VALENCIA, ALGECIRAS Y BARCELONA

Tres puertos españoles, en el top 20 que se disputa el 'boom' del comercio marítimo

El comercio marítimo mundial ha crecido de manera imparable traduciéndose en un imparable aumento de los volúmenes de mercancías

Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    El comercio marítimo mundial ha experimentado un crecimiento brutal durante los últimos 15 años, lo que se ha traducido en un imparable aumento de los volúmenes de mercancías que a diario pasan por los puertos de todo el mundo. Los buques cargueros encargados de transportar estas mercancías también han aumentado su tamaño exponencialmente y, con ello, ha aumentado la demanda de puertos adaptados a sus dimensiones, con almacenes e inmuebles logísticos de gran capacidad para ese mayor tráfico de mercancías. 

    Según un informe sobre el sector en Europa elaborado por la consultora Jones Lang LaSalle, "el cambio que ha sufrido el comercio marítimo en los últimos años con un fuerte aumento del tamaño de los buques cargueros y del tráfico de contenedores, así como el cambio de los canales de distribución, ha provocado que la demanda de inmuebles logísticos e industriales cercanos a los puertos también se esté disparando. Todo esto se está traduciendo en una mayor presión y en una oportunidad para que Gobiernos, operadores, promotores inmobiliarios o inversores se lancen a ofrecer o construir las infraestructuras necesarias capaces de soportar este imparable crecimiento".

    Evolución del tamaño de los buques. Imagen: Jones Lang LaSalle
    Evolución del tamaño de los buques. Imagen: Jones Lang LaSalle

    Las cifras nos pueden ayudar a entender este espectacular boom. El tráfico portuario mundial de contenedores ha pasado de 90 millones de TEU en 1990 a 590 millones en 2012, lo que supone un incremento del 550%. El TEU es el acrónimo del término anglosajón Twenty-Foot Equivalent Unit (Unidad Equivalente a Veinte Pies) y representa la unidad de medida más utilizada en el transporte marítimo en contenedores. Equivaldría a un contenedor con estas dimensiones: 20 pies (6,1 m) de largo por 8 (2,4 m) de ancho por 8,5 (2,6 m) de altura.

    ​En Europa, se prevé que el volumen crezca de 95 millones de TEU en 2012 a alrededor de 150 millones de cara a 2030, lo que supone un aumento del 50%. Un fuerte crecimiento en la actividad de contenedores que conllevará, según Jones Lang LaSalle, la incorporación de otros 20 a 30 millones de metros cuadrados en instalaciones de distribución para 2030, un incremento de entre el 40% y el 60% de los espacios de almacenaje existentes actualmente en las regiones cuyos puertos han registrado un tráfico anual de más de 500.000 TEU en 2012.

    Para Phil Marsden, responsable de mercado logístico e industrial de Jones Lang LaSalle para la región EMEA, "la logística en puertos marítimos está cobrando cada vez más importancia, ya que ofrece numerosas y considerables ventajas, como la reducción de los costes de transporte, unos plazos de entrega más rápidos y un impacto medioambiental menor gracias a la reducción de los envíos de mercancía por carretera. El crecimiento del transporte marítimo presionará a los Gobiernos europeos, a los municipios y a los propietarios y operadores de los puertos para que proporcionen la capacidad y las infraestructuras logísticas necesarias con vistas a apoyar esta expansión. Aquellos puertos que puedan ofrecer una logística portuaria suficiente para satisfacer la creciente demanda de estos espacios estarán mejor posicionados que los otros de cara al éxito”.

    Buques más grandes, puertos limitados

    El tamaño de los buques cargueros también ha continuado creciendo sin freno. En la actualidad existen barcos en funcionamiento con una capacidad de 18.000 TEU. Estos buques más grandes son los que en un futuro canalizarán la mayoría del volumen de carga a través de un número limitado de puertos principales, ya que actualmente sólo 20 puertos europeos ofrecen la accesibilidad náutica y la capacidad operativa que precisan estos barcos.

    De hecho, durante 2012 solamente estos 20 puertos fueron capaces de dar servicio a los buques de mayor tamaño, los de 18.000 TEU. Además, el año pasado, el 58% del tráfico portuario de contenedores en el Viejo Continente se concentró en 10 puertos, por encima del 30% de 2001, aglutinando los tres mayores cerca de un tercio del total. Dentro del top five se encuentra el Puerto de Valencia, que durante 2012 recibió 4,47 millones de TEU. El primer puesto fue para el de Róterdam, con casi 12 millones de TEU. Además del Puerto de Valencia, España cuenta con otros dos puertos en el top 20 europeo. Se trata del Puerto de Barcelona y el de Algeciras.

    Puerto de Valencia
    Puerto de Valencia

     

    "En términos generales, los factores que comenzaron a impulsar el cambio de la actividad portuaria hace seis años no han cambiado", explica Alexandra Tornow, responsable de estudios sobre el mercado logístico e industrial para la región EMEA de Jones Lang LaSalle. "El crecimiento del comercio mundial no ha cesado, como tampoco lo ha hecho el tamaño de los buques cargueros. De hecho, en los últimos tiempos, algunos de estos factores se han intensificado cambiando la tradicional jerarquía de los puertos europeos y generando una enorme competencia entre ellos", añade.

    Fuerte competencia portuaria

    Hay muchos proyectos ambiciosos y agresivos de expansión en toda Europa. Los tres mayores puertos marítimos del continente –Róterdam, Hamburgo y Amberes– están trabajando intensamente para aumentar su capacidad. Muchos otros están renovando sus instalaciones para poder dar cabida a contenedores cada vez más grandes. Otros se han incorporado recientemente a la competencia, como JadeWeserPort, el proyecto aeroportuario más grande de Alemania o el London Gateway, cuya primera fase se espera que concluya a finales de 2013. Según la consultora inmobiliaria, los actores que determinarán el éxito de todos estos proyectos y otros en Europa dependerán de la combinación de acceso náutico y las infraestructuras de su alrededor.

    Buque llegando al puerto de Felixstoe en Reino Unido.
    Buque llegando al puerto de Felixstoe en Reino Unido.
    “Los puertos marítimos compiten cada vez más entre sí para atraer o retener a empresas navieras y propietarios de cargueros. Los puertos empezarán a considerar como una ventaja competitiva la oferta de acceso a los buques más grandes y la integración en una red de conectividad interior multimodal y eficiente, que permita un almacenamiento eficaz y la posterior distribución de la carga junto con el crecimiento económico de la zona de influencia del puerto”, añade Alexandra Tornow.

    “El 74% del comercio europeo de mercancías se mueve por barco, de ahí la importancia de posicionar los puertos mediterráneos y dotarlos de infraestructuras eficientes y modernas a corto plazo”, señala Luis Guardia, director de Industrial & Logística de Jones Lang LaSalle. “En este sentido, el corredor mediterráneo como parte del eje Ferrmed –que comprende la zona de mayor actividad económica y logística de la UE, incluyendo los principales puertos y aeropuertos– es de vital importancia para la competitividad de la economía española. Además, un puerto altamente competitivo genera un impacto positivo tanto en niveles de renta como de ocupación en todas las plataformas logísticas localizadas en el área de influencia”.

    Vivienda
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    47 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios