probablemente las universidades del futuro se parecerán enormemente a lo que el Proyecto Minerva propone.

Dejar de vender magia para vender ciencia

Nelson ha contado para su proyecto con Stephen M. Kosslyn, antiguo decano de Harvard y autor de libros referencia en el campo de la psicología cognitiva como Procesos cognitivos: modelos y bases neurales (Prentice-Hall, 2008), coescrito junto a Edward E. Smith. Desde los años setenta, el psicólogo ha investigado sobre las herramientas de aprendizaje más eficaces, y ha llegado a la conclusión de que no se parecen en nada a las que se emplean en las universidades desde hace un milenio. La principal víctima de las ideas de Kosslyn es la lección magistral, que se basa en la creencia de que un ilustre profesor es capaz de grabar a fuego su conocimiento en la cabeza de sus alumnos sin más mediación que la de su propia voz y el estudio de los escolares. Para Nelson, se trata de “vender magia”. “¡Nada ocurre por accidente!”, explica en un artículo publicado en The Atlantic

El popular científico Stephen M. Kosslyn es la cara visible del proyecto desde 2012. (Minerva Project)
El popular científico Stephen M. Kosslyn es la cara visible del proyecto desde 2012. (Minerva Project)

Para Kosslyn, la clase magistral no es más que una forma de ahorrar costes a las universidades al utilizar a un mismo docente para cientos de matriculados, pero que tan sólo sirven a las facultades y a los profesores. El método desarrollado por Minerva es mucho más costoso, pero intenta huir de ese principio al intentar que el aprendizaje se produzca “haciendo, y no estudiando”. Una tesis que refrendan las investigaciones de Kosslyn, que sugieren que debatir sobre una materia, explicársela a otros compañeros, aplicarla en trabajos prácticos o someterse a cuestionarios automáticamente corregidos facilita la retención de conocimientos. La mayor parte de estas estrategias son viejas conocidas, y recuerdan a aquellas que se propuso implantar la Unión Europea a través del conocido como Proceso de Bolonia. La novedad, sugiere Kosslyn, es que estas se aplicarán de forma más sistemática.

Fui forzado a aprender; si esta es la educación del futuro, parecía vagamente fascista

¿Cómo funciona un seminario impartido en Minerva? Graeme Wood lo explica en el artículo anteriormente citado tras asistir a un curso durante 45 minutos y en el que fue sometido al estudio de una investigación publicada en Nature. La clase tuvo lugar frente a una pantalla en la que aparecían los rostros de todos los compañeros, así como de su profesor, que lo escrutaban sin parar. Este sometió a los estudiantes a una larga serie de preguntas y debates tras los cuales se debían explicar las conclusiones a las que se había llegado, cuestionarios y todas esas técnicas que fracasan en un aula con 100 estudiantes pero que pueden funcionar con 20 y con un “benevolente dictador” como profesor, tal y como describe Wood a su tutor.

Lo que más llama la atención del sistema es la velocidad con la que la tecnología permite acelerar el proceso –y que evita que haya cualquier clase de preparación que, por lo general, ralentiza la clase–, así como la alta exigencia del mismo, que emana de la continua necesidad de proporcionar respuesta a las cuestiones del profesor o a interactuar con los compañeros. “En efecto, fui forzado a aprender”, resume el autor. “Si esta es la educación del futuro, parecía vagamente fascista. Buena, pero fascista”. Pero las novedades de Minerva no terminan ahí.

Estudiantes itinerantes, una universidad sin campus

La otra gran innovación que propone la iniciativa de Nelson es acabar con la vieja idea de campus, y todo lo que va asociado con el mismo, es decir, los clubes deportivos, las bibliotecas, los gimnasios y los laboratorios de investigación. Por el contrario, los establecimientos donde residirán los futuros estudiantes apenas dispondrán de un dormitorio de dos personas y una cocina comunal. El resto de actividades extraescolares se llevarán a cabo en los parques de la ciudad o en los servicios públicos, aunque se realizarán un gran número de excursiones. El plan de Minerva es que, no obstante, cada estudiante pase un año en una universidad distinta. A poder ser, de diferentes países. Por ahora tan sólo existe un campus en el centro de San Francisco, pero pronto se abrirán otros en Berlín, Buenos Aires, Bombay, Hong Kong, Nueva York y Londres. Los profesores podrán vivir donde deseen, siempre y cuando tengan conexión a internet para impartir sus clases.

¿Adiós, Harvard? El proyecto Minerva, el futuro de la educación universitaria de élite

A todo ello hay que añadir una profunda reforma del currículo y la voluntad de ser independientes de la financiación estatal. Respecto a lo primero, el proyecto ha presentado los Cuatro Cursos Esenciales, obligatorios para los estudiantes de todas las especialidades y que tienen como objetivo proporcionar al estudiante herramientas de conocimiento transversales que van desde el conocimiento profundo de los principios del método científico al aprendizaje de la oratoria y la retórica. Respecto a lo segundo, Nelson confía en que podrá obviar la influencia (perniciosa) de los políticos financiándose únicamente de forma privada.

El precio de la matrícula será levemente inferior al de centros como Harvard o Stanford

Muy bonito, pero, ¿cómo se traducen tan bonitas ideas en cifras? Por ahora, Nelson ha conseguido recabar 25 millones de dólares de inversión. Los primeros 33 estudiantes contarán con matrícula y alojamiento gratis en San Francisco durante el primer año. El objetivo, captar todo el talento posible como la mejor tarjeta de presentación. No obstante, las matrículas aumentarán en próximos cursos a los 10.000 dolares (unos 7.500 euros) y un coste total de 28.000 dólares (21.000 euros), una cantidad no obstante inferior a los precios que cuesta inscribirse en otras universidades como Stanford o Harvard (cuyas matrículas rondan los 30.000 euros).

El proceso de selección es cuidadoso, y no tiene en cuenta la nota de los exámenes SAT –una especie de equivalente de la Selectividad–, que en opinión de Nelson, tan sólo permite conocer la riqueza de los alumnos, puesto que aquellos que pueden pagarse los mejores tutores obtienen las mejores notas. Por el contrario, los estudiantes pueden provenir de cualquier lugar del planeta; por ahora, tan sólo 30 han pasado todas las pruebas satisfactoriamente, y ellos serán los encargados de anunciar si el proyecto Minerva es, como pretende, el futuro de la educación, o nada más que el producto destinado al fracaso de un visionario. 

El redactor recomienda

#2
En respuesta a marcoslez
Compartir

 

 

En seleccionar profesores brillantes.

 

Los alumnos son brillantes, o no, en función de sus profesores. Y, claro, hay un componente personal (una mezcla de capacidades, la educación de casa, la propia actitud...) que influyen en los resultados de un alumno. Pero coja usted a un grupo de alumnos medianamente inteligentes, póngales un plantel de profesores excelentes (esto es: que dominen la materia que explican, que además les guste esa materia, y que encima sepan explicarla), y verá que resultados.

 

Ampliar comentario
#1
Compartir

Vamos a ver: si yo escojo a 20 estudiantes brillantes, profesores brillantes  y encima empleo los mejores medios disponibles los resultados van a ser buenos sí o sí. 

¿Dónde está el mérito de la idea?

Ampliar comentario