¿Por qué nos obligan a subir la persiana del avión durante el aterrizaje y el despegue?
  1. Virales
curiosidades

¿Por qué nos obligan a subir la persiana del avión durante el aterrizaje y el despegue?

La razón es que el despegue y el aterrizaje son dos momentos potencialmente críticos, en los que es más probable que ocurran problemas

placeholder Foto: Las aerolíneas obligan a subir la ventanilla durante el despegue y el aterrizaje. (Flickr)
Las aerolíneas obligan a subir la ventanilla durante el despegue y el aterrizaje. (Flickr)

Es parte esencial del ritual de las azafatas antes del despegue: recorrerse el pasillo y pedir a los pasajeros que suban la persiana. Una orden que suena tan arbitraria como la mayor parte de las instrucciones que se dan al viajar en avion, pero que, de acuerdo con lo que explica el personal de seguridad aérea en la red social 'Quora', obedece a motivos de seguridad.

La razón es que el despegue y el aterrizaje son dos momentos potencialmente críticos, en los que es más probable que ocurran problemas (la mayor parte de los fallos se producen durante el despegue y el aterrizaje).

Además, las tripulaciones cuentan solo con 90 segundos para evacuar a todos los pasajeros en caso de emergencia. Por eso es necesario que la aeronave esté preparada para cualquier eventualidad: las salidas de emergencia deben estar libres de obstáculos, los pasajeros deben estar sentados, con el cinturón de seguridad abrochado y con el asiento en posición vertical... y por supuesto, las persianas deben estar levantadas.

Al tener la ventanilla abierta es más fácil observar si hay algún problema en los motores

Hay varias razones concretas: en primer lugar, hay que tener en cuenta que los pasajeros son curiosos y al tener la persiana abierta pueden observar si hay algún problema en los motores y avisar de inmediato al personal de la aeronave. "En caso de emergencia, el presonal necesita saber rápidamente qué lado de la aeronave es más seguro para desembarcar. Dejar la persiana abierta permite tomar la decisión con rápidez", explican.

El personal necesita saber rápidamente qué lado de la aeronave es más seguro para desembarcar

En segundo lugar, está la iluminación de la cabina. Al entrar la luz del sol, tanto los pasajeros como el personal de cabina están más acostumbrados a la luz y se evitan los deslumbramientos si hay problemas. Además, así la tripulación puede ver con más claridad en el interior de la cabina. Lo mismo ocurre con el personal de tierra.

Aerolíneas Viajes
El redactor recomienda