LAS MUJERES ESTÁN MÁS DISPUESTAS

Uno de cada tres españoles quiere mantener una relación sentimental en el trabajo

Un 30% de los españoles está dispuesto a tener una relación sentimental en el trabajo, una proporción que sube hasta el 38% si se descarta a
Foto: Uno de cada tres españoles quiere mantener una relación sentimental en el trabajo
Uno de cada tres españoles quiere mantener una relación sentimental en el trabajo
Fecha
Tags

    Un 30% de los españoles está dispuesto a tener una relación sentimental en el trabajo, una proporción que sube hasta el 38% si se descarta a los jefes de entre los candidatos, según señala una encuesta elaborada por la empresa de recursos humanos Randstad.

    Las mujeres (51%) se muestran más partidarias que los hombres (49%) a la hora de entablar una relación sentimental con un compañero. Donde sí se aprecian diferencias es en función de la edad. Los jóvenes de entre 26 y 44 años (68%) son los que ven con mejores ojos la posibilidad de encontrar el amor en la oficina, mientras que los profesionales de mediana edad prefieren encontrar pareja lejos del trabajo (sólo un 23%  se manifestó a favor). Los mayores de 45 años (9%) se muestran como los menos partidarios de mantener una relación sentimental con un compañero/a de trabajo.

    El nivel de formación también sugiere cambios a la hora de tomar una decisión de estas características. A mayor nivel de estudios (12%), menor es la intención de tener una relación sentimental en el trabajo, mientas que los profesionales que presentan un nivel formativo bajo se sitúan en el 33% y los que tienen Bachillerato o Formación Profesional representan un 55%.

    Según el informe, el perfil de la persona dispuesta a tener una relación sentimental en el trabajo es el de una mujer de entre 26 y 44 años y con una formación educativa de nivel medio.

    Las cifras del estudio son similares a las de otras naciones occidentales, según Randstad. Incluso en países como Estados Unidos, donde las relaciones sentimentales en el trabajo están reguladas por ley, las estadísticas señalan que de cada diez relaciones sentimentales, tres se habían desarrollado en el centro laboral.

    #7
    Compartir
    En lo de relaciones sentimentales, lo de las mujeres me cuadra. En las otras relaciones, me cuadran más los hombres.
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    Y???

    Me temo, pero solo es un suponer, que este artículo no va a ser nominado para el Pulitzer.
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    Ya lo dice el refrán: Dónde tengas la olla no metas la poxxa.
    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    3 Que era broma lo que decía...si te he votado el comentario.
    Si es que estoy de acuerdo 100 por 100 con lo que dices.
    El último caso que comentas parece de película, como &034;atracción fatal&034; con Glen Close haciendo de loca acosadora de Michael Douglas y &034;Acoso&034; con Demi Moore encaprichándose del mismo Douglas.
    Aunque la verdad es que de la tal Demi Moore yo me dejaría en principio acosar, si cayera esa breva, aunque la gachí está muy cachas y podríamos acabar mal.
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    2 Hola, buenos días.

    Aquí de lo que se habla es de las relaciones en el currele, y esas generalmente, son muy jodidas, sobre todo para los tios.

    Yo tuve un pequeño lío con una compi hace múuuuchos años [cuando todavía no existia eso de la paridad y gilitonteces similares. Entonces valía el que valía, fuese hombre, mujer, negro, blanco, etc.], y chico, se enamoró de mí, pero yo no de ella. Pero no lo asimiló, y no veas el acoso a que fuí sometido durante una larga temporada por su parte. Se enteró toda la oficina. Si llego a ser yo el acosador [en lugar de ella], y eso pasa en nuestros días, a estas horas estoy sin curre y, probablemente, en chirona.

    Y conozco un caso similar en mi mismo trabajo, donde ella ha conseguido que el se divorcia de su ex mujer, han vivido juntos excasamente un año, y ahora él se encuentra teniendo que pagar una pensión a su ex y a sus hijos, y en el ojo del huracan porque la pelandusca robamaridos le pone a parir a sus espaldas. Y todo esto en una oficina de escasamente 100 m2 y 26 compañeros de trabajo.

    O sea que tonterías las justas con este asunto, que es muy peliagudo.

    Un saludo
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Pero hooooombre...qué poco romántico es usted...y qué zafio...&034;echar un casquete&034;...&034;meterla en caliente&034;....¿pero dónde se cree que está ud? ¿en el bar con sus amigachos?
    Así no es extraño que las mujeres tengan tan mala opinión de los hombres...
    Qué poco sensible es ud...cómo no sabe apreciar ud las nobles palpitaciones amorosas de los frágiles corazonzitos femeninos?.....

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJA

    Macho t
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    Si hombres, sí. Tras que la vida laboral ya de por sí pocos problemas y quebraderos de cabeza, como para que encima, te enrolles allí.

    Como muy bien dice el refranero español &034;donde tengas la olla, no metas la po...&034;.

    Además, y visto tras la perspectiva masculina, y con cierta experiencia en el asunto, los tíos podemos echar un casquete circustancialmente, y dejar ahí la cosa. Pero las mujeres no. Ellas si echan un casquete, es preludio de echar muchos más, con implicacioens sentimentales de por medio. Y no se paran ahí. Si no son correspondidas en la medida que ellas esperan, montan un pifostio del carajo, que equivale a sacar el asunto en el telediario, poco menos.

    Los lios y rollos fuera del trabajo. Lo demás es complicarse la vida innecesariamente.

    Aparte de que en muchas empresas el asunto está tan mal visto, que puede significar poco menos que te quedes sin trabajo. Y no estan los tiempos como para andarse con esas tonterías. Y todo por meterla en caliente [o que te la metan, según casos], con lo facil que es eso hoy en día fuera de complicaciones.

    Ampliar comentario