ES NUESTRO MOMENTO DE MAYOR PRODUCTIVIDAD

Diez cosas que la gente exitosa realiza durante la primera hora de trabajo

Las decisiones que se toman nada más llegar a la oficina marcan el ritmo del resto del día. Los buenos profesionales saben gestionar sus mañanas

Foto: La primera hora del día es la más importante de nuestra jornada laboral. (Corbis)
La primera hora del día es la más importante de nuestra jornada laboral. (Corbis)

Para la mayor parte de profesionales la primera hora de trabajo es crítica. Las decisiones que se toman nada más llegar a la oficina marcan el resto de la jornada y tienen un impacto directo sobre nuestra productividad y la de nuestros subordinados (si es que tenemos alguno).

La experta en organización empresarial Lynn Taylor, autora del libro Tame Your Terrible Office Tyrant (Wiley, 2009), ha explicado en Business Insider que “la gente exitosa entiende la importancia de controlar sus mañanas y sabe cómo usar ese tiempo sabiamente. Es gente capaz de eliminar cualquier distracción en su primera hora para centrarse en lo que realmente importa”.

Cada persona tiene su propio método: hay quien empieza leyendo los correos, otros leen la prensa, algunos emplean un buen rato en organizar la agenda… Pero todos, según Taylor, coinciden en algo: “están concentrados al empezar el día y, tras años de práctica, saben que muchas cosas pueden esperar, pero otras no”.

Estas son las 10 tareas que las personas exitosas hacen nada más llegar al trabajo.

1. Saludan

Los buenos trabajadores y jefes saludan a sus compañeros nada más entrar en la oficina. “Muestra empatía y ayuda a construir un clima de camaradería”, explica Taylor. Además, si el clima es agradable en las primeras horas del día –algo para lo que es fundamental la amabilidad–, aumentará la productividad de todo el equipo.

2. Piensan antes de actuar

Antes de entrar en faena, los buenos ejecutivos se toman un tiempo para reflexionar. “Es fácil llegar y ponerse a trabajar, pero la gente exitosa tiene en cuenta los objetivos a largo plazo con el objetivo de priorizar mejor las tareas”. Los buenos líderes dedican los primeros minutos del día a temas estratégicos, a pensar como está marchando su negocio y su carrera individual. Al fin y al cabo, es difícil llegar a buen puerto si no sabes a qué puerto estás dirigiéndote. 

3. Repasan su agenda y la actualizan

No hay que agobiarse nada más llegar al trabajo, pero es importante que, al comenzar la mañana, repasemos las citas y tareas que tenemos pendientes. Si no tenemos este hábito, y acabamos saltándonos una entrega o una reunión, la ansiedad consiguiente nos acompañará durante todo el día. Es importante tener planificado el resto del día, por ello, en la primera hora, debemos realizar las modificaciones necesarias en nuestra agenda. “Sin un plan no puedes gastar el tiempo sabiamente, pero los planes deben ser adaptables”, asegura Taylor.

4. Abordan los proyectos más difíciles

En la primera hora del día, explica Taylor, debemos abordar el trabajo más difícil que tengamos entre manos: “Es el mejor momento para pensar cómo vas a llevarlo a cabo, para que no estemos todo el día dándole vueltas”.

5. Evitan el conflicto

Es importante hacer las cosas a su debido tiempo. Si tenemos algún conflicto entre manos con nuestros compañeros o nuestro jefe es mejor dejarlo pasar durante las primeras horas de la mañana. “Tus compañeros estarán igual de concentrado que tú cuando lleguen al trabajo”, explica Taylor, “así que es mejor esperar unas horas, hasta que todo el mundo se haya relajado, lo que ocurre normalmente después de comer”.  

6. Escriben

En casi todos los trabajos tenemos algo que escribir en nuestro día a día: ya sea un paper, un correo o una propuesta comercial. Escribir es una actividad que requiere disciplina y una gran capacidad de concentración, por ello es recomendable llevarla a cabo a primera hora de la mañana, que es cuando nuestra fuerza de voluntad está en su punto álgido.

7. Echan un vistazo al correo

Hay muchos gurús del management que piensan que es mejor no mirar el correo a primera hora del día, pues nos distrae demasiado, pero Taylor cree que, en la mayoría de trabajos, es imposible no estar atento a los correos. Por ello recomienda que miremos el correo, pero sin detenernos mucho tiempo en él. Un vistazo es suficiente para saber cuáles son los correos importantes y cuáles pueden leerse después.

8. Evitan las distracciones

La primera hora del día es la de mayor concentración, pero también la más propensa a los cotilleos. Toda oficina tiene sus tramas y chismorreos, y es muy difícil no entrar en ellos (por muy alto que estés en la escala de mando), pero es mejor que los dejemos para otro momento. “Aunque la curiosidad es difícil de aplacar”, asegura Taylor, “los buenos profesionales saben cuando están yendo demasiado lejos”.

9. No convocan reuniones

Si hay algo que debemos evitar a todo costa a primera hora de la mañana son las reuniones. A no ser que se tenga que tratar un asunto de extrema urgencia, que requiera todo nuestro esfuerzo y concentración, las reuniones deben convocarse a última hora de la mañana o, mejor aún, por la tarde. Las reuniones no suelen requerir toda nuestra energía, por lo que es una pérdida de tiempo ponerlas por la mañana y malgastar el pico de productividad de todos los presentes.

10. Se relajan

Esto es difícil, explica Taylor, pero las personas más exitosas son capaces de mantener unos minutos de calma antes de entrar de lleno en faena. Basta con guardar unos minutos para estirarse y respirar: te ayudará a tomar mejores decisiones. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios